Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 13 de julio de 2024
4.6 C
San Carlos de Bolívar

Mucho público, buen nivel, un futuro soleado

Regional de Teatro – El balance de Marcelo Curotti, consejero del CPTI.

- Publicidad -
- Publicidad -

Tras el Regional de Teatro Independiente (o Fiesta del) que se realizó en Bolívar de viernes a domingo, el consejero de la zona centro del Consejo Provincial de Teatro Independiente (CPTI), dijo en exclusiva a este diario que la propuesta rindió en lo cuantitativo, ya que se vivenciaron salas llenas y mayoritariamente de gente joven, “lo que garantiza que habrá futuro para el teatro”. También en términos de calidad artística Curotti se mostró entusiasmado: “Hubo cosas que me encantaron”, y lo demás “está bien; veo trabajo”, hacedores comprometidos y, mejor aún, buscando “una estética, un lenguaje propio”. 

¿Cómo ha sido tu tránsito por esta edición del Regional?

-Muy bueno. Empezamos en octubre a trabajar, entonces toda la parte más difícil, compleja, que es crear todos los expedientes, hacer la preselección, luego la selección, la logística, la articulación con municipios, con Provincia, etcétera, ya se hizo, entonces este es el segmento más disfrutable, pero el más complejo ya que hay que ver si todo lo que se trabajó y se planeó, rinde o no. me refiero a si por ejemplo el público concurre a ver las obras, porque como te dije la otra vez que charlamos, el Regional tiene como destinatarios a los ciudadanos y ciudadanas de la ciudad a la que vamos.

Bueno, ese propósito de que el público concurra se ha conseguido, ya que las salas han lucido espléndidos marcos. En parte es la propia gente del Regional, pero también es el público local que genuinamente ha participado.

-Cuidado que recién hoy, domingo, tenemos a todos los elencos, pero se han venido llenando desde el viernes todas las salas -y hablo de que hubo gente en el piso en algunas funciones, gente de pie, algunos que directamente se quedaron afuera, como me pasó a mí junto a diez personas más-.

Y con funciones en horarios totalmente inhabituales, como las 4 de la tarde o las 2 y media, como ocurrió hoy -domingo-.

-Ahí hay una evaluación que hacer, nosotros miramos y decimos ‘okey, vamos a ver si lo que planificamos ha salido como queríamos’, y ese es un punto a tener en cuenta.

Uno de los más importantes, supongo.

-Sí, sí.

Estimo que hay otro importante, pero difícil de ‘atrapar’: si se ha visto buen teatro o no. Lo de la cuantía es fácil de asir, contás a la gente que va a cada función y listo, pero si el nivel artístico fue bueno es algo plenamente subjetivo, no se puede medir en goles. ¿Qué me podés decir, qué palpaste entre el público?

-Te puedo compartir los runrunes que escuchaba afuera de los teatros, cuando la gente se queda charlando un ratito. Creo que hemos tenido un público muy versátil, y algo importantísimo y que no quiero dejar de subrayar es que una mayoría de la gente que ha venido es muy joven, chicos y chicas adolescentes. Es vital porque ahí está la llave del teatro, lo que garantiza que haya futuro. A gente de más de 40 vemos habitualmente en las salas, pero pasada la segunda función se nos acaba ese público, y necesitamos al otro, al que está por debajo de los 40, los 30 años, y menos también. Sin las generaciones nuevas yendo al teatro, no tendremos más teatro. Y yo escuchaba a los pibes jóvenes hablando a la salida, con sus maneras, sus formas, que son distintas a las mías, riéndose, divirtiéndose, señalando cosas que se habían dicho sobre el escenario. Cuando era pibe y me fui a estudiar teatro, lo que más me llamaba la atención era el lenguaje que usaban. Y acá escuchaba a los pibes diciendo lo mismo, ‘¿viste lo que le dijo?’. Claro, porque uno tiene la ida de que en el teatro suceden cosas importantes, solemnes, que los que están ahí arriba son gente entendida, estudiada en algo, y nada tan alejado de la realidad: en el teatro sucede de todo, y la gente va a verse a sí misma, y a pensarse a sí misma también.

Barrunto que otro objetivo del Regional es que haya variedad. De estilos, de géneros, de enfoques.

-Esa es una parte más fina, acá hubo tres juradas que hicieron la preselección y son las que realizarán la selección final. Yo no me meto en ese aspecto, no pregunto, no indago, no quiero que las cosas se presten a alguna confusión. Sería una pregunta para ellas, consultarles qué tuvieron en cuenta a la hora de seleccionar. Puede ser que haya variedad, o que haya representación de varias ciudades, o programar obras con mucha gente y otras con poca.

Puede, o no, haber sido un criterio de selección la variedad. Pero desde el lado del público, yo vi variedad.

-Claro, sí. Vimos obras con ocho actores, y otras con una sola actriz. Me parece que está bueno que en tres días, el público pueda tomar esas diferentes estéticas, poéticas, entramados. Vimos de todo, como decís vos: comedias, dramas, absurdos. Me parece que es interesante eso.  Y no quiero evadir tu pregunta anterior: lo de la calidad es sumamente subjetivo, pero a mí hubo cosas que me encantaron.

Justamente, mi última pregunta apunta ahí, vos tenés muchos regionales encima: sin pedirte títulos, obviamente, ¿en general te ha gustado lo que has visto?

-Sí, sí. Me ha gustado. Y vi cosas que me parecieron excelentes, además. Yo he podido visitar otros regionales, hace mucho que soy consejero, entonces voy viendo tanto en nuestra región como en otras aledañas, qué teatro hay. Estuve en Conurbano hace un mes, y uno piensa que allá está todo lo mejor, pero yo vi obras acá que fueron muy superiores. No quiere decir que seamos mejores, que no se mal entienda, pero yo como pibe de pueblo también provengo de esa cultura que te dice que ‘che, pero ustedes están para hacer cosas en Buenos Aires’, como si haya estuviese lo mejor, y no es así.

Dos obras le resultaron excelentes; dos, le gustaron “mucho”, y otras dos le pareció que estaban “muy bien”. Y las demás, “están bien, yo veo trabajo, veo que esta gente no ha venido a jugar a hacer teatro sino que se ha sentado, ha buscado el material, lo ha planificado, ha entrenado con sus actores o actrices, y finalmente ha intentado crear -lo más complejo- un lenguaje propio, una estética, una forma propia de decir, porque si no, nos vamos a parecer todos, como una lata de tomate que se replica y se fabrica en serie”.

Realizamos esta entrevista tras la penúltima función del Regional, que fue Lisboa, el viaje etílico, en la vereda de El Mangrullo, mientras el público se desconcentraba para dirigirse -muchos caminando- hacia Avellaneda casi esquina Belgrano, donde se halla El Taller. Un rato después de la última función, de la obra Pater, se dio a conocer la nómina de los trabajos y elencos premiados por las jurados, que publicamos en nota aparte y que incluyen varias distinciones a los participantes locales.

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img