Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 21 de febrero de 2024
17.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Los bomberos realizan una guardia de ceniza tras un gran incendio

Tras el combate al foco desatado pasado el mediodía de hoy, una dotación sigue de guardia en el lugar haciendo tareas de enfriamiento y recorridas por la zona afectada "para apagar algún resto activo".

- Publicidad -
- Publicidad -

Bomberos voluntarios de Bolívar realizan guardia de cenizas y tareas de enfriamiento este domingo por la tarde para controlar un incendio que se originó en rollos de pastos en un campo ubicado en el kilómetro 396 de la Ruta Nacional 226.

Desde la Asociación de Bomberos Voluntarios indicaron a La Mañana que el incendio en los rollos se encuentra “controlado” y una dotación de bomberos “se encuentra trabajando en el lugar para realizar Guardia de Cenizas y efectuar tareas de enfriamiento previniendo que se reavive el fuego que puede haber quedado en el interior de alguno de los rollos que se incendiaron”.

Minutos después de las 13 horas de hoy en el cuartel de la Ignacio Rivas recibieron un llamado pidiendo ayuda porque se estaban incendiando rollos de pasto en un campo propiedad de Luciano Vicente. De inmediato acudió al lugar una dotación a cargo del oficial ayudante Carlos Lemos en el móvil número 3. Pasados uno diez minutos y cuando la primera dotación vio el panorama solicitaron refuerzos y fueron en apoyo dos dotaciones más en los móviles 10 y 11.

Los voluntarios estuvieron trabajando durante toda la tarde de hoy con recambio de guardias, entre las tareas que desarrollaron primero apagaron el foco ígneo que se había generado en los rollos de pastos y controlaron que el fuego no se extendiera hasta un cultivo de maíz que hay en las cercanías.

A su vez para controlar los incendios, con una retro pala están moviendo los rollos que se quemaron y los bomberos mientras hacen ese trabajo mojan las ruedas de la máquina para que no se quemen.

La guardia que quedó en el lugar está alerta controlando que no se reaviven los fuegos producto de los vientos y a esta tarea se la llama guardia de cenizas.

Desde el cuartel les alcanzaron a los voluntarios que trabajaron durante la jornada de hoy comida y bebidas para que se hidraten ya que la salida se produjo en horas del almuerzo y se estima que se queden en el lugar hasta altas horas de la noche cuando todo esté controlado y no haya riesgo de que el fuego se reavive.

Minutos antes de las 19 horas los bomberos voluntarios recibieron otro llamado en el que solicitaban ayuda para sofocar un incendio de pastos. En esta ocasión la alerta provenía de un campo ubicado en la zona de Unzué. Hacia el lugar fue una dotación a cargo del comandante mayor Martín Moreno en el móvil número 3.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img