Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
19.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Movimiento moderno

- Publicidad -
- Publicidad -

En esta columna vamos a hablar de otro de los movimientos arquitectónicos que le siguieron al Art Deco y al Art Nouveau y es el Movimiento Moderno.

Lamentablemente de este movimiento no hay muchas obras en nuestra ciudad, ya que fue un estilo marcado mucho por las nuevas tecnologías, caras para estas latitudes, pero, así y todo, más allá que se han perdido algunas obras significativas de estilo, podemos encontrar ejemplos significativos.

- Publicidad -

Tuvo varias corrientes, con distintos arquitectos a la vanguardia, el modernismo, el cubismo, el expresionismo, la orgánica, etc.

Fue un movimiento marcado por la “racionalidad” de las cosas, por eso también se lo llamo “racionalismo” o estilo internacional (InternacionalStyle) ya que se dio en toda Europa y EE.UU. durante los años 30, 40, 50 y 60.

Este movimiento buscaba una arquitectura fundamentada en la razón, las líneas sencillas y funcionales, basadas en formas geométricas simples y materiales de orden industrial como el acero, vidrio y hormigón armado. Renunciaba a toda ornamentación “menos es más” y le otorgaba mucha importancia al diseño.

Al finalizar la segunda guerra mundial y ante la crisis general, esta arquitectura se basó en la simplicidad y la producción industrial en serie, los premoldeados y los prefabricados.

La escuela alemana de la Bauhaus (1920-1930), con el Arq. Walter Gropius a la cabeza, fue una de las precursoras de este movimiento, defendiendo las premisas de funcionalidad, por sobre el leguaje arquitectónico, lo estético o toda premisa secundaria.

Fue un movimiento que se interesó mucho por el urbanismo y fomento congresos y conferencias para dar conocer sus teorías.

Uno de los principales arquitectos fue LeCorbusier, que en argentina lo conocemos por la casa Curutchet en La Plata (1949-53) y por las charlas sobre el urbanismo en Buenos Aires.

Otro gran arquitecto cosmopolita, fue Ludwig Miesvan der Rohe, con el primer edificio de vidrio y acero en NY, el Seagram, sobre Park Aveneu (1958) y Frank Lloyd Wright con la Casa de La Cascada (1937) y el Museo Guggenheim en NY en 1959.

A nivel internacional hay muchas obras, pero ninguna, salvo para los conocedores de la arquitectura, de gran exposición como si lo han sido otras obras de otros movimientos.

En Latinoamérica el paradigma de este movimiento, tanto en la arquitectura como en el urbanismo es Brasilia, con el plan urbanístico de Lucio Costa y las obras monumentales de Oscar Niemeyer (1960).

En argentina tal vez los principales desarrolladores de esta idea fueron Amancio Williams, con la Casa del Puente en Mar del Plata, Mario Roberto Álvarez y Villar con sus departamentos de la Cooperativa del Hogar Obrero y el hospital Churruca. El edifico Comega y Sáfico, el gran Alberto Prebisch con su teatro Gran Rex y su Obelisco y Clorinda Testa con el ex banco de Londres y la Biblioteca Nacional, entre muchos otros.

También la facultad de medicina es muy racional por nombrar obras conocidas, bloque gigante con repetición de ventanas iguales en los cuatro lados.

Pero ¿y bolívar?…

Algo hay. Algo se perdió.

Se perdió la estación de servicio YPF en la esquina de Urquiza y Brown, con cierto aire del estilo náutico, pero bien racional, simple, con voladizo de hormigón con curvas y con una torre.

Dentro de ese estilo, están las obras que ya nombramos, de un arquitecto muy ligado a Salamone, que fue el arquitecto Francisco Marsellian que en Bolívar construyo el mercado Municipal, el natatorio Municipal, y la delegación de Urdampilleta, todas dentro del Racionalismo Clásico y expresionista.

Otras obras son de la esquina de Laprida y Av. Venezuela, y la esquina de la farmacia Fal, en pie.

Otro gran arquitecto que trabajo acá y fue dentro del racionalismo orgánico fue el arquitecto Luis Urriza, que diseño las viviendas de la familia Pérez en la esquina de San Martin y Viamonte y la vivienda del doctor W. González en la calle Alvear. Voladizos, hormigón, hierro, ventanas corridas, afortunadamente bien conservadas.

El arquitecto Jorge Fernández López también nos dejó un legado de la arquitectura moderna con dos obras, como son la escribanía de Cieza, en Belgrano y Sarmiento y la casa para su familia en la calle Las Heras casi Roca.

Dentro de lo que es la arquitectura comercial e institucional podemos encontrar la ex Fiat en la avenida Mariano Unzué, hoy la Disco Rio, los edificios de la AFIP o ARBA en avenida Lavalle.

En lo institucional una obra con todas las características es la ex Junta Nacional de Granos en la avenida General Paz, hoy SENASA.

Buscando, observando, investigando, podemos encontrar en Bolívar obras de todos los estilos arquitectónicos.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img