Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de mayo de 2024
7.1 C
San Carlos de Bolívar

Opinión: De esto y aquello: Nota 1564 (4ª Época)

- Publicidad -
- Publicidad -

Es inentendible que los buenos se dediquen a romperse entre ellos mientras todo lo que presentan los de enfrente y además como es habitual, siempre enfrentados con quien sea; pero están devaluados. Hoy no pesan, y curiosamente andan mintiendo, que la señora está proscripta, cuando todos saben que es mentira, pero seguramente será verdad si los números cantan bien para los buenos. Y sin embargo, los buenos parecen tontos o juegan a ello y desmerecen los momentos oportunos. Y las oportunidades en materia electoral cuando no se las realiza se pierden para siempre. Es inaudito, que básicamente, a los radicales, no les interese adelantar las elecciones para que este pueblo que tanto aman ellos y los otros, no se desangre diez meses más. Es inconcebible que te respondan que hay que respetar los términos, porque de esa manera se salva la democracia, cuando lo que hay de verdad, es un remedo de democracia.

Lo que quiero decir al respecto de la democracia, es que, cuándo en el corazón de La Matanza los niños no comen, justo en uno de los países en que se dan alimentos para medio mundo, no cabe duda, que alguien falla; y para este caso no es solo el desgobierno actual que ha afinado la miseria que es una barbaridad, sino todos los que hablan, aunque a ojos vistas nadie se raja las vestiduras; porque es cierto que viene de lejos, pero a su vez, casi son los mismos desde lejos. Lo curioso, es que tan desmesurado dramano se ha visto nunca como ahora con estas gentecillas; y no hay democracia ni son demócratas todos los que se sientan a cuenta de la democracia.

Cuando indios truchos, es decir que no son indios, se quieren quedar con lo que hay debajo del sitio apropiado, o se apropian por orden del desgobierno actual, a la vez que se discute eincita a rupturas mendaces; y vaya uno a saber para quien trabajan, nacionales o extranjeros. En cuyo caso guste o disguste solo hay democracia barata y deleznable,pues por lo regular a los indios de verdad, los del norte, los basurean hasta el punto de quitarle hasta las canillas puestas para la foto; en consecuencia, la democracia esta mocha, como poco. Incluso el hecho de que cualquiera pueda reunirse y manifestarse no es democracia si te quitan la libertad de andar. Algún día serán demócratas las manifestaciones cuando usen un sólo carril.

Mientras tanto causa pavor lo mal que viven los argentinos, en general, aunque no se den cuenta; y en particular, aquellos que trabajan. Y ni que decir de aquellos que reciben planes, pero deciden no trabajar y creen que viven bien, desconociendo que les falta mucha vida para vivir bien. Y ni que decir que causa más pavor las estupideces que pueden hacer y decir buena parte de la grey política. Parece como si a cada hora que pasa sea menor el peso de las ideas y de la cultura; y por ende al lar que los vio nacer. ¿Hay patriotismo en Argentina? Pasan y pasan los años y nunca cambia el horizonte. Hace un siglo que el Paraná baja y baja y baja, y nunca hay electricidad que alcance, porque prefieren que dos ventiladores de mesa ya lleven al apagón. Y parece que les gusta.

Se relamen cuando no hay luz y llevan años y años y ahora se agudiza. Por lo demás son hasta incapaces de poner un molino o diez o los que sean necesarios. Pero ahí andan comprando y vendiendo las empresas que generan la poca electricidad que anda por la capital y son incapaces de agrandarlas. Por lo tanto se corta por las líneas de alta tensión para que no tengan unos y tengan otros. Pero el negocio está atado y bien atado; y sin que de patadas. En suma que tampoco hay total democracia si los demócratas te hacen subir andando diez pisos o dos que para el caso da igual. O no puedes planchar el guardapolvo de la nena Lo curioso es que Pami paga un dólar por curar, que me parece no llega,por una consulta; y los que desmandan recién llegados y de nada entienden y sobre todo procuran que los demás no entiendan, ganan por los veinte y cinco mil dólares; y generan enfermedad. Así da gusto ser politiquillo. Traigan la definición de enfermedad y verán que no aciertan una y ese desacierto lo tienen asumido porque les permite vivir; y sobre todo, porque a los radicales y compañía se les ha metido en la cabeza no adelantar las elecciones porque suponen que van a ganar por afano. Pero eso era ayer y hoy ya no tanto; pero nadie sabe qué sucederá mañana, o anden tan alicaídos que gane el que menos se espera; y otra vez a empezar. Y aunque será de otra manera no se puede olvidar que con las idas y vueltas los argentinos de cualquier edad han sufrido económicamente de tal manera que van a necesitar los jóvenes años para llegar a una cierta garantía de buena vida.

Y los que tienen más de setenta ya se han jodido; pues son jubilados, y en este país no se los tiene en cuenta. Y a otra cosa. Y en consecuencia la democracia como tal no abunda por estos parajes nacionales. Y si no hay democracia, es que los políticos no son demócratas.

 Es un resultado matemático. Falta que el tercero en discordia sea un Zelensky. Porque por otra parte lo que de verdad se atisba es que hay un vacío de poder y que en el fondo aunque no se den cuenta se está dirimiendo por bajeras si terminamos en Caracas o mejoramos La Matanza. Por el momento no se ofrece otra cosa porque a las claras se ve que nadie está a la altura del asunto. Seguimos con la indiada trucha. Que hay que tener mala leche para que caigan con esto por Cuyo,, pero por Mendoza está el radical que debería estar en la nación. https:// felipemartinezperez.com. ar

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img