Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 25 de mayo de 2022
9.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Oscar Bissio, presidente de El Fortín: “Llegamos para quedarnos”

Habló con La Mañana.

- Publicidad -
- Publicidad -

De cara al inicio de la actividad de la Liga Deportiva destaca la vuelta de un gigante dormido. Se trata del Club El Fortín, un pilar de la historia futbolera vernácula que desde 1997 no se sumaba al fútbol oficial. Este renacer tiene como responsables a muchos bolivarenses que consideraron que la rica historia de la institución merecía la vuelta a los primeros planos.

Ese grupo de entusiastas está liderado por el reconocido periodista Oscar Andrés Bissio, presidente del club e impulsor de esta nueva aventura. Tras un paso por el fútbol rural el año pasado, el club de la V retorna a su lugar en el mundo para seguir escribiendo páginas doradas.

En un mano a mano con La Mañana, Oscar desmenuza los por qué de esta vuelta, analiza la actualidad y se anima a proyectar un futuro muy venturoso para la institución.

Venimos de un 2021 en donde El Fortín volvió a la actividad futbolística en el rural. Ahora el club se posiciona nuevamente en la Liga Deportiva como uno de sus animadores ¿Cómo surgió esta posibilidad?

– Tomamos esta decisión tras un estudio previo que hicimos al asumir en el club. El análisis arrojó la idea de comenzar en el Rural Recreativo para empezar. Me pareció una buena idea, la cual contó con la aprobación de todos los compañeros. Recién iniciábamos la gestión, no contábamos con el dinero suficiente para otras campañas, el rural nos pareció accesible y además era el torneo ideal para ponerlo nuevamente en una cancha de fútbol después de 24 años.

¿Qué pensás de este reverdecer de la Liga Deportiva?

 – Estoy feliz, no esperaba tan rápido el retorno del campeonato local, el cual cuenta con una maravillosa historia. Es una vuelta de tuerca por parte de la dirigencia local a la que critiqué en su momento por irse a Pehuajó y Olavarría. Siempre pensé que se podía y se pudo. Es fundamental sostenerla, ya que es fácil volver, lo complicado es mantenerla con todo el sacrificio que eso implica. Hay gente importante como Antonio Pierguidi, que está con unas ganas tremendas aportando su experiencia para crecer.

 Se nota que está con muchas ganas y enseña una serie de cosas a la que Bolívar no está acostumbrado. Cuenta con otra dinámica y hay que aprovecharlo. El junto a Alberto Tomasini, Gerardo Sardón, Walter Abosalech, “Pitin” Etcheverry, Daniel Soler y todos los delegados de los clubes aportaron mucho para este retorno.

¿Por qué El Fortín no participa del Interligas?

– Paso a paso. Primero el rural, luego este proyecto para que el club vuelva a la liga, algo que considerábamos que debíamos hacer en tres años. Nos animamos ya que no hay tiempo que perder. Llegamos para quedarnos definitivamente. El Fortín es el tercer equipo más ganador de la historia y proyectamos muchas cosas para mantener viva esa historia. En 2023 vamos a ir por las escuelitas de fútbol, tanto masculina como femenina.

¿La idea es nutrir a la Primera con la cantera de aquí a algunos años?

 – El otro día hablé con “Ranita” Hernández de Casariego a quien le brillaban los ojos de la emoción y me dijo: “estamos a cuatro años de formar el primer equipo con las inferiores del club”. Eso pretendo para El Fortín. Aprovecho para contar una anécdota: el otro día se me alunó un pibe del plantel y se fue alegando que estábamos trayendo jugadores de afuera. Le expliqué que mí sueño era que los once titulares fueran de las inferiores del club, pero no tengo ni Reserva en estos momentos. Pudimos formar un buen grupo con una base local. Creo que para ser competitivos, en esta oportunidad fuimos a buscar jugadores afuera.

Remarcaste que es la génesis de un proyecto que aspira lograr una identidad y adaptarse a la competencia para ser competitivos ¿Pensás que este 2022 será un año en donde el equipo hará una participación “testimonial” o te ilusionas con logros desde lo deportivo?

– Tenemos que tener los pies en la tierra. Descarto totalmente una participación testimonial, la presencia de El Fortín la estamos pensando para hacer el mejor de los papeles. Queremos clasificar al Reducido, esa es la apuesta y el objetivo. Sabemos que hay rivales complicadísimos. El fútbol de Bolívar se está semiprofesionalizando y es interesante. Aprovecho para agradecerles a todos los clubes, quienes nos ayudaron mucho, facilitándonos el camino.

Desde el 10 de febrero encaramos un trabajo muy serio con el entrenador Diego Cuello. El es un DT joven, el cual tiene muchas experiencias, tanto como jugador o formando cuerpos técnicos. Está en el momento ideal para explotar todos esos conocimientos al frente de un plantel y así dar el “batacazo”. Considero que sabe conducir y comunicarse con los chicos, priorizando el grupo humano.

Creo que ese detalle es primordial y me pasa con los colaboradores del club, con quienes estamos peleando la personería jurídica, algo que será una realidad en corto tiempo. También apuntamos al predio de la Escuela Nº 6. Nos lo van a otorgar para hacer un lugar de entrenamiento. Además está la 140, lugar en donde proyectamos que con el tiempo El Fortín será local allí.

Sos un tipo que viene de otro palo ¿por qué embarcarte en este sueño?

 – Era un club abandonado, saqueado, donde se robaron muchas cosas. Miro para adelante y en el marco de esa visión estamos en marcha. Todo parte del recuerdo a mí padre, quien fue un dirigente importante de la década del 70 junto a “Poroto” Rodríguez, Salinardi, Fernández y tantos otros. Hicieron las cosas tan bien que campeonaron por última vez en 1978. Además la institución estaba viva, algo que ahora no pasa.

 Tengo 54 años y la vida pasa mucho más rápido. Se acorta la mecha y hay que concretar los sueños. Al periodismo siempre lo voy a amar, pero no estoy haciendo lo que quiero, que sería un portal de economía municipal. Ahora estoy abocado al club, con Mary (su compañera) como familia. Me lleva tiempo, me hace feliz y me siento vivo. Además yo viví mi infancia allí, porque mí papá me llevaba al club y a la cancha. Tengo vivo el recuerdo de cuando fuimos campeones por última vez. El gol del “Pato” Demassi que nos dio el campeonato y los gritos de papá (su voz se quiebra de emoción).

 P.L.P

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img