Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 01 de diciembre de 2022
13.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Noemí tomó el lugar de asadora de la Rural y lo hace con suficiencia

Una mujer asumió el rol que dejó Salchicha Díaz. El fogón central de la Rural ahora está en manos femeninas.

Para ratificar de algún modo que vivimos la era de la mujer, que con toda justicia viene ocupando espacios que hasta hace un tiempito nomás le estaban reservados al hombre, Noemí Ocampo es el nombre de quien se hizo cargo de los asadores en el restaurante El Fogón, luego de que la triste desaparición del histórico Salchicha Díaz amenazara con apagar los fuegos, aunque sea por un instante, en el emblemático lugar ruralista.

Hacerse cargo de ese puesto es toda una aventura, un compromiso inigualable y también un distintivo galardón para los amantes de las brasas y las llamas que doran carnes. Porque también es ponerse al hombro y continuar toda una rica historia de inigualables asadores que a lo largo de casi una centuria le pusieron sello de calidad a tantos almuerzos y cenas servidos en el predio de esta magnífica Rural.
Salchicha fue uno de mis maestros, sin dudas –refiere Noemí-, y él dijo que yo sería su sucesora. Lo tomamos como en risa, pero hoy estar acá y haber podido asar el sábado para la cena grande, para 365 personas, fue muy importante para nosotros y el domingo para 280”.

Noemí habla de “nosotros” y en ese nosotros está incluido su pareja, Ariel Almirón, quien tiene claramente asumido su rol de ayudante, aunque a nivel doméstico dice entre risas que siempre le toca a él encender el fuego.

“Me emocionó mucho tener que reemplazar a Salchicha. Le dediqué una historia en Instagram y Facebook y la verdad es que el sábado estuve todo el día embargada por la emoción. No quería defraudarlo en nada y sabía que desde donde esté estaba presente junto a mi. Es un compromiso importante y estoy muy agradecida a la Sociedad Rural por darme este espacio”.

Pero no es la primera vez que te toca asar en la Sociedad Rural…

“No. En realidad vengo desde antes de la pandemia haciendo algunos asados cuando Salchicha no podía venir. Tanto Fernando como Norma, Laura, Ana Lisa, etc., siempre me dieron un lugarcito. Si había que hacer 5 bondiolas yo venía igual. Así que siempre estaré muy agradecida a ellos que me han tenido tanto en cuenta”.

Noemí insiste en que, justamente, el buen asador es aquel que le pone la misma pasión y entrega a unas tiritas a la parrilla que a un asado con cuero. El primero de estos últimos lo hizo acompañada por Díaz y luego ya se largó sola.

El martes hubo una demostración de un asador entrerriano que convocó a mucha gente. Noemí y Ariel estuvieron entre los presentes y dicen que les resultó interesante. “Cada cual tiene su técnica y está bien. A mí no me gustó lo de la carne colgada, pero respeto lo que cada uno hace”, nos dice con sonrisa pícara.

¿Por qué te dedicaste a esto?

“Me fue llevando la cocina. Mi papá me ponía a asar cuando yo tenía 10 años, pero era para que me quedara quieta en la manga. El me llevaba a las yerras. Después a los 22 años comencé a trabajar en la cocina del Hotel San Carlos, fui cocinera de Zoom, de La Coruña. Estuve en grandes restaurantes y allí siempre se aprende mucho. Todo lo que sé lo aprendí en esas grandes cocinas. Luego me retiré por 10 años de la cocina y trabajé con la señora Coqui Montes de Oca. Más tarde tuve la concesión del Centro Navarro donde me hice más conocida. Ahí quizás fue mi lanzamiento porque nos tocó hacer 36 fiestas en el año”.

Ariel informa que han montado “una pequeña empresa” dedicada al armado de fiestas que habrá que tener seriamente en cuenta son sólo analizar el color y el aroma que deprendía un cordero que se asaba mientras transcurrió el diálogo. Le han puesto de nombre “Power in food”. Téngala muy en cuenta, insistimos, para su próximo evento.

Una pregunta final. Jugoso, a punto o bien cocido. ¿Cómo debe ser un buen asado?

“A punto, por supuesto. Eso significa que cuando vos cortás la carne desprenda el jugo sin que se vea colorado”.

Lo dice Noemí, la asadora de la Rural, discípula de Salchicha Díaz. Seguro que tiene razón.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Edición Impresa

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img