Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 18 de julio de 2021
5.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Morán denunció desvío de fondos y FPV aprobó un “aporte extraordinario”

En la 5ta. Sesión Ordinaria desarrollada el pasado lunes.

- Publicidad -
- Publicidad -

El Honorable Concejo Deliberante de Bolívar realizó el lunes la quinta sesión ordinaria del 2021. En realidad una parte de la oposición (José Gabriel Erreca y su suplente Emilia Palomino, de la UCR, y Laura Hernández y Alejandra Andrés, de Juntos por el Cambio) le habían solicitado una sesión especial; pero la convocatoria fue a una ordinaria y con un único tema, el ya debatido en la sesión anterior que tenía que ver con el pedido de un aumento en las horas extras y las bonificaciones  para el personal de salud.

En el inicio el secretario Leandro Berdesegar estuvo a cargo de la bandera, se aprobó por unanimidad el acta de la asamblea del pasado 5 de mayo. De ahí fueron directamente al tratamiento del expediente presentado por los bloque de la Unión Cívica Radical y Juntos por el Cambio por el cual se le pedía al Ejecutivo aumento en el sueldo básico y las horas extras para el personal de salud, el cual recibió tratamiento sobre tablas y se abrió el debate.

- Publicidad -

Erreca, la insalubridad y el uso de las redes

Erreca insistió en que la insalubridad quedó afuera del tratamiento porque no depende del municipio otorgarla, y tampoco implica una modificación en el salario sino en el régimen horario y en la cantidad de años para acogerse al beneficio de la jubilación.

El presidente del unibloque de la UCR venía molesto por posteos sobre el tema que hicieron integrantes del bloque moranista tras la pasada sesión y no dejó pasar la oportunidad de hacerlo saber: “No hay que generar debates por afuera del Concejo, no nos parece oportuno personalizar temas en las redes sociales cuando nada nos aportan en la búsqueda de soluciones”.

Morán denunció un desvío de 66 millones de pesos

Nicolás Morán pidió la palabra del otro lado. Insistió con plantear el pedido de insalubridad para el personal de salud, y se apoyó en una nota que oportunamente había ingresado al Concejo Deliberante el Círculo Médico con una petición similar: “No es vender humo ni generar falsas expectativas”, dijo, contestando algún comentario.

El presidente del bloque opositor mayoritario fue a los números, y buscó cuánto se presupuestó pagar en salarios al personal de salud en 2020 un monto de 551 millones de pesos, de los que se ejecutaron casi 500 millones, es decir que se ejecutaron 51 millones de pesos menos que los presupuestados”. Y siguió con más números: “Estaban previstos 567 trabajadores de la salud y resultaron ser 583 al final del 2020, esto es aún más grave, porque hubo más cantidad de personal y no se cumplió con el presupuesto que estaba dado, de esa manera retribuimos al personal de salud el año pasado. Si tenemos en cuenta la cantidad de agentes hablamos de un desvío de 66 millones de pesos menos que recibió el personal de la salud. Si el 24% de aumento es razonable, me parece que estamos en otro canal, si en estos 6 meses del 2021 vamos a tener una inflación con ese porcentaje”. Y propuso que se reestablezcan esos 66 millones de pesos “que se desviaron” y que “vuelvan al personal de salud”.

Beorlegui, su experiencia con la insalubridad y otro “despacho alternativo”

Marcos Beorlegui, del Frente de Todos, se metió en el debate: “La nota presentada por el Círculo Médico es atendible, analizable, discutible; pero tenemos que ser prudentes y coherentes con lo que decimos porque generamos expectativas en un sector que hoy está dejando todo, y tenemos que ser criteriosos a la hora de expresarnos. Me tocó cuando estuve en Legales tocar el tema insalubridad y no es nada simple, porque lamentablemente la burocracia estatal en muchos casos complica las circunstancias. Hubo áreas que fueron declaradas insalubres a nivel municipal pero no tuvieron el reconocimiento del Estado provincial que generaron las complicaciones que hoy queremos evitar”.

El también titular de la Udai de Anses no quiso dejar pasar la oportunidad para referirse al uso que se le dio a este tema en redes sociales: “Contarle a la gente verdades a medias no es contarle la verdad, si bien nos opusimos en su momento al tratamiento sobre tablas, no nos opusimos al aumento salarial de ningún sector, cómo un bloque peronista se va a oponer a un aumento salarial. Se generó un enojo absoluto y los concejales fuimos señalados con el dedo, es mentira. Ese tipo de prácticas no me voy a cansar de decir que están mal”.

Y como si no se hubiese levantado revuelo en la sesión anterior cuando al concejal Erreca se le ocurrió decir que “nosotros tenemos un despacho alternativo”, en esta ocasión, tratando otro proyecto, parecido pero distinto, fue Beorlegui quien apareció con otro “despacho alternativo”.

Rodríguez, por su parte, dijo: “Este tema ha generado un montón de controversias y desánimo social. De ninguna manera estamos en desacuerdo con los aumentos al personal de salud; pero hay que hacerlo de manera responsable. Nos extraña que concejales cuyas profesiones tienen que ver con los números le indiquen al Ejecutivo un aumento salarial sin tener en consideración de dónde va a salir ese dinero”. Y apoyó la postura de Beorlegui de la reducción de la dieta en un 20% mientras dure la pandemia y el aporte extraordinario.

Morán, que venía de “comerse” un proyecto alternativo en la sesión pasada, ante la presencia de otro, no salía de su asombro, tal cual lo expresó. Y además dijo: “Con respecto a la dieta de concejal, por supuesto que la pongo a disposición, no tengo ningún problema. Pero con respecto a un aporte de distintos sectores y demás, para financiar el desastre que son manejando los fondos públicos, no estoy de acuerdo. Y reitero, le vuelvo a pedir al intendente que le devuelva al personal de saludo los 66 millones de pesos que desviaron del Presupuesto 2020”. Acto seguido le contestó a la concejal Rodríguez de dónde se puede sacar el dinero para dar los aumentos al personal de salud: “De ejecución de Tasa Vial se vienen ahorrando unos 70 u 80 millones de pesos al año. De transferencias a instituciones educativas tienen otros 30 millones”. Y más o menos llegó a 200 millones de pesos entre todas las readecuaciones presupuestarias que mencionó.

Erreca, autor del despacho alternativo con el que ardió Troya la sesión anterior, dijo estar de acuerdo con la posibilidad de que se presentara otro, y dijo acompañar los artículos 1, 2, 4 y 5. Y respecto a la rebaja en las dietas, hizo uso de su buena memoria y fue al hueso: “Allá por diciembre de 2019 este bloque presentó una resolución en la que se planteaba la reducción del 30% de nuestra dieta y perdí 15 a 1, el concejal Morán votó en contra en ese momento, y recuerdo las conversaciones en las comisiones. Me alegro que adopte esta postura, como la adopta este bloque y no tenemos ningún tipo de problema”. Y aclaró que “este bloque no estaría en condiciones de aprobar la creación de un fondo aparte para este momento, no sin antes debatir el cierre del Ejercicio 2020”.

Alejandra Andrés, tras solucionar algunos problemas de conectividad, dio su parecer. Coincidió en  tratar en expediente aparte el tema de la insalubridad, y dijo que las acciones solidarias desde el bloque “lo hacemos de otra forma”, y se manifestó en total acuerdo con donar parte de su dieta “porque ya lo hicimos durante todo el año pasado”. Pidió seguir enfocados en el tema a tratar y no desviarse hacia el cierre del Ejercicio. Dijo estar de acuerdo, al igual que Erreca, con los artículos 1, 2, 4 y 5 del proyecto alternativo, pidió que se agregara el artículo 2° del despacho alternativo que ellos habían presentado y que generó esta quinta sesión, y dijo no acompañar el artículo 3° “porque preferimos esperar al cierre del Ejercicio”.

Emilia Palomino, del bloque UCR, también dijo lo suyo: “Nadie se opone a que el personal de salud necesita un incremento salarial, en ningún momento estuvimos en desacuerdo con eso. Y quiero aclarar que no porque nosotros demos tratamiento sobre tablas a un expediente el Ejecutivo lo va a aplicar al día siguiente”.

Morán, afilado como siempre, salió al cruce de varios: “Lamento que algunos concejales se dediquen más a cuestionar alguna parte de mis intervenciones que a aportar hacia el fondo de la cuestión, lo peor es cuando se hace con mentiras, como hizo el concejal Erreca”. Esto le valió a Nicolás el llamado de atención una vez más del presidente Luis María Mariano, para tratar de mantener la cordialidad entre los concejales. “Nosotros votamos a favor aquella vez cuando se pidió el aporte de un porcentaje de nuestra dieta”. Y propuso otro despacho alternativo al alternativo, aceptó los artículos 1°, 2° y 4° del presentado por Beorlegui, no el 3°, como ya lo habían manifestado tanto Erreca como Andrés, y Nico pidió modificar el 5°: “Además de destinar el 20% de la dieta de todos los concejales a los gastos que enfrenta el municipio en materia de salud, vamos a pedir que se incorpore a todo el Departamento Ejecutivo”.

El presidente Luis María Mariano aclaró que el Concejo Deliberante no puede atribuirse el poder de decidir qué deben hacer con sus dietas los integrantes del Departamento Ejecutivo, a lo que suscribió Beorlegui: “Nosotros no nos metemos con otro poder, entendemos que los funcionarios municipales han estado al frente de esta pandemia poniéndole el cuerpo y no vemos con buenos ojos meternos en el bolsillo de la gente que no es de nuestro poder”. Y después se dedicó a contestarle a Morán el tema del desvío de fondos que denunció. “¿Saben cuánto cuesta una cama de terapia intensiva por día? Los recursos del municipio no son ilimitados, hay que ser realistas. El proyecto original lo que buscaba era desfinanciar al municipio en el marco de la peor pandemia de la historia de nuestro país y en la situación más compleja que vivió Bolívar en los últimos meses, con un colapso sanitario inusitado; pretender y decir que le aumentemos al personal de salud, con lo que estamos todos de acuerdo, sin generar el recurso se llama querer desfinanciar al municipio, el cual ha invertido para sus ciudadanos en materia sanitaria como nunca lo han hecho, que ha destinado todos los recursos presupuestarios al área de salud, que ha construido el LABBO donde no se le cobra un peso al vecino que tiene que hisoparse, un hisopado en cualquier lugar del país vale $ 5.500, en Bolívar es gratis, y eso se llama política sanitaria. Nosotros (los integrantes del bloque del Frente de Todos) donamos durante el 2020 más del 10% de nuestra dieta al sistema de salud y está reflejado en nuestro recibido de sueldo”.

Nicolás Morán aclaró que “no se está pidiendo aumentar un recurso, simplemente que cumplan con lo que ustedes mismos presentaron como Presupuesto”. Y sobre el aporte que él mismo había pedido de parte del Ejecutivo, dijo: “No estoy de acuerdo con que esto sea meterse con el bolsillo del intendente y de los funcionarios, no se meten ahí pero sí se meten con el bolsillo de la gente pidiendo un aporte extraordinario, ahí hay falta de coherencia, la solidaridad tendría que venir de parte de todos”.

Erreca sugirió el pase a un cuarto intermedio para ordenar todo y buscar un despacho lo más unificado posible. Y luego terminó reconociendo el error por el que Morán lo cruzó y lo trató de mentiroso, lo que hizo que el presidente Mariano le llamara la atención al joven edil. “Si a alguno ofendí, le pido disculpas”.

Vueltos del cuarto intermedio, que duró casi una hora, siguieron las tres posturas, que fueron las que se habían argumentado en las exposiciones de los ediles durante la sesión. Finalmente se impuso la mayoría del bloque oficialista, que fue quien presentó la última propuesta alternativa.

Angel Pesce

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img