Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 04 de agosto de 2022
16 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

M. Nigth shyamalan: señales (signs, 2002)

- Publicidad -
- Publicidad -

Pasaron 20 años del estreno de Señales, si 20 años. El film protagonizado por Mel Gibson y dirigido por Shyamalan nos traumó por mucho tiempo. El miedo a lo que no se ve en el seno de una familia golpeada por una tragedia, fue la tercera película del director, después de Sexto Sentido (TheSixthSense, 1999) y El Protegido (Unbreakable, 2000), y nos volvió a sorprender con sus giros en el guion, marca registrada del realizador. Señales aborda tres temas claves: religión, familia y ciencia ficción.

Esta mezcla permite al director trabajar el suspenso y el terror de la misma manera que Alfred Hitchcock lo supo hacer años atrás con sus obras. El hecho de no ver a los extraterrestres, los sonidos del monitor de bebés, los silencios y sin olvidar la banda sonora compuesta por James Newton Howard, generaron tanta tensión en el público que al más mínimo detalle, podrían estallar por el miedo.

Como toda película, siempre hay una primera opción para el elenco, que por diferentes motivos va cambiando, y Señales no fue la excepción. En uno de los últimos borradores de la historia tenía a Graham Hess como un hombre entrado en años, por eso se había pensado en la mega estrella Paul Newman. Para el momento del rodaje de Señales, Paul tenía 76 años, por lo cual era perfecto para el papel. El galán de Hollywood leyó el guión y dijo “muchas gracias, pero no”.

Ante la negativa el director no tuvo otra opción que modificar el guión, reduciendo la edad de Graham y además, buscar a su segunda mejor opción, Mel Gibson. Para el papel de Merrin sucedió algo similar. Mark Ruffalo, fue el elegido para interpretarlo, ya firmado el contrato, le surgió un problema de salud, un quiste había aparecido en su sistema auditivo. Casi de inmediato fue sometido a cirugía y si bien la extracción fue exitosa, Ruffalo sufrió parálisis facial por más de un año y hasta perdió la audición de su oído izquierdo.

Al no tener al Merrin que buscaba, el director se comunicó con el otro nombre de peso que figuraba en su lista: Joaquin Phoenix. Para sus películas, Shyamalan toma situaciones de la vida real, en este caso utilizó un caso tan antiguo como sin resolver, la aparición de dibujos en los campos de cosecha, los llamados agrogramas. Para Señales el director armó, para la mayoría de las escenas, los agrogramas.

 La producción disponía de 40 acres de tierra, los cuales formaban parte del campus de la Universidad de Delaware, para crear las señales. El equipo se encargó de reproducir minuciosamente todos los círculos y el resultado fue fantástico. En Señales la presencia de Ray (Shyamlan) es importante, no sólo por lo sucedido por Colleen, sino también porque es el único que logra capturar y encerrar a uno de los esquivos extraterrestres.

Quien no tenía idea de que Ray era Shyamalan era Mel Gibson. El actor de Mad Max conocía la interacción y el peso de Ray que tenía sobre su personaje. Al momento de rodar la primera escena juntos Mel quedó esperando a Ray y ante la duda consultó a director de cuándo llegaría el actor, allí se enteró que M. Night era también compañero de elenco. La crítica y el público quedaron fascinados con la creación de Shyamalan, esto se vio reflejado en las taquillas.

El filme se presentó en los cines de Estados Unidos y varias partes del mundo un 2 de agosto de 2002 y recaudó cerca de $410 millones de dólares. Como su presupuesto fue de tan solo $72 millones, la película fue un éxito rotundo. Un segundo boom de recaudación llegaría cuando Señales se adaptara para formatos hogareños como DVD y también para el viejo y querido VHS.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img