Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Manuel Santos regresó de Cachi y empezó la cuenta regresiva al Maratón de Rosario

- Publicidad -
- Publicidad -

“Hacía entre 160 y 166 kilómetros por semana”, expresó y agregó que estos quince días serán de entrenamientos específicos para llegar con fuerza a la carrera.

Transcurrieron los veintiún días de entrenamiento que se había propuesto cumplir Manuel Santos como parte de su preparación para el próximo Maratón de Rosario, a disputarse el próximo domingo 23. Claro que no fueron días “comunes”, de esos en los que deja sus tareas en la bicicletería, se calza los cortos y sale a correr. Las tres semanas transcurrieron en la altura de la localidad de Cachi, Salta, y los días fueron de doble turno de entrenamiento, con una acumulación de kilómetros que asusta… Hoy, de regreso a Bolívar y apuntando a los 42 km. rosarinos, el “Paisanito” cuenta cómo le fue en el norte del país.

- Publicidad -

¿Con qué sensaciones regresaste, Manuel?

– Siento que fue toda una experiencia para mí. Fui sin saber nada, ni cómo entrenarme ni con qué iba a encontrarme allá porque fui solo… Por suerte me encontré con Diego Simon, un corredor de montaña, elite, de los mejores que tiene el país. Hablé con Jorge Arancibia, quien se entrena bajo las indicaciones de Diego, para poder compartir entrenamientos y no tuvo problemas. Diego me dio muchos consejos y me enseñó a entrenar en la altura, ya que los entrenamientos son diferentes a los que hacemos acá… Así que además de todo el entrenamiento, traje una experiencia muy linda porque sumé buenas amistades y buenos momentos.

 

Te vimos en una foto junto a Julius Rono, el keniata que vive en Laprida y el 1 de mayo ganó los 10 km. en Olavarría…

– Sí, coincidimos allá con Julius, salimos a correr dos días juntos, fuimos a almorzar, charlamos… Esos momentos que compartís con otros atletas  no te los olvidás nunca más.

 

¿Fueron doble turno todos los días?

– De los veintiún días, uno solo descansé y fue el último, cuando emprendía el viaje de vuelta. El resto fueron todos de doble turno de entrenamiento. Hacía entre 160 y 166 kilómetros por semana. Fueron dos semanas de 160 y una de 166 kilómetros acumulados, así que en esta primera semana en Bolívar descargo un poco los kilómetros, pensando que dentro de quince días tengo el maratón.

 

¿Qué busca el atleta que va a Cachi?

– Lo que te da la altura, es decir mayor oxígeno, más glóbulos rojos. Te hace más resistente, más fuerte. Además, allá tenés tiempo para entrenarte; estás tres semanas entrenando, no hacés otra cosa… Acá en Bolívar, al tener que trabajar, no puedo hacer tantos kilómetros porque el físico no da. Allá vas solamente a entrenar; hacés un turno a la mañana, almorzás bien, dormís una siesta, descansás bien, y a la tarde hacés el segundo turno. Eso es muy bueno para terminar de preparar una carrera.

 

En lo que respecta a las comidas, ¿seguiste una dieta especial esos días?

– Diego Simon iba los mediodías a un comedor y yo lo acompañaba; ahí nos hacían un menú para atletas y a precios accesibles. A la noche nos cocinábamos nosotros.

 

¿Cómo sale un atleta de esta etapa de los dolores lógicos provocados por estos entrenamientos tan rigurosos sin descuidar el nivel deportivo alcanzado?

– Y… los dolores siempre están. Por más que no sea un atleta elite, me entreno casi como uno de ellos por la suma de kilómetros que meto. El lunes, por ejemplo, fui ha hacerme masajear por Marcos Cóssimo y me dejó bien, pero los dolores siempre están. Por eso hay que tratar de hacer las cosas bien; cuando tenés un dolor, podés no salir y descansar ya que no perdés un día sino al contrario, sumás.

Ahora entreno esta semana y en los quince días previos al maratón voy a descargar kilómetros, haré un solo turno por día para tratar de asimilar todo lo que he hecho en la preparación.

 

Todo este esfuerzo apunta a un objetivo a alcanzar en Rosario, ¿cuál es?

– Mi mejor marca es de 2h. 47m. en el maratón, y esta vez quiero hacer 2h. 42/43m., es decir bajar unos cinco minutos aproximadamente. Son varios minutos, pero entrené para andar en ese ritmo. Sin embargo, la carrera tiene 42 kilómetros y si en un determinado momento te fundiste, no hacés el tiempo pensado… Estoy preparado física y mentalmente preparado para correr a 3.50 por kilómetro, es decir pasar en 38 ó 38m.20s.en  los 10 kilómetros, y lógicamente mantenerme hasta el final.

Mantener el nivel alcanzado para llegar a pleno al día de la carrera ha de ser fundamental…

– Ahora vienen los entrenamientos específicos para no llegar cansado al maratón. Hay que llegar con fuerza; pero al entrenar tanto, el cuerpo puede pasarte factura. Estos quince días previos son fundamentales para no llegar cansado; no hay que correr fuerte y hacer una descarga correcta para no padecer el maratón en el kilómetro 30, cuando verdaderamente empieza la carrera.

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img