Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 28 de enero de 2022
18.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

No entres al bosque a buscar una bruja sin un GPS

Escribe sobre cine Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

En el año 1999 se estrenó un film del que seguro en su momento aquellos que pudieron disfrutarla o pasarla mal en el cine, nunca más quisieron ir a acampar, estoy hablando de El Proyecto Blair Witch (Poyect Blair Witch, 1999). Este clásico moderno del cine de terror, explotó el fenómeno “foundfootge” (película encontrada), la premisa era simple, tres estudiantes de cine viajan a los bosques de Maryland para realizar un documental sobre la leyenda de la Bruja de Blair y nunca más se supo de ellos. Un año después de su desaparición se encontraron las filmaciones de lo sucedido en ese bosque. Este falso documental que aterrorizó a millones, figura entre los Records Guinnes como uno de los films más rentable de la historia y les voy a contar como este experimento terminó por convertirse en un fenómeno mundial.

Escrita y dirigida por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez crearon un universo alrededor de la Bruja de Blair donde ellos lograron convencer al público de que todo lo que están viendo era real, con la ayuda de una herramienta desconocida para muchos en ese momento: internet. Recordemos que era el año 1999, y el cine no realizaba sus campañas con esta nueva herramienta en desarrollo, pero ellos armaron una campaña de marketing de tal magnitud en internet que hicieron creer a muchos que todo era real. Todo fue tan real y estuvieron en todos los detalles, tal fue así que los directores les pidieron a los actores que durante la promoción del film no tuvieran apariciones públicas, para hacer más realista toda la campaña que se estaba haciendo. En el sitio web publicaron un cartel donde se veía a los tres actores con la leyenda: “Missing” (Desaparecidos), tal fue el impacto de todo esto, que la madre de la actriz protagonista HeatherDonahue, recibió cientos de cartas dándole el pésame por la muerte de su hija.

- Publicidad -

Para encontrar a los tres actores protagonistas, los directores realizaron una publicación en una revista que era muy leída en el ambiente, la publicación decía: “Audiciones para un largometraje improvisado, filmado en un bosque, va a ser un infierno y la mayoría de ustedes no deberían venir”, se presentaron más de 2000 aspirantes. Los tres actores elegidos fueron la mencionada HeatherDonahue, Joshua Leonard y Michael C. Williams. Una vez armado el equipo viajaron al bosque donde estuvieron 8 días de rodaje, los tres actores solo recibieron 35 páginas del guión, ya que los creadores querían que la mayoría del film fuera improvisación, por lo que todas las líneas que dicen los actores son espontáneos y la mayoría de los sustos son reales y se iban dando naturalmente mientras se adentraban al bosque. En una de las escenas Heather grita: “¿Qué diablos es eso?”, la actriz realmente estaba asustada porque veía una figura blanca en el bosque con una máscara. Resultó ser un integrante del equipo disfrazado en el medio de la noche. Hablando de la actriz, en una entrevista contó que antes de comenzar el rodaje, se compró un cuchillo porque sentía miedo de compartir el rodaje con dos hombres totalmente desconocidos y no sabía en que se estaba embarcando.

Cada vez que los actores llegaban a un punto de referencia que los directores le habían asignado se encontraban con pequeñas anotaciones para cada actor, donde les decían los conflictos y a partir de ahí se desarrollaba la escena. Los directores les pidieron a los actores que siempre estén en personaje y si se veían desbordados usaran la palabra clave: “tacos”. Para generar más tensión y desesperación entre los tres protagonistas, los directores les mandaban menos comida cada día que iba pasando de rodaje. Los tres protagonistas realizaron ellos mismos las filmaciones que terminamos viendo en corte final, no se usaron camarógrafos profesionales. Uno de los actores tuvo un curso intensivo sobre el manejo de una cámara de 16mm.

Durante la noche se suceden situaciones que los actores desconocían que iban a suceder. Uno de los sustos reales que se llevan los protagonistas es cuando la carpa se sacude de forma violenta mientras ellos dormían, esta hazaña la realizaron los mismos directores. Otro gran susto es el momento donde se escuchan niños a lo lejos. Esto se realizó colocando parlantes escondidos en el bosque, usando grabaciones que uno de los directores había realizado en una plaza cerca de su casa.

Los dientes que se ven en una de las escenas son reales y fueron provistos por el dentista de uno de los directores.

Para el final del film se realizaron cuatro versiones porque la distribuidora no estaba convencida con el final, pero los directores lograron convencerlos que ese final elegido que la historia pedía.

Los fanáticos de film, viajaban hasta el pueblo donde se realizó la película para hacer sus propias investigaciones, aunque al final de los créditos se decía que todo era invento y que la bruja no existe.

Es claro el impacto que tuvo el film y su forma de rodarse. Abrió la puerta a un género que se fue expandiendo y nos trajo joyas como Actividad Paranormal y Rec. Fue un éxito sin precedentes que hasta el día de hoy nos sigue asustando y si vas a acampar pensalo dos veces, nunca se sabe que puede haber que puede estar esperando y aacechando.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img