Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 10 de junio de 2021
12 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Para Mamá Cultiva la legalización del autocultivo de cannabis “es un buen paso para arrancar, pero falta mucho más”

- Publicidad -
- Publicidad -

Dado que se implementó la reglamentación de la ley de uso medicinal de cannabis, en la mañana de ayer Florencia Nejamkin, integrante de la agrupación Mamá Cultiva, fue contactada por la radio local Medium 99.5 y dialogó en el programa Rompan Todo sobre la legalización del autocultivo.

 

- Publicidad -

Tal como reflejaron los medios ayer, el gobierno legalizó el autocultivo de cannabis para uso medicinal y, previa inscripción en el nuevo Registro del Programa de Cannabis (Reprocann), se autoriza el acceso al cannabis y sus derivados. También, se habilita la venta de aceites en las farmacias y el Estado impulsará la producción pública para usos medicinales y terapéuticos.

En este marco, Chelo Barrios como responsable de Medium, medio local que puede verse y escucharse a través de streaming de video en www.medium995.com y desde 99.5 del dial, tuvo la iniciativa de contactar a la agrupación Mamá Cultiva para charlar sobre el tema.

Mamá Cultiva es, tal la palabra de Florencia Nejamkin, una organización sin fines de lucro que surgió en 2016 y desde su origen se encarga de “acompañar y orientar a las familias o a las personas que se acercan con dudas acerca del cultivo de marihuana y lo que es la terapia con la planta de cannabis”.

A partir del acompañamiento a distintas familias, en especial a las madres ya que el inicio de la agrupación se dio con quienes empezaron a cultivar marihuana al no encontrar respuesta para las condiciones de salud que presentaban sus hijos yhallaron en la planta una solución que la medicina o los medicamentos tradicionales no les daban, comenzaron a practicar terapias con aceite de cannabis.

Dentro del grupo de personas que cultivan marihuana, se encuentran cultivadores solidarios, tal es el caso de Florencia. “Empecé a cultivar por mí, porque tenía algunos desajustes en el insomnio y en elapetito, me empezó a hacer bien y cuando me di cuenta los beneficios que tenía la planta me acerqué para poder acompañar a otras familias que tenían las mismas dudas como cuando arranqué yo”, contó.

“Hasta el día de ayer (jueves), por la actividad que venimos desarrollando desde hace tantos años, nos cabían entre 4 a 15 años de prisión y la realidad es que todos los días me levantaba sabiendo que corría ese riesgo, pero era lo que veníamos hablando desde la organización: no veníamos a pedir permiso, sino el reconocimiento de que la planta tiene realmente muchos beneficios. Mejora la calidad de vida y es una locura que sea ilegal sabiendo que da tantas respuestas a tantas condiciones de salud”, agregó.

Consultada sobre qué es lo que hace ilegal a la planta, la representante de Mamá Cultiva sostuvo que “en los laboratorios hay intereses económicos y sociales atrás del prohibicionismo de la planta. Hace muchos años atrás la planta no estaba prohibida y la prohibición aparece con estos intereses que hay por detrás. Si yo te digo que podés dejar de tomar Ibuprofeno y tomar una gotita de cannabis ¿qué le pasa a las empresas o los laboratorios? Se vienen abajo, entonces tiene que ver un poco con eso”.

Quienes integran la organización brindan información y orientación para quienes toman la decisión de empezar una terapia con aceite de cannabis. Se ofrecen talleres virtuales, se comparte información por las redes sociales Instagram y Facebook y, además, laspersonas interesadas en el tema se pueden inscribir a cursos de formación. “La planta tiene un proceso anual de crecimiento y enseñamos a cultivarla para después poder extraer el aceite”, puntualizó Florencia.

A propósito, la organización que tiene presencia en La Plata, Capital Federal y Entre Ríos, se sostiene gracias a la posibilidad de que las personas aporten bonos al sumarse a las actividades que se brindan. De esta forma, Mamá Cultiva se sustenta de la comunidad que “entiende el camino que llevamos adelante y que no tenemos ninguna ayuda”.

“Nosotros decimos que somos una comunidad y desde la páginas se contactan con nosotros, nos dicen ´quiero formar parte de la organización, quiero ayudar´ y ahí arrancamos con alguna actividad, siempre son bienvenides”, mencionó al respecto la integrante de la organización.

 

En busca de la liberación total

 

En 2016, luego de la fundación de Mamá Cultiva, se logró implementar una ley que, según Florencia, “quedó corta, fue una mentira” ya que lo único que amparaba era la epilepsia refractaria como condición de salud y no estaba legalizado el autocultivo. “El aceite se tenía que comprar en el exterior, no terminaba de ser beneficiosa esta ley ni era como queríamos nosotres. Con lo del jueves, hay una rereglamentación de esa ley donde se considera viable el autocultivo y además ahora el estado se hace responsable de garantizar el acceso al cannabis. Aquellas personas que no tengan cobertura social, por ejemplo, van a poder acceder de manera gratuita al aceite, también se va a poder ir a comprarlo a la farmacia y, si no se quiere nada de eso,  se van a poder cultivar las plantas sin ser criminalizado y básicamente ir presos”, explicó.

Así, con la implementación de la ley, se dio la apertura de un registro que con la receta de un médico se puede acceder al autocultivo desde la legalidad. Florencia afirmó que “lo que nosotres decimos desde la organización es que queremos la liberación total porque la planta es una sola ya sea para lo recreativo o lo medicinal. Para nosotres todo el uso o relación con la planta, es terapéutico y estamos pensando en una ley superadora que tiene en cuenta un montón de esas cosas que quizás esta ley sigue quedando corta. Es un buen paso para arrancar, pero falta mucho más”.

En el mismo sentido, la integrante de Mamá Cultiva agregó que “con la situación socioeconómica que estamos pasando a través de lo que viene siendo la pandemia y lo que es el neoliberalismo, lo que venía siendo antes con la anterior gestión, ahora esta posibilidad de cultivar el cáñamo tiene un montón de beneficios porque la planta de marihuana permite desarrollar una industria que no estamos teniendo en Argentina y tenemos suelo súper rico para cultivar y plantar a lo largo y lo ancho de todo el país. Entonces, la propuesta más superadora es en este sentido de pensar nuevos proyectos de ley para pensar cómo podemos abordar esta temática de una manera más integral”.

Por último, al ser consultada por el próximo paso de lucha, Florencia marcó que “esta es una apuesta mucho más grande ahora porque es seguir acompañando a todas estas personas y además entender que la planta tiene muchos beneficios, queremos que se siga investigando y que se genere una industria del cannabis, entendiendo que tenemos todos los beneficios del país para poder incursionar en esto”.

 

Melina Gómez

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img