Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 08 de febrero de 2023
24.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Mauricio Iglesias: “empezamos el año con ansiedad y optimismo por la concreción de la obra”

Llamado a licitación para la obra en San Luis.

- Publicidad -
- Publicidad -

El 30 de enero se abrirán los sobres. Desde la entidad pesquera ansían que se presenten empresas para no recurrir a un segundo llamado. Sería la oficialización de una tarea que “a pulmón” se hizo en 2020 pero que ha permitido a la entidad contar con su laguna. “En esta época de sequía, se demostró la importancia de regular aguas”, señaló el presidente del club pesquero, quien detalló algunas de las numerosas tareas realizadas en 2022.

El comienzo de 2023 llega con la apertura de la licitación, por parte del Municipio, de la obra de regulación de aguas para la laguna San Luis. De acuerdo al llamado que ha sido publicado durante estos días en este diario, se destinaría un monto de unos 260 millones de pesos a tal fin.

Sería la “oficialización” una tarea que, realizada conjuntamente por el club de pesca Las Acollaradas y el grupo “Amigos de la Laguna”, tuvo lugar en 2020 y ha permitido que la institución cuente con su espejo de agua, algo vital para su vida en la comunidad bolivarense. Con esta novedad en el horizonte cercano, el presidente del club, Mauricio Iglesias, se refirió al tema e hizo además un balance de lo sucedido en 2022 y prevé cómo será este nuevo año para la entidad pesquera.

Licitación de la obra

– Me habían transmitido que habría buenas noticias para el club pero que no detallara. Conocía el monto, tengo el artículo del llamado a licitación, cuento con una copa del convenio que firmó Marcos Pisano con el ministro Nardini para la obra, así que siendo optimista hay que pensar que llegaremos a buen puerto. Si bien hemos pasado por estas instancias, creeríamos que esta será la definitiva. Haber hecho la “compuerta” “a pulmón”, sirvió no sólo para volver a recuperar el espacio sino para que la parte política viera la necesidad que había de contar con la laguna y el apoyo de la gente de la laguna hacia el club y nuestro predio. Siendo optimistas, debemos pensar que esta vez, definitivamente, se hará la obra que necesitamos.

– Arrancamos con esto en enero del año pasado; en ese momento hablábamos de un monto de 50 millones, y hoy por los motivos inflacionarios, hay que hablar de 260… De todas maneras, termina siendo poco para una provincia. La obra se trata de más ni menos que lo mismo que hicimos nosotros, pero bien hecho. Pero nosotros, dentro de nuestra ignorancia, logramos demostrarle a Hidráulica que con sólo obtener las medidas que ellos nos habían indicado, en cuanto a altura sobre el nivel del mar, conseguíamos que la laguna funcione sin generar ningún inconveniente a ningún productor.

Ellos estudiaron lo que hicimos, vieron que el sistema funciona. Es una obra de hormigón y hierros, no tiene otro misterio. Si volviéramos hacia atrás, a la licitación que se hizo en 2015 de la bomba inflable, hoy estaríamos hablando de un monto veinte veces mayor al actual, algo inviable porque ni siquiera se sabía si tendría alguna posibilidad de funcionar… Por ese lado, estamos contentos y esperanzados. Hoy nuestra situación sigue pendiendo de un hilo ya que durante 2022 hemos tenido demandas judiciales provenientes del Juzgado Contencioso de Azul, dado que uno de los productores vecinos sigue insistiendo en que saquemos la “compuerta”.

El club hoy tiene el guiño del juez de Azul porque entiende la situación y ve que estamos en camino a la construcción de una obra definitiva, aprobada por las autoridades correspondientes. De todas maneras, si esto no se concreta en el corto plazo, es posible que tengamos alguna mala noticia, lo cual sería muy triste porque marcaría el fin del club. Empezar de cero otra vez, sería difícil… Esta misma necesidad no hace ser optimista y creer que esta vez definitivamente se concrete esta obra y quede para la posteridad. Es algo tan sencillo como necesario, porque viendo cómo está el clima actual, demostramos lo importante que es regular aguas.

El balance 2022

– Para nosotros ha sido un año complejo. Dos empleados del club, uno por cuestiones de salud y otro porque encontró otro trabajo que le resultaba más cómodo, dejaron de trabajar en el predio y tuvimos que salir a buscar otros. Eso no nos permitió desarrollar toda la infraestructura que hubiésemos querido montar en el invierno, es decir la época en que más se puede trabajar ya que es cuando menos gente se encuentra dentro del parque y no debemos molestarla con la maquinaria y los ruidos… Igualmente se lograron varios objetivos.

Por ejemplo, finalizamos los dormis en el sector del parque; se siguió trabajando muchísimo en la costa de enfrente, un lugar recuperado con el que le estamos ofreciendo dos alternativas más al pescador. Antes allí no había nada y hoy al menos tienen un baño, aunque sea precario, y hemos colocado más de trescientas plantas durante el otoño para tratar de generar un monte en cada uno de esos lugares, y parrillas no hay sólo allí sino en los diferentes lugares del predio.

– En cuanto a lo deportivo, hicimos un primer concurso de carpas que fue extremadamente exitoso. De hecho, nos piden que pronto hagamos otro, pero eso demanda mucha participación y hay que tomarse un tiempo para organizarse, así las cosas no salen mal. También debemos remarcar que hemos sido felizmente desbordados por el público y gratamente sorprendidos por lo que nos cuentan, por las sensaciones que se llevan de su visita del club…

– Hemos seguido creciendo con la flota de botes y hemos puesto en valor muchas cosas que con el paso de los años se habían perdido por falta de recursos para mantenerlas. Ahora estamos colocando cámaras e Internet en todos los sectores más importantes del club; hoy ya tenemos en el parque y en la entrada, y el próximo objetivo es tener en la compuerta. Esto nos permitirá tener un control de la gente y, fundamentalmente, tener una comunicación constante con Bolívar ante cualquier situación que pueda presentarse.

– En lo que es infraestructura, donde mayormente apuntamos para brindarle la mayor comodidad posible a nuestros visitantes, a pesar de haber sido un año complejo, hemos cumplido varios objetivos y tenemos otros, como por ejemplo ampliar el sector de la proveeduría. Llevamos electrificación a más sectores del camping… Hemos hecho muchísimo alambrado, cerca de unos 4.000 metros, lo cual nos llevó bastante trabajo e inversión pero es algo importante para nosotros ya que evitamos el ingreso de animales que pueden romper parrillas o fogones del predio.

Y como todos los años, sembramos alevinos para tratar de mantener y agrandar la población de peces. Ya es el cuarto año que hacemos siembra, en eso no claudicamos, a fin de que el club pueda seguir siendo escenario de concursos locales y provinciales. Mientras tengamos recursos, los volcaremos rápidamente a la laguna y la gente puede verlo reflejado.

– En cuanto a lo social, el club ha crecido mucho. Hoy contamos con 1700 socios, ha de ser la institución con más socios en Bolívar, aunque los hay de otras ciudades, como Olavarría, Gran Buenos Aires, Tandil…

– Siempre hay cosas por mejorar, siempre hay proyectos. Ojalá que a fines de enero se abran los pliegos de la licitación; pueda ser que se presenten empresas para no tener que hacer un segundo llamado. Si bien la obra tiene un período de trabajo estimado en unos seis meses, eso ya nos dejaría tranquilos porque no tendríamos más problemas judiciales ni legales, algo en lo que también hemos tenido que estar abocados a causa de estos cuatro o cinco productores que siempre están en contra de la laguna y nos quitan energía y tiempo.

– El balance del año, más allá de todo, va a ser bueno siempre que podamos tener la laguna. Después de haber pasado casi 18 años sin agua, aunque no se alcancen todos los objetivos, la situación será mejor que la de aquella época.

– Empezamos el 2023 con mucha ansiedad, mucho optimismo por la concreción de esta obra, esperando que se haga realidad de una vez por todas. Queremos tener la tranquilidad de trabajar sin tener que andar lidiando con estas cuestiones burocráticas y judiciales, sino enfocando todos los recursos y las voluntades en el mantenimiento y la mejora de nuestra querida laguna.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img