Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 04 de junio de 2021
12.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Opinión: De esto y aquello

Nota 1468 - (4ª Época) Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

- Publicidad -
- Publicidad -

Esto de las vacunas, ha sido el timo más grande al pueblo argentino. Y no deja de ser alarmante y curioso que no haya políticos que digan y alerten sobre el cuento del tío, o políticos que no se atrevan a hablar en serio.  Y no solamente por el nefasto hecho de traicionar a padres y abuelos, mientras se vacunaban  los hijos e hijas, y los nietos y nietas y novias de ellos y novios de ellas y la polifacética variedad de amantes y amigas o amigos y amiguetes. Pero lo inhumano ha llegados a límites insoportables en bien nacidos, o en democracia, o en plan cristiano, porque mucho Papa y demasiado pecado. En  una palabra es  inaudito  que en esta Argentina de hoy se olviden  normas democráticas, normas del buen hacer entre personas pues da la impresión que así como se han vacunado los que en su momento no debían, es decir casi todos, es curioso que personas mayores con las cuales se llenan la boca y que no son oficialistas y que andan por otros padrones se hayan caído de la red. Llama la atención.

- Publicidad -

Porque al cabo todo se ha convertidoen un embeleco o engañifa.Porque sin ir más lejos el otro día con las elecciones de los radicales me contaban que en un pueblo del que no recuerdo el nombre pero de la provincia de Buenos Aires, el candidato que ganó las internas, que por otra parte, según me decían no tenía mucho de radical, pero ahí estaba con los radicales; y ganándoles. Y dejando matices a un lado que a veces son tremendos contrastes que tiran al traste las líneas ideológicas,la anécdota, es que buena parte de la campaña se pagó con dinero peronista. O sea, que el candidato vaya a saber para donde rumbeará, en un país donde los rumbos hace tiempo existen para desorientar a las veletas. Las de verdad y la enorme cantidad que se dejan rumbear.

Bien y esto mismo está pasando desde hace varios quinquenios en el total panorama político que echan mano de lo que venga, en unos sitios más que en otros; y pocos a  conciencia y dignidad en alto y como está escrito en la conciencia de cada uno. Pero transfuguismo al fin. Porque las trayectorias no son para tirarlas por la borda si el camino ha sido fructífero para la sociedad dado que de políticos hablo.  Aunque sucede, que hace tanto tiempo que los caminos para los más, y sobre todo si trabajan, son demasiado ásperos; y por el contrario los parásitos lo pasan requetebién y con alfombras. Y vacunados, faltaba más.

Es curioso cómo se dan vueltas y vueltas sin sentido para no darle sentido a la vida social. Se les ha ocurrido que la señora cada vez tiene más poder; sin embargo tiene el poder que le dan propios y extraños. No tiene poder. Se lo dan los políticos, todos, en otra traición a la sociedad. Y van tantos que el ábaco no da abasto.Un bochorno al fin porque el grito es de miedo, a pesar que tiene a todos a su favor, hasta que se demuestre lo contrario. El que grita tiene miedo.La política  argentina emanada de los políticos argentinos lleva años fomentando el desamparo y la pobreza. Pobreza en uno de los países más ricos de la tierra, y sus políticos se jactan de poder alimentar a medio mundo y sin incapaces de dar de comer a millones de argentinos. Y en un país donde todo está por hacerse, incapaces de darles trabajo para que coman dignamente. Por si no bastare, se dedican a las fiestas y a los velorios pero le tienen miedo a la Constitución, que no a la pandemia; y se roban las PASO.

Y se ha llegado a tal extremo que de lo único que se habla y debate de verdad, y con un empeño que borra demás empeños, es si él es presidente y ella tiene elpoder, como un gran debate, cuando lo que se debería preguntar cada uno de los millones de argentinos, cuanto nos falta a este paso para llegar a Caracas.  En una palabra que ninguno de los dos ocupa su lugar y solo se nos presentan rencillas  malmaridadas que al punto cabe preguntarse si no será tramoya, para la galería. Que dos hemiciclos, un ejecutivo y un tribunal sito en Talcahuano decidan sus vidas y las nuestras por los gritos destemplados de una señoraes cosa inentendible y estupefacta.Lo que importa es que en Argentina hay un drama real y cotidiano creado por la maldad e impericia de los políticos y en ello entra la omisión y la comisión y esto es lo que hay que discutir, no las añagazas que cuatro tunantes y tunantas echan a diario por los costados cardinales de la patria y mantener entretenido al personal.

Y que Argentina mire azorada como termina el fulbito, me hace recordar al fulbito de hace seis años. Y lo curioso es que para empezar no saben las leyes del fulbito y empezamos mal y terminaremos peor. Como con el anterior y el anterior y el anterior y muchos anteriores. Y pensar que hace cien años Ortega en “La rebelión de las masas” hablaba de la masificación de los cerebros de los que pretenden mandary terminan desmandados, pero nadie les demanda ni con votos ni con cárcel. Ellos tienen la masa en sus cerebros. Y no olvidar que nada hay más maleable que un cerebro, o mil cerebros,o miles de millones de cerebros; y más con las herramientas que cuentan hoy en día para la faena, y que Ortega ni veía ni soñaba. Porque si esta nación no se hubiera convertido en masa gracias a los cerebros masificados de quienes mandan no estaríamos donde estamos. Este populismo no es otra cosa que la masa de la que hablaba Ortega.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img