Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
14.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Más que enfrascarnos en batallas culturales, hagamos construcciones”

- Publicidad -
- Publicidad -

“No hay que andar gastando pólvora en chimangos ni en ningún bicho carroñero, sino poner a trabajar las neuronas en función de la construcción y no de la batalla cultural”, alerta el dramaturgo y militante peronista Duilio Lanzoni, convocado por este diario para un análisis del panorama político en estos primeros tiempos de Fernández presidente y Kicillof gobernador.

En estos primeros meses del gobierno peronista, la economía, y puntualmente la renegociación de la deuda externa, parece ser el tema central en la Argentina. Quizá sea el asunto principal al que está abocado el gobierno, pero mediáticamente no se habla de casi nada más, como si no estuviera haciendo otra cosa.
-Son momentos en los que hay que separar la maleza de lo sustancioso. Es complicado hacer el análisis cuando estamos rodeados de una catarata de información que nos encamina a ver sólo un sector de lo que está sucediendo. Y ese sector es, como lo decís, la deuda externa, y en este último tramo, el aumento a los jubilados. No conozco en detalle ese aumento, pero sí me quedan claras algunas cosas: aparecen muchas voces del sector pasivo, uno lo puede ver en las redes sociales, muy enojadas con este aumento que parece ser segmentado. Sin embargo, en general, los aparentemente perjudicados no tienen en cuenta toda la otra batería de medidas, en cuanto a medicamentos, tarifas, devolución de lo que se había percibido a través de los créditos que daba el propio PAMI.
Es decir que estamos inmersos en una situación que no se diferencia en nada de la que vivimos en los doce años del kirchnerismo, o por lo menos en la etapa final de ese gobierno: cuando sucede una serie de medidas, estamos conducidos a observar sólo una parte del resultado de esas medidas, pero no podemos ver el panorama completo. Porque se nos inunda de tal manera de datos, fakes news y sectorizaciones relativas a esa información central, que terminamos formando parte de esa agenda. Y acá podemos sí marcar un error del gobierno, que es el mismo que podríamos, a mi entender, imputarle al de Cristina: la dificultad de llegar con una información clara y precisa a todos los sectores. Si la gente recibe una mala información, es porque no se está abriendo el abanico necesario para que esa información sea más diáfana para todos. Pero claro, cuando el mercado de la información está dominado en un porcentaje tan alto por un oligopolio, es muy difícil filtrar. Sin embargo habría que hacer el esfuerzo y no repetir los errores que fueron tan puntuales durante el último gobierno de Cristina.

- Publicidad -

Se advirtió entonces que la denominada ley de Medios era la madre de todas las batallas. Un tema que ahora, frente a semejante batería de urgencias, ha quedado absolutamente relegado.
-Esto lleva otra vez a una carrera loca de andar explicando todo, y desde las redes sociales discutiendo nimiedades, porque no es que se discuta en las redes sociales alguna cosa profunda alguna vez, al menos desde mi visión. Pero sí muchos de los que forman parte de este lado de la grieta están muy empeñados en tratar de explicar pequeñas cosas, cuando lo más importante sería ponerse a explicar cuestiones más profundas. Por ejemplo, esto de la batalla cultural: yo descreo de las batallas culturales, porque no tenemos los elementos, las herramientas ni los combatientes necesarios. Las vamos a perder siempre. Más que enfrascarnos en batallas culturales lo que debemos hacer son construcciones, porque sobreviven al tiempo, a lo epocal. La construcción permite que eso que construiste esté parado ahí pase lo que pase. En cambio la batalla en general se termina decantando hacia quien tiene la mayor cantidad de recursos. Y está visto, y acá no cuentan los votantes sino los medios de reproducción de la información, que la mayor cantidad de recursos está del otro lado de la grieta. Hagamos construcciones, que nos permitirán un mayor sostén en el tiempo de lo que se vaya logrando.

“NO SE ESTÁ MARCANDO AGENDA”
Continúa una constante que se dio durante el macrismo e incluso durante el kirchenerismo: los kirchneristas y quienes simplemente adhieren a su modelo de país quedan confinados a defenderse del ataque incesante de los que imponen la agenda. Explican la otra cara de la moneda, pero a la moneda siempre la arroja, por izquierda y por derecha, el antikirchnerismo.
-No se está marcando agenda. Si bien Cristina en su momento, con sus movimientos sorpresa, muchas veces llevaba la agenda mediática hacia donde quería. Pero en general, quienes desempeñábamos la acción contestaría éramos quienes estamos de este lado de la grieta. Eso no ha variado demasiado, con el agregado de que a Fernández no le concedieron ninguna tregua. Desde diciembre, el ataque ha sido entre sutil y no tanto, pero sostenido. Es decir que estamos contestando, contestando y contestando, y si lo hacemos es porque nos prendemos de lo que nos tiran del otro lado, y a veces no hace falta eso. ¿Cuántas veces en estos dos meses y días se han planteado situaciones en donde se busca hacer la grieta de este lado de la grieta? Con el tema de los presos políticos, con el tema de los jubilados, con el tema del pago de la deuda.

AXEL, EL NUEVO BLANCO
Seguramente hay un montón de medidas que el gobierno está tomando allende lo específicamente económico, que no se conocen porque no se instalan. Tal vez de este lado de la grieta, como vos decís, habría que ‘prenderse’ de esas cosas y salir a difundirlas, en vez de vivir ‘atajando penales’.
-Seguro. Tenemos la reapertura de Tecnópolis, lo que se destinará al CONICET, las mejoras para la ciencia, el congelamiento de tarifas.

De la moratoria para las pymes no se habla, y debería ser tema de la mesa de café.
-Claro. Y por otro lado, tenés que la figura a la que han elegido para horadar y destrozar no es Alberto, sino Axel Kicillof, porque parecería que quisiera defaultear una deuda que él creó, y acá todo el mundo mediáticamente parece ignorar que el desastre con mayúsculas que es la provincia se debe en su totalidad al hada buena del macrismo. Fue Vidal la que contrajo la deuda, fue Vidal la que dejó en abandono a las escuelas, fue Vidal la que subejecutó las partidas presupuestarias para las obras, fue Vidal la que casi nos deja sin Banco de la Provincia por el desastre con el manejo que hizo del dinero para tapar agujeros en el arca bonaerense, más los desmanejos con los famosos miércoles de descuento, más el desastre de la ley 15.008. Ella hizo ese descalabro, y ahora parece que Kicillof tuviera que venir a arreglarlo de un día para el otro. Han elegido el blanco, es Axel, se ve que lo deben considerar el más peligroso.

A Cristina ya se la horadó todo lo que se podía, ahora a ese lugar lo ocupa Kicillof. Otra novedad de esta etapa.
-Están todo el tiempo fogoneando que los intendentes no están de acuerdo con Kicillof, que los intendentes esto, que los intendentes aquello, cuando la tensión siempre existe en la actividad política, que no funciona sin ella, no es un lugar de retiro espiritual donde todo es paz y amor, hay intereses en disputa y aún dentro de las filas propias eso lleva a pugnas. Si uno lee algunos portales que son afines a los grupos mediáticos dominantes, el objetivo es llegar a 2021. Como si llegar a 2021 fuese navegar en paz y tranquilidad, cuando sabemos los vencimientos de deuda que tienen los gobiernos nacional y provincial. Y los vacíos que han dejado, no nos olvidemos que el gobierno de Vidal no sólo no creó una escuela nueva, sino que cerró varias, cosa que no ha sucedido, creo, en la historia moderna de la provincia. Pero a todo esto deberíamos habernos acostumbrado quienes estamos de estelado de la grieta, y saber que no hay que andar gastando pólvora en chimangos ni en ningún otro bicho que ande rondando y que sea carroñero. No tenemos que gastar pólvora en eso, lo que debemos hacer es poner a trabajar las neuronas en función de la construcción y no de la batalla cultural. Somos menos frente al imponente arsenal y los cañones mediáticos.

Chino Castro

 

“A veces parece que los propios funcionarios
fomentaran las internas”

“A veces los propios funcionarios no ayudan, porque acabo de leer al ministro Moroni (esta entrevista fue realizada el martes por la tarde) diciendo que el aumento de la edad jubilatoria va a tener que ser discutido en algún momento. ¿Sí? ¿Es necesario plantearlo ahora, es atinente, no sirve a para seguir alimentando esta disidencia interna que termina horadando y produciendo que aparezcan quienes empiezan a medir quién es más puro, quién es menos, todo esto que ya vivimos y no conduce a nada bueno? Muchas veces las declaraciones de las segundas líneas no ayudan, y parece que estuvieran fomentando las divisiones internas. Más allá de que la oposición hoy son los medios, porque no podemos hablar de que el Pro lo es. No, hay muchas voces, surge ahora Bullrich diciendo sus cosas, ahora parece que quiere ser presidenta de Independiente de Avellaneda”, marcó Lanzoni durante esta entrevista.

Y es de esperar que muy pronto reaparezca Carrió con sus profecías, ya ha de estar padeciendo abstinencia mediática.
-Sí, anda de vacaciones. Pero en definitiva la oposición son los medios de prensa, y ni siquiera con sus periodistas estrella, sino con sus titulares. Fijan agenda desde los títulos de los diarios papel. Parece un anacronismo, cuando los diarios papel están en vías de desaparecer. Y la agenda es la que se marca en capital federal, nosotros la heredamos.

 

“Se la muerden por izquierda,
pero la cola está a la derecha”

En estas semanas han brotado muchos ‘nuevos’ izquierdistas, quizá de cotillón, corriendo al gobierno por izquierda. Si hay tanta gente con demandas de izquierda no se entiende por qué al FIT no le fue mejor en octubre…
-Es que en realidad las demandas por izquierda y puristas no solamente aparecen ahora, le han aparecido seguramente a Correa en Ecuador, a Evo en Bolivia, a Fidel Castro en su momento en Cuba. Siempre hay una demanda por izquierda. Este purismo absoluto, de manual, construido en libros no para una realidad sino para otra, y que se interpretan textualmente, esa falta de trasvasamiento geográfico y epocal que tienen muchos teóricos, puristas y diletantes de la izquierda, va a estar siempre. Son funcionales a la derecha de turno, o la derecha del lugar, y terminan planteando situaciones cuasi mágicas que no serán pasibles de llevarse a la práctica porque no están tras la conquista del poder para transformar, para revolucionar la realidad, sino que persiguen la conquista de la palabra como modificadora del propio yo. En definitiva, esta cuestión del juicio ad hominem que tanto los caracteriza, termina siendo su propia meta y su propio objetivo. No hacen más que morderse la cola constantemente, el tema es que se la muerden por izquierda pero la cola está a la derecha.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img