Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 25 de septiembre de 2021
15.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Ni Una Menos Bolívar volvió a la calle

- Publicidad -
- Publicidad -

Ayer se recordó el cuarto aniversario del surgimiento de Ni Una Menos y en todo el país se realizaron actividades tendientes a visibilizar la lucha de las mujeres contra las distintas formas de violencia machista. En Bolívar, esas actividades tuvieron lugar en el Centro Cívico, pero el domingo 2.

- Publicidad -

Como en cada oportunidad, se leyeron textos y documentos relacionados con los objetivos del colectivo, hubo presentaciones artísticas en vivo y marcha por la avenida.

Pasadas las 16 horas comenzaron las actividades, con la lectura de textos. “Desde 2015, cada 3 de junio, damos un poderoso y feroz grito. Cientos de miles de personas nos encontramos en la calle para ser la voz de quienes ya no la tienen, víctimas de la violencia femicida. Ponemos cuerpo, palabra, banderas y carteles para decir que la violencia machista mata y no sólo cuando el corazón deja de latir. Porque la violencia machista también mata, lentamente, cuando coarta libertades, participación política y social, la chance de inventar otros mundos, otras comunidades, otros vínculos”, leyó en primer lugar Stefanía Fiore, integrantes del colectivo NUM Bolívar.

“Decir Ni Una Menos es tejer una trama de resistencia y solidaridad; es el patriarcado el que inventa el guión de la rivalidad entre mujeres, del pánico moral frente a quienes no se reconocen ni varones ni mujeres tal como pretende modelarnos este sistema que asfixia. Son las redes de afecto que también son políticas las que nos permiten hacer visibles las opresiones, salir del círculo de la violencia, empoderarnos para vivir las vidas que queremos vivir”, expresó.

A esa hora, en el Centro Cívico había un buen marco para el desarrollo del acto, con presencia mayoritaria pero no exclusiva de mujeres jóvenes, con los pañuelos verdes inseparables de las mochilas.

“Cada 3 de junio abrimos en las plazas públicas un inmenso espacio de hospitalidad a cielo abierto para todas las personas que quieren decir: ¡Basta! Basta de inequidad. Basta de disciplinarnos por medio de la violencia. Basta de convertir nuestros cuerpos en cosas. Basta de ser consideradas propiedades de otros. Basta de callarnos. Basta de convertirnos en criminales por querer decidir sobre nuestros cuerpos, por querer elegir cuándo tener hijos, cuántos y con quién. Juntas generamos la visibilidad y jerarquización de la problemática de la violencia machista y el empoderamiento de los colectivos feministas. Todos y todas sabemos de qué se habla cuando se dice Ni Una Menos y el peso de la condena social cae cada vez más sobre los agresores”, continuó el documento.

Luego, en representación de la agrupación política Matria, Eliana Herrero leyó un texto en contra de la suspensión de la moratoria jubilatoria que el gobierno de Mauricio Macri no tiene intención de prorrogar.

Más adelante se presentaron las músicas y cantantes Cristina Ruiz Oliva, Nadia Marchione y Clara Tiani, Micaela Giménez y Elena Rodríguez.

Hace cuatro años, el asesinato de Chiara Páez fue un colmo de bronca y furia para muchas mujeres en todo el país. La rebelión ante la persistente violencia machista, que siguió cobrándose vidas de mujeres, trascendió las fronteras de Argentina y así NUM se convirtió en un grito para miles y miles en distintos países.

En Bolívar, un grupo de mujeres decidió salir a marchar ante los numerosos femicidios ocurridos en el país hasta que finalmente decidieron incorporarse a Ni Una Menos y a organizarse como colectivo a nivel local, en abril de 2017. Han realizado todas las marchas del 3 de junio, organizaron los paros de mujeres del 8M, los pañuelazos y las vigilias para apoyar la aprobación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, entre otras actividades.

Este domingo, las mujeres bolivarenses volvieron a salir a la calles, con intervenciones artísticas como las de Lucía Sarnari y Cecilia Salaverría, que movilizan los cuerpos y las emociones para expresar sus claros mensajes antipatriarcales.

A las primarias demandas y exigencias de “basta de matarnos”, se sumaron en estos 5 años muchas demandas más de parte de las mujeres, una vez que cada día se visibilizan con mayor intensidad y claridad las asimetrías, desigualdades e inequidades entre hombres y mujeres y disidencias, en todos los ámbitos sociales.        D.R.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img