Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 25 de mayo de 2022
9.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Más que nunca, la escuela debe ser el ámbito de la reflexión y la reconstrucción”

Liliana Díaz, de SUTEBA, a favor de un regreso a clases cuidado.

- Publicidad -
- Publicidad -

Mientras algunos líderes políticos no justamente afectos a la letra k azuzan a la población, a través de sus arietes mediáticos, con que el regreso a clases debería producirse libre de todo protocolo, desde SUTEBA Bolívar acuerdan con el gobierno nacional, que ya ha anunciado que el inicio del inminente ciclo lectivo 2022 se plasmará con la exigencia de algunas medidas sanitarias básicas, un paquete flexible en relación a la etapa dura de una pandemia que aún no termina aunque algunos indicadores inviten a creer que sí.

Así lo remarcó Liliana Díaz, secretaria gremial y de Jubilaciones del gremio con sede en avenida Gral. Paz, quien en declaraciones a este diario el viernes explicó que autoridades del Ministerio de Educación nacional y los gremios docentes definieron estos días que el miércoles 2 de marzo se hará efectivo el retorno a clases, en el tercer año de pandemia y en un marco en el que “no debemos dejar de pensar en la necesidad de las políticas de cuidado, que siempre han estado en las escuelas, no sólo en esta etapa tan difícil”, toda vez que esas instituciones “son un lugar de protección, seguridad y confianza para las infancias, adolescencias y la adultez”. Por tanto, “es necesario continuar con todo lo que hemos aprendido durante la pandemia, básicamente el cuidarse”, lo que implica el sostenimiento, así sea reformulados,de “todos esos protocolos que fueron necesarios en un momento muy doloroso para toda la humanidad”, redobló la apuesta la dirigente sindical.

Traducido a medidas, según lo anunciado por el gobierno nacional el barbijo será obligatorio recién desde el nivel primario. Es uno de los puntos contenidos en el nuevo paquete de restricciones sanitarias para este año, que en estas horas será dado a conocer oficialmente en las escuelas por el estado provincial. Otro punto allí contenido, fundamental a ojos de la docencia enrolada en SUTEBA, es el relativo a “trabajar la vacunación pedagógicamente, incorporarla como tópico curricular: la historia de las vacunas; contribuir a elaborar las pérdidas, los duelos”, puntualizó Díaz.

Otros ítems son la ventilación cruzada en aulas, la higiene a través del lavado de manos, “algo histórico dentro del calendario escolar”, y la distancia social salvo excepciones, como las prácticas vinculadas a educación física.

No faltará quien señale que para qué, si en un recital hay miles de personas amuchadas y sin ningún cuidado.
-Es lo primero que algunes van a decir. Empiezan a circular esas comparaciones, lo marcan como una contradicción. Los colegas también suelen esgrimir ese tipo de comentarios. Ahora, convengamos que la escuela es el lugar donde se va a aprender, y eso implica incorporar nociones relativas a las políticas de cuidado hacia el otro. Nos costó muchísimo aprenderlo, y seguimos haciéndolo. En un contexto de muchísimo dolor y pérdidas.

Y sería muy triste abandonar algo que aún no termina de incorporarse.
-Por supuesto que el nuevo protocolo será más flexible. Gracias a que las medidas que se tomaron oportunamente funcionaron. Por eso hoy podemos hablar de presencialidad plena.

La exitosa campaña de vacunación nacional, en su inicio repelida -unxs con más disimulo, otrxs con ninguno- por gran parte de la oposición política nacional, que llegó a tildar a la vacuna de origen ruso de veneno, es la llave que explica por qué en unos días los y las estudiantes del país, junto con sus docentes y los trabajadores de la educación en general, podrán regresar a las aulas y al ‘cara a cara’ luego de casi dos años trabajando a distancia, puso de relieve Díaz.

“Esto atañe a otros ámbitos de la sociedad, donde podemos circular más libremente. Pero no debemos olvidar el momento tan terrible que pasamos todos, algunos con más dolor que otros: se cuentan de a decenas de miles las familias que perdieron seres queridos, atravesadas por el duelo”, dijo la dirigente del SUTEBA local.

A partir del 2 de marzo, se eliminarán las burbujas dentro de las aulas, y tampoco se exigirá el aislamiento de todo un grupo durante catorce días cuando surja un caso positivo de covid en una división escolar. “Tienen que ser más de tres los casos positivos” para tomar una medida así, “evaluar si se trata de un brote”, puntualizó Díaz.

Estamos hablando de prácticas que tienen que ver con la solidaridad, con reconocer al otro y reconocerse parte de una sociedad o colectivo. Prácticas que seguramente deberían tornarse hábitos y permanecer en el ámbito de la escuela.

-La pandemia nos llevó a ese lugar en el que necesariamente uno pensaba no sólo en uno, sino en el otro, en el cuidado de uno mismo en relación al otro y por el otro.Con esta contradicción, también, de aislarse para proteger al otro y ser solidario.

Volviendo a algo sobre lo que hablábamos: a aquellos señalamientos de que para qué protocolos, si pronto tendremos una multitud en el Me Encanta Bolívar sin cuidado alguno, es obvio que la escuela debería responder con más cuidados, no con menos. Y convengamos que, bien mirada, es una comparación que se parece bastante a cotejar sandías con Renault Gordinis.
-La escuela es el lugar de la interpelación. La escuela debe ser un ámbito de seguridad, trabaja con las nuevas generaciones. No es un festival artístico, es la escuela. ¿Por qué compararla con un espectáculo musical masivo? Es injusto y arbitrario ese parangón. Son ámbitos distintos, la gente va a esos dos sitios con propósitos y lógicas diferentes.

El nuevo protocolo contendrá, como dijimos, medidas menos drásticas, que permitirán ir dejando atrás una etapa inaudita: “Para la infancia y las familias el  encierro en casa y la pérdida de la escuela como lugar fue caótico. Se resignó el acercamiento, la interacción social, la conversación”, que generan “sentido, sensibilidad, afecto, pertenencia”, nada de lo cual puede ser reemplazado por plataforma digital alguna. Sin embargo, “no se puede seguir como si nada hubiera pasado. Más que nunca, la escuela debe ser este año el lugar de la reflexión sobre todo esto, y de la reconstrucciónde los lazos familiares”, completó, enfática, la educadora.

¿Los padres y madres vinculados con ustedes están de acuerdo con un regreso a clases cuidado, o abogan por erradicar todo protocolo?
-La mayoría de las familias apelan a las políticas de cuidado, están a favor de la higiene, de la ventilación, etcétera. Hoy todos los inspectores educativos de todos los niveles están trabajando el protocolo al interior de cada escuela con los directores, luego cada uno de éstos se hará cargo de la comunicación de esas nuevas medidas en la institución donde se desempeña.

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img