Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 20 de julio de 2021
12.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Marcos Beorlegui se consolida segundo detrás de Pisano

- Publicidad -
- Publicidad -

No hace mucho tiempos especulábamos en estas páginas con la sucesión de Marcos Pisano, que si ganaba la Municipalidad el pasado domingo, iba a tener que ir delineando su tropa, algo heredada por Bali Bucca, y algo propia, quizás no toda conformada ya en estos dos años que pasaron, y posiblemente ensamblada definitivamente de acá a cuatro años.

Marcos Beorlegui ha sido el co-equiper de Pisano al menos de 2015 a la fecha. Cuando al abogado lo mandaron al Concejo Deliberante, allí le tocó ponerse espalda con espalda junto a Pisano para defender los embates de la oposición sobre el gobierno de Bali Bucca, y poco a poco forjaron una relación que han cimentado con el paso del tiempo.

- Publicidad -

Se esperaba que Beorlegui fuera el primer concejal en la lista que triunfó el domingo; pero María Laura Rodríguez apareció en la carrera. Cabe recordar, por si hace falta, que Laurita es la pareja de Eugenio Bucca, hermano de Bali, por lo tanto es alguien del buquismo que integró la lista del intendente electo. Marcos esperaba ser primero; pero entendió que de todas formas, pese a ser segundo, es el primer hombre puesto por Pisano en la nómina, lo cual no es menor porque lo designó para que siga cuatro años más en el recinto quien será el intendente de los próximos cuatro años.

Cuando Beorlegui llegó al Concejo Deliberante en 2015, Pisano ya venía capeando el temporal casi en solitario, con un bloque que había perdido a varias de sus figuras a manos del Ejecutivo y que por momentos flaqueaba ante las embestidas de la bancada opositora. Desde el primer momento el abogado entendió cuál era su función y cobró protagonismo rápidamente, al punto de ungirse en presidente del bloque y en una de las voces más escuchadas.

La partida de Bali Bucca en 2017 hacia el Congreso Nacional y la derrota de Luis María Mariano en aquellas elecciones legislativas lo hicieron subir varios peldaños en un abrir y cerrar de ojos. Ya no era el que se apoyaba con Pisano en los debates, pasó a ser un hombre que estaba en todas las reuniones, que era consultado por el nuevo intendente y que además era escuchado a la hora de la toma de decisiones.

Tal ha sido el ascenso de Beorlegui dentro del grupo que hoy lidera Pisano, que fue elegido por el propio intendente como el jefe de su campaña, en las PASO y luego confirmado hacia las generales. El triunfo del domingo tiene mucho que ver con lo que ha hecho Pisano, por cómo se ha manejado; pero en el paquete, y para la historia, Beorlegui quedará como el jefe de campaña de la mejor elección que haya hecho el peronismo de 1983 a la fecha.

Le quedan cuatro años por delante en el Concejo Deliberante. Muchos piensan que sería un buen secretario de Gobierno; pero es un cargo que por el momento Pisano no piensa ocupar con nadie. De todos modos, ya en muchas cuestiones, el intendente lo utiliza como si cumpliera esa función, y se entiende que a futuro ese rol será más evidente todavía, ya con la gestión Pisano iniciada, del 10 de diciembre en adelante.

Su liderazgo en el Concejo Deliberante lo llevará a volver a ocupar la presidencia del bloque. Es muy probable que Luis María Mariano recupere la presidencia del Cuerpo que tuvo hasta hace dos años, y que Marcos sea quien comande el bloque junto a Laurita Rodríguez y a Mónica Ochoa, una concejal que promete ser parte de los debates. Si el domingo la elección hubiese sido pareja y entraba cuatro concejales por lado, Ochoa se quedaba afuera y posiblemente Pisano hubiese necesitado de Mariano para los debates; pero con Mónica en la banca, el escribano puede recobrar el sitial mayor sin inconvenientes.

Decíamos ayer que el domingo nació el “Pisanismo”, y si bien nos cuidamos de dar nombres, Beorlegui tiene todo para ser uno de los primeros enrolados tras esa bandera. Tiene la confianza y el respaldo del líder, tiene ascendencia sobre el grupo que ya dejó armado Bali Bucca, y tiene experiencia legislativa y de gestión (fue director de Legal y Técnica 2011-2015). Con todo eso, a Marcos se le abre un panorama como para seguir creciendo. Dependerá de él, como dependió en este camino que ha sabido construir hasta acá, y que lo puso en un lugar de privilegio.

Si es Beorlegui el sucesor natural de Pisano pensando en el futuro, el tiempo lo dirá. Por lo pronto ha hecho el camino y ha subido escalón por escalón. Pisano puede descansar tranquilo por la defensa que tiene en el Concejo, y Beorlegui puede estar seguro que Pisano lo tiene en la mayor de las consideraciones. Bali-Pisano fue un tándem exitoso. Pisano-Beorlegui apunta para serlo también.

Angel Pesce

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img