Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 01 de junio de 2021
12.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Leo, luego pienso, luego existo

- Publicidad -
- Publicidad -

Andrea Volpe se crió entre libros. Atravesó los setenta, la edad de su infancia, entre los libros, las estanterías y las mesas de la incipiente biblioteca “María Alcira Cabrera”, fundada por su abuelo Paulino.

Acompañaba a su mamá, Mabel Moroni, bibliotecaria histórica de la institución que desde su fundación en 1972 tuvo sede en la planta alta del Club la Rural, donde hoy está el supermercado Actual de avenida Brown, y seis años después en su casa actual de Falucho casi esquina Brown, en un terreno cedido por el mencionado club, que se radicó en la esquina. (La “Alcira Cabrera” comenzó en 1975 la construcción de su edificio, que inauguró en 1978, en el marco de las celebraciones por los cien años de San Carlos de Bolívar.)

- Publicidad -

Aunque ‘Tota’ siempre leyó y amó los libros, en 1989 no quería estudiar Bibliotecología sino Musicoterapia cuando finalizó su educación secundaria, pero la hiperinflación que arrasó con el gobierno de Alfonsín y con el país la dejó ‘varada’ en Bolívar. Recién a fines de 2014, a sus 43, emprendió su formación como bibliotecaria en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica N° 27, convocada por las docentes Marcela Esnaola y Patricia Ponsernau. (En ese período Volpe trabajaba en el Departamento de Alumnos del CRUB, cuando la Facultad tenía sede en avenida San Martín.) Se graduó tres años después, y desde febrero del corriente, a partir de una “generosa propuesta del intendente Pisano”, es la bibliotecaria del Centro Regional Universitario en una confortable oficina en avenida Coliqueo, un ámbito que de su mano crece y abre puertas allende su rol esencial: brindar el acceso a libros específicos de las carreras que se dictan en la casa de altos estudios del Partido.

Claro que unos años antes de eso, Volpe descubrió su amor por la gestión cultural, para lo cual se formó, también de grande, en el período 2005-2008, mientras se desempeñaba en Cultura municipal, área a la que fue incorporada a su ingreso al gobierno comunal -se llamaba entonces Cultura y Prensa-, en tiempos de Reina intendente. Es gestora por la Universidad de Tres de Febrero.

 

CONTEMPLAR A TODES, APROVECHAR LOS NUEVOS FORMATOS

Es decir que como bibliotecaria anudaste dos pasiones: los libros y la gestión. Porque para ser bibliotecaria se requiere mucho más que saber de libros y de literatura…

-Claro. Creo que ese viejo concepto del bibliotecario sentado detrás del escritorio está perimido. En estos tiempos, las bibliotecas ameritan de una gestión que vaya también por otros lados, para acercar a la gente al libro. Vivimos tiempos tan tecnológicos que se puede leer un libro desde un celular, una computadora, o se puede buscar información vía web. Uno debe incorporar esos recursos a la biblioteca, aprovecharlos.

Volpe cree que no hay bibliotecario sin comunidad donde insertarse, en contacto con las necesidades y los requerimientos de esos vecinos y vecinas. “Hoy yo llego a la conclusión de que tenemos literatura variada, para todos, pero debemos contemplar que en los últimos años se han integrado a nuestra comunidad vecinos paraguayos, chinos, japoneses, bolivianos, y no disponemos de literatura específica para ellos, menos aún en sus idiomas. Por eso me he puesto en contacto con embajadas para gestionar que nos envíen material. Uno tiene que captar otros intereses, contemplar a la totalidad de la comunidad”, explicó la trabajadora.

Otra misión de una biblioteca popular, en la mirada de la ‘Tota’, es promover pero también defender y proteger la literatura que se produce en su ciudad de pertenencia. Por eso desde su cargo en el CRUB está desarrollando la creación de un Diccionario de Autores Bolivarenses, que quedará como insumo para las futuras generaciones. “Eso también es defender nuestro patrimonio”, remarcó la gestora.

 

¿Quién concurre hoy a las bibliotecas?

 -Aquí, no sólo alumnos del CRUB, sino vecinos en general. Pero para consolidar ese perfil tenemos que hacer un trabajo de visitas a barrios aledaños, de fuerte presencia en las redes sociales. Yo me siento feliz de poder implementar todo aquello para lo que me capacité y sigo haciéndolo. (Volpe continúa formándose. El año pasado hizo en Filosofía de la UBA una diplomatura en Bibliotecología Social, y ahora realiza en la Biblioteca Nacional un curso de Narración Oral, “algo fundamental porque si queremos acercar a la gente a la literatura, debemos leer o narrar los contenidos de un libro de un modo atractivo”, consideró.)

Como bibliotecaria del CRUB, la ‘Tota’ recorre las aulas y habla con los alumnos, les deja un afiche donde figuran todos los datos de interés sobre el funcionamiento de la biblioteca, “e incluso nuestro inventario de libros está asociado a un código qr que figura en todas las carteleras de la Facultad, para que puedan acceder”, agregó. 

Por lo demás, “me parece fundamental acercarnos a barrios, a instituciones donde pueden necesitar libros no sólo de estudio sino de literatura en general. Si bien nuestra fortaleza central es disponer de material relativo a las carreras que se dictan aquí”, subrayó.

En mayo, la biblioteca del Centro Regional Universitario de Bolívar incorporó una buena cantidad de material para estudiantes de las carreras, y también literatura para niños, adolescentes y adultos. “Y ahora estamos recibiendo donaciones de volúmenes para la etapa escolar”, completó la bibliotecaria.

 

ABREMENTE

¿Aún se lee por placer, o en un mundo utilitario ya no? ¿Cuál es tu experiencia, aquí y en la “Alcira Cabrera” (integra la comisión directiva de la biblio que fundó su abuelo)?

-Sí, por supuesto que se lee por placer. Acá vienen chicos a buscar libros para sus carreras, pero te aseguro que la mayoría de los usuarios de las bibliotecas populares leen por placer. Hay gente que no ha ‘negociado’ eso, no lo ha resignado. Más allá de las series, de Netflix y demás, hay muchos y muchas que siguen eligiendo los libros. De hecho, hay unos cuantos alumnos de aquí que también se llevan literatura. Creo que nosotros debemos promover eso, el acercamiento a la literatura allende la forma en que esté presentada, porque es lo que de verdad te abre la cabeza, al conocer otros mundos y otras historias.

 

Esta entrevista con Andrea ‘Tota’ Volpe tiene que ver con dos motivos: uno, que el viernes 13 se celebró el Día del Bibliotecario, en conmemoración de la apertura de la primera biblioteca pública de la ciudad de Buenos Aires, fundada por Mariano Moreno. El otro es que el lunes se conmemora el Día de la Bibliotecas Populares, en alusión a la fecha de creación de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), en 1870.

 

Chino Castro

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img