Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 02 de junio de 2021
13.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“No es momento para hacer política sino de apoyar al señor intendente en esta guerra contra la muerte”

Daniel Salazar lanzó una campaña solidaria desde el Comité UCR.

- Publicidad -
- Publicidad -

Daniel Salazar es el nuevo presidente de la Unión Cívica Radical de Bolívar. Ganó las elecciones internas el pasado 21 de marzo y asumió el viernes de la semana pasada de manera virtual, cuando Alberto Amado (reemplazante del renunciado Juan José Nicola) le pasó el bastón de mando. Y el sábado hicieron una reunión ampliada, con la participación de afiliados, dirigentes locales y seccionales.

En las últimas horas Daniel sufrió el duro golpe de perder a su hermano Ricardo “Diki” Salazar; pero logramos entrevistarlo el domingo para que nos contara sobre este desafío que asumió por los próximos dos años.

- Publicidad -

Una semana muy esperada, pasaron casi dos meses des que ganaste hasta que asumiste…

– Sí, una espera de aproximadamente 70 días, nosotros ya a partir de los 20 ó 25 días estábamos en condiciones de asumir; pero vinimos esperando por respeto a la situación sanitaria actual que tiene el Partido de Bolívar. Incluso en el Comité Provincia tuvieron un criterio parecido; pero finalmente los plazos se van cumpliendo, el jueves asumieron las autoridades provinciales en La Plata, quedaban dos o tres distritos en la provincia sin asumir y nos indicaron que lo hiciéramos lo antes posible para terminar con todo el trámite de la Junta Electoral.

Una asunción rara, uno siempre acostumbra a ver el traspaso de mando formal que lamentablemente la pandemia no permitió…

– Claro, cuando hay un cambio de autoridades lo ideal es que esté toda la gente presente como se hizo a lo largo de toda la historia. Lo de la pandemia es tan complicado y tan atípico que en este caso abarcó a la asunción también. Tratamos de hacerlo con la mayor discreción, no dimos publicidad ni llamamos al periodismo porque era una ceremonia casi íntima entre los afiliados radicales.

El tema de la asunción se caía de madura, si se hizo la elección, tenían que asumir…

– Claro, pasa que en este país bendito ha habido elecciones en clubes de fútbol, votaron los ciudadanos bolivianos, se votó en Río Cuarto (Córdoba). Este es un tema interno de la Unión Cívica Radical y son pasos que inexorablemente hay que cumplirlos. Quizás en otros partidos no hay esta democracia interna que estamos ejerciendo nosotros.

¿El traspaso con Alberto Amado fue el viernes?

– Sí, hicimos dos actos virtuales. El primero el traspaso del mando de Alberto Amado, que tenía un mandato que venía prorrogado desde diciembre pasado. Y el sábado hicimos una asunción formal, nos acompañaron los distintos sectores que se insertaron en la Comisión Directiva, estuvo Sergio Croce que dio su mensaje, también Julio Ruiz, que se expresó de igual manera, y todos coincidimos en que el objetivo de esta comisión es la búsqueda incesante de la unidad de la UCR, tal cual lo proclamamos los tres candidatos durante la campaña. También contamos con la presencia de legisladores de la Sección, la diputada Alejandra Lordén, el senador Alejandro Cellillo y la flamante vicepresidenta del Coité Provincia, la intendenta de Arenales, Erica Revilla.

También te acompañaron algunos afiliados…

– Sí, en un momento había casi 80 personas participando. No es el escenario soñado para uno después de tantos años de militancia, uno sabe lo que representa ser el presidente de un partido político con tanta historia como es el radicalismo; pero hay que adaptarse a los nuevos tiempos y fundamentalmente el respeto al dolor que han pasado los familiares de las más de 100 personas que han fallecido en Bolívar producto de la pandemia, por los muchos internados que la están peleando también.

Desde 2012 no había elecciones, y terminás asumiendo tras ganar la última y de haber sido dos veces vicepresidente…

– Sí, hay mucha gente joven que se está sumando, que tiene mucho para aportar, uno aporta más desde la experiencia, de haber recorrido tantos caminos. Surgió esta posibilidad, sabíamos que era una elección muy difícil porque había dos correligionarios con muchos pergaminos del otro lado como Sergio (Croce) y Julio (Ruiz), eso hizo que el pueblo radical entendiera la importancia de la elección y fueron 1.500 votantes, fue la elección de mayor porcentual de votantes que hubo en la provincia de Buenos Aires, con una participación del 51%. Eso hace que a los que estamos en estos momentos en el comité nos quepa una gran responsabilidad de acá para adelante, porque se ve que el radicalismo está vivo, que tiene ganas, que quiere volver al municipio y ha depositado en esta Comisión Directiva las esperanzas de que encontremos las herramientas para concretar la unidad en primer lugar, si lo logramos será fácil recuperar el municipio porque material humano sobra, porque no es sólo ganar una elección si no sabés para qué querés el municipio, queremos ser una alternativa con propuestas.

Ustedes sin haber sido un grupo de grandes triunfos históricos dentro del radicalismo han tenido varios presidentes: Carlos Díaz, Hugo González, Jorge Casquero, ahora vos…

– Sí, mi alegría es haber llegado por los votos, porque muchas veces cuando hay acuerdos podés llegar; pero en este caso se dio por el voto de los afiliados y con una afluencia importante de correligionarios, eso me llena de orgullo. Yo vengo de una familia muy radical, con tradición en el radicalismo, y para mi familia esto es muy importante.

El apellido Landoni es el que más pesa…

– Claro, la historia de la familia Salazar se pierde en 1945; pero me contaba mi abuela que mi abuelo tenía funeraria, allá por 1920, y él enterraba a los radicales pobres, en aquellos años no era como ahora. Mi padre se fue a Dolores en 1945 y mi abuela con el resto de los hermanos se fue en 1946 a vivir a Buenos Aires, por lo tanto no quedó familia Salazar en Bolívar. Con la muerte de mi padre, en 1956 volvimos siendo yo recién nacido, porque en Dolores no teníamos ningún familiar, y regresamos al seno de la familia materna, Landoni.

Los Landoni tienen una larga tradición radical, mi tío Ricardo tuvo mucha actuación en el partido, fue concejal, fue candidato a intendente, toda la familia afiliada, y para mí venir de esas raíces y llegar a la presidencia es una satisfacción.

Un desafío importante es el de tratar de buscar todos los consensos para la unidad del radicalismo y el posterior ensamble con los otros actores de Juntos por el Cambio, a tres meses de una primaria…

– Una cosa es ser candidato y otra cosa es gobernar. Una cosa fue la campaña, que terminó el 21 de marzo, a partir de que asumí formalmente tengo un enorme deasfío, me siento confiado, con las fuerzas suficientes para ir a buscar el objetivo que necesitamos todos los radicales. Fundamentalmente tengo el apoyo de todo mi grupo, que está capitaneado por Juan Carlos Morán, Patricia Oroz es mi vicepresidenta, con quien trabajamos codo a codo, y además Sergio Croce y Julio Ruiz son dos caballeros que participaron del acto de asunción, se sumaron e hicieron votos para que esto funcione.

Tenemos poco tiempo, el 24 de julio cierran las listas, tenemos dos meses por delante, por lo tanto el primer mes será para acomodar las cosas dentro del partido y el segundo mes empezar con las charlas para conformar una lista que de acuerdo con lo que venimos hablando con los referentes de los otros espacios será de unidad, así lo deseamos todos. Esperemos que con los socios de Juntos por el Cambio lleguemos a buenos términos para conformar una lista potente para darle al Partido de Bolívar una apoyatura política para ver si podemos en 2023 desarrollar una fuerza importante para recuperar el municipio.

Una Comisión Directiva a la que ingresan vocales de las otras dos listas…

– Sí, van los cuatro de arriba nuestros, Patricia Oroz vicepresidente, Noelia Barreiro como tesorera y Nicolás Piermattei como secretario. Y después de los 12 vocales hay 5 que nos corresponden a nosotros, 4 al grupo de Sergio Croce y 3 al grupo de Julio Ruiz. Están integradas las tres listas; pero al margen de eso lo importante son los consensos que tenemos con las personas que encabezaron las listas, a veces sumar por sumar no sirve, sino que sirve el diálogo, que es la herramienta fundamental para llegar a los objetivos.

Lanzaron una campaña solidaria desde el comité…

– Sí, el mayor apuro que teníamos para asumir era lanzar esta red solidaria porque hay gente de Bolívar que lo está necesitando, desde el comité nos vamos a poner a disposición de los radicales y de los que no son radicales, vamos a tener un teléfono de contacto. Me entrevisté con la encargada del vacunatorio para colaborar en esta campaña de sumar más inscriptos mayores de 60 años, algunos que no se pueden trasladar, otros que no saben manejar internet o no conocen bien la aplicación del teléfono, vamos a darles una mano porque cuanto antes se vacunen todos, sobre todo la población mayor, menos posibilidades habrá de que se extienda este virus que ha sido muy complicado para la ciudadanía de Bolívar.

Tenemos que colaborar todos, este no es momento de hacer política, es momento de salir entre todos adelante porque acá no sabemos a quién le va a tocar, le puede tocar a un amigo, un familiar o a uno mismo. Lo importante es estar al lado del vecino de Bolívar, dejar de lado la política y apoyar al señor intendente, y solidarizarnos y apoyar al sector de la salud que son los verdaderos héroes de esta batalla que no ha terminado. No sé si vamos por el medio, si falta poco o si falta mucho; pero es una guerra contra la muerte y acá no se salvará nadie individualmente sino entre todos y solidariamente.

La gente mayor es la que ha tomado esto con mucha más responsabilidad, hay gente que no quiere salir de la casa, incluso en marzo, cuando anduvimos por la campaña, que todavía no estaba esta cepa que es mucho más fuerte que la anterior. Ya en ese momento la gente te atendía de atrás de una reja.

¿A qué teléfono se puede comunicar la gente que necesita ayuda?

– Sí, 2314-443004, a ese número se pueden comunicar, también tiene whatsapp. Cuanto antes estén vacunados los 3.000 mayores de 60 años que según los registros del municipio están faltando inscribirse, más pronto cortaremos el contagio y esta cadena de muerte que nos tiene preocupados a todos.

Angel Pesce

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img