Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 10 de junio de 2021
14.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Mary Jofré: Todo indica que lo peor pasó, pero…

Entrevista exclusiva con María Estela Jofré, secretaria de salud.

- Publicidad -
- Publicidad -

“No sé si me animo a decir que lo peor ya pasó, porque no sabemos si más adelante puede ingresar otra variante de covid más peligrosa que la de Manaos”, confiesa en exclusiva con el diario la secretaria municipal de Salud, Mary Jofré, que no obstante acepta que, con el gran impulso que se prevé para las próximas semanas de la campaña de vacunación, “la única estrategia cierta”, ahora sí podemos mirar el futuro con cuidadoso optimismo. Quiénes recibirán su dosis este mes. Cómo salió a flote el hospital. El estrés del equipo de Salud, su dolor por los compañeros perdidos y las personas jóvenes que se fueron tras lucharla semanas, y su “admirable compromiso” bajo un cielo menos oscuro que aún no permite relajarse.

¿Para quiénes van a alcanzar las 3.100 vacunas que ingresaron el viernes?

- Publicidad -

-El objetivo son las personas de entre 18 y 59 años con factores de riesgo: obesidad mórbida, enfermedades cardiovasculares, diabetes de cualquier tipo, enfermedades pulmonares u oncológicas o cualquiera que conlleve una inmunodepresión. Personas de esa franja etaria son las que más se han visto afectadas, desde el punto de vista de la mortalidad, en estos últimos meses por esta oleada. También apuntaremos a discapacitados mayores de 18, a quienes hayan quedado sin vacunar, mayores de 70 años, con y sin factores de riesgo (pueden presentarse sin turno ni trámite previo en el vacunatorio, con el documento de identidad), y a trabajadores esenciales.

¿Cuándo serían vacunadas las personas de las mencionadas franjas etariasque no tienen enfermedades prevalentes?

-Rápidamente, según comentó el ministro de Salud de la provincia (Jofré y jefes de Salud de municipios bonaerenses tuvieron un conversatorio con Gollán el lunes). Nos dijo que a la provincia arribarán más de dos millones de vacunas en estos quince días.

¿Es decir que para fines de junio esos grupos etarios también estarían inoculados?

-Sí, o la mayoría de esas personas.

Con el anuncio del ministro de que ingresarán a Provincia dos millones de dosis, ¿se puede asegurar que la llegada de vacunas a Bolívar será más fluida de lo que fue en algún período de la campaña nacional?

-Eso es lo que se ha planteado. Incluso se evalúa empezar a vacunar a menores de 18 años, a niños a partir de los 12. Serían el próximo grupo objetivo de Provincia y Nación. Son un millón quinientos mil chicos de entre 12 y 18 años. Hay que considerar las vacunas que se empezarán a fabricar en el país (ver aparte) y las que ha adquirido el gobierno nacional, ya que el propósito es vacunar, vacuna y vacunar. Es la única estrategia cierta que tenemos para hacer frente a esta enfermedad.

Mencionabas que trabajadores esenciales están contemplados en esta partida de 3.100 dosis. ¿Quiénes?

-Trabajadores de Educación, de las fuerzas de Seguridad, ya que quedaron algunos sin vacunar. Pusimos énfasis en los casos de personas que aún trabajando en el sistema de Salud no habían querido vacunarse. Volvimos a hablar con ellos, para persuadirlos de que lo hagan porque el riesgo al que se exponen es muy alto.

“El hospital estuvo al borde del colapso”

¿Ahora sí se puede mirar el horizonte con optimismo? En Bolívar bajan la curva de contagios y la de fallecimientos, y algunas camas van liberándose en el hospital. ¿Da para creer que por fin se consolida una recuperación, o puede ser un ‘veranito’ dentro de una situación que sigue siendo grave?

-El panorama es mejor. Creo que es consecuencia de las medidas que se tomaron a nivel municipal en la semana previa a que fueran tomadas por Provincia y Nación. Apenas pasada la mitad de mayo, tuvimos el pico de pacientes contagiados e internados, y la verdad es que el hospital quedó al borde del colapso. Debo decirlo así. Tuvimos que reestructurar todo el nosocomio, dejando todas las áreas para covid y sacando las especialidades fuera de las alas destinadas a internación, para evitar los contagios cruzados. Fue una situación estresante para todos los que trabajamos en el sistema de Salud. Y hubo un gran compromiso de cada uno, a todo nivel, a esto lo quiero resaltar. Llegamos a tener internados en la Guardia general a la espera de camas en las Salas covid 1, 2 y 3 que tuvimos que armar. Hoy los porcentajes de contagios bajan, la ocupación de camas cae del noventa por ciento al sesenta, pero aún no conseguimos un respiro en Terapia, donde los pacientes requieren más días de internación. Desde que la pandemia se intensificó en Bolívar, hemos trabajado en ese servicio a ‘cama caliente’, con las seis ocupadas y los seis respiradores también.

A pesar de ello, todo indicaría que lo peor pasó.

-Todo indicaría que lo peor pasó, pero en diciembre también lo pensábamos, y vino la ola de abril y mayo. Uno ya queda con las defensas elevadas, entonces no sé si me animo a decir que lo peor ya pasó, porque no sabemos si más adelante puede ingresar otra variante de covid más peligrosa que la de Manaos, que nos ha complicado tanto. Estamos atentos, no bajamos los brazos y avanzamos con el programa de vacunación, nuestra herramienta para evitar las internaciones y la enfermedad grave.

“Quedamos muy tocados por lo de ‘Beto’”

¿Cómo está el equipo de Salud, ahora que la ola baja? He hablado con médicos/as y enfermeros/as, y todos en algún momento de estos dos meses han tenido ganas de abandonar la lucha.

-Todos hemos quedado muy tocados por lo de ‘Beto’ Álvarez (el trabajador falleció hace dos domingos), compañero de toda la vida, mío también, desde que vine a Bolívar. También fue un golpe duro el fallecimiento de Javier (Costa, fotógrafo de Prensa municipal), otro compañero de trabajo. Y otra cosa que empezó a golpearnos duro fue el fallecimiento de personas jóvenes, luego de mucha lucha, de semanas de internación. Afecta el ánimo que después de un mes de pelearla, con mejoras y desmejoras, se vayan. Uno en esta profesión siempre mantiene la esperanza de que el paciente salga adelante, más allá de la gravedad de su estado. Entonces lo que fue pasando provocó que el ánimo de todos nosotros en algún momento decayera. Pero le ponemos a la situación la mejor onda y nuestro mayor esmero profesional, tanto quienes tienen especialidades como los que no. Es admirable el compromiso de todo el equipo. Desde el personal de mantenimiento hasta el último médico. Resalto además que el equipo de Salud Mental en todo momento brindó apoyo a quien lo necesitara, porque nos vimos muy afectados psicológicamente por la avalancha de pacientes y todo lo que describí.

Chino Castro

Gente que no

Cuatrocientas personas por día serán inoculadas hasta agotar el stock de 3.100 dosis de la vacuna de AstraZeneca que ingresaron al distrito el viernes. Bueno, quizá cuatrocientas no, dado que “hemos observado que una gran cantidad de gente no se presenta los fines de semana o los feriados. Ayer -el domingo- solamente concurrieron ciento cuarenta personas de las cuatrocientas convocadas”, alertó la secretaria de Salud.

¿Qué lectura hacen? ¿Por qué mientras tanta gente está ansiosa por ser vacunada, tanta otra posee su turno y lo desperdicia?

-Es muy llamativo el comportamiento de las personas. Algunos ruegan por su turno y no llega, y otros que lo tienen, lo retrasan por ser fin de semana o feriado. Hay vacunatorios que los fines de semana no trabajan, en cambio nosotros lo hacemos de lunes a lunes.

¿El que no va pierde el turno y se reasigna esa dosis, o se lo vuelve a convocar?

-Tiene quince días para presentarse. Si no lo hace, el sistema reasigna esa dosis (a los turnos los da Provincia).

Vacuna mata bombardeo

“Es un anuncio tremendamente importante para nuestra nación fabricar quinientas mil dosis de vacunas por semana. Significa que el programa de vacunación avanzará muy rápidamente”, enfatizó Jofré.

“Pero estamos en un año electoral, lo que provoca que este anuncio se vea velado en muchos medios de comunicación por otros asuntos en los que hacen énfasis. No olvidemos que en diciembre, cuando comenzamos a recibir las vacunas, muchos medios decían que eran un veneno, e incluso en Bolívar teníamos muy pocos inscriptos. Muchos creían que seríamos ‘conejillos de Indias’ de las vacunas, y no querían inocularse. Fue difícil afrontar toda esa andanada: primero las vacunas no servían, después las dosis no eran suficientes, cuando son suficientes dicen que algunas son buenas y otras malas, y así generan incertidumbre en la población, que no tiene por qué poseer los conocimientos científicos para hacer frente a ese bombardeo mediático”, abundó la funcionaria.

“Creo que más allá de eso, en base a un esfuerzo muy grande lograremos tener a una gran cantidad de argentinos y argentinas vacunados”, completó. 

Siempre se ha dicho que el silencio es salud. En materia de vacunas contra el covid, las cosas que dijeron algunos líderes sociales -políticos, comunicadores, dirigentes- fueron enfermedad, porque contribuyeron a propagar la pandemia, es decir la muerte.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img