Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 27 de septiembre de 2021
8.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Ningún intendente había sufrido manifestaciones en su domicilio

Lo ocurrido ayer en el domicilio del intendente Marcos Pisano, no lo sufrió ninguno de sus antecesores que ocuparon el sillón de Belgrano 11 en Democracia.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo ocurrido ayer pasadas las 16 horas en la calle Pellegrini, domicilio del intendente Marcos Pisano, no lo sufrió ninguno de sus antecesores que ocuparon el sillón de Belgrano 11. A ninguno de 1983 a la fecha le llegaron reclamos a su casa, todos terminaron en el municipio.

LA MAÑANA se comunicó ayer con el primer ex intendente de la democracia, Alfredo Carretero, quien desde Urdampilleta una vez más dijo tener “palabras de agradecimiento” para con el trato que recibió de parte de la comunidad de Bolívar pese a ser un “foráneo”. Julio Ruiz, quien lo sucedió en 1987 resaltó que tampoco tuvo jamás problemas en su domicilio particular, que todos los reclamos se realizaban en la Municipalidad.

- Publicidad -

Juan Carlos Reina, quien asumió en 1991, contó que “nunca me tocó pasar por algo así”, a la vez que agregó que no se había enterado de los hechos en el domicilio de Pisano. Y Juan Carlos Simón, que gobernó entre 1995 y 2009, aseguró que en 14 años de mandato jamás tuvo que sufrir manifestaciones delante de su domicilio.

José Gabriel Erreca, que llegó al poder en 2009 reemplazando a Simón, tampoco tuvo que sufrir manifestaciones de este tipo en su casa, y en igual sentido se manifestó Eduardo “Bali” Bucca, quien aseguró que todos los problemas terminaban siempre en la Municipalidad. Aunque ayer al ver lo ocurrido en el domicilio de Pisano temió que también fueran al suyo.

Los espisodios similares que se recuerdan de 1983 para acá (en el derrocamiento del peronismo ocurrieron varios de estos hechos, allá por 1955) tienen que ver con los domicilios de otros dos justicialistas. A comienzos de los 2000 una manifestación de SUTEBA llegó a la casa del diputado provincial mandato cumplido Isidoro Laso, sobre calle Laprida, y le pintaron el frente del domicilio con pintura verde, mientras que el ex concejal Carmelo Salonia le pateó varias veces la puerta, hecho que Laso recordó ayer como un acto de “cobardía”. De allí los manifestantes se dirigieron a la Fundación Futuro en calle Sarmiento, donde repitieron los episodios.

Y el último recordado data de 2008, cuando luego de que Julio Cleto Cobos diera a conocer su voto “no positivo” sobre la Resolución 125, manifestantes del sector agropecuario local salieron a festejar aquel hecho en una fría madrugada y al pasar por la casa del diputado provincial (suplente en ese momento) José Antonio Bucca, algunos cascotes cayeron sobre el techo de su casa en avenida San Martín; pero no pasó de allí.

Lo ocurrido ayer en casa de Pisano no pasó jamás en la historia de la democracia reciente.

Angel Pesce

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img