Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
11.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Las olas y el viento…y mucha, mucha acción

Por Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

Hay películas que marcan una época, y si uno habla de la década de los ´90, el cine de acción nos dio grandes exponentes y es ahí donde a comienzos de la década, más precisamente en 1991, llega Punto Límite (Point Break).

Protagonizada por Keanu Reeves como el agente del FBI Johnny Utah, que se infiltra en un grupo de surfistas para investigar una serie de robos a bancos y Patrick Swayze, como Bodhi, el carismático líder de este particular grupo.

- Publicidad -

El proyecto estuvo varios años en desarrollo, antes de que se convirtiera en una película de culto. La gente involucrada en este film, que iba a ver la luz en 1986, no son los mismos que la llevaron a cabo. Según cuenta la historia que rodea a Punto Límite, en un descanso del productor cinematográfico Rick King en la década de los ´80 estaba en una playa leyendo un periódico y una nota llamó su atención, la cual decía que la ciudad de Los Ángeles era considerada la capital de los robos a bancos en los Estados Unidos. Y es ahí que el productor le encarga al guionista W. Peter Iliff, que escribiera sobre un agente que se infiltra en una banda de surfistas que roban bancos con máscaras de expresidentes norteamericanos.     

Detrás de este proyecto estaba involucrado Ridley Scott e iba a ser protagonizada por Matthew Broderick en el papel de Utah y Charlie Sheen como Bodhi. Pero la producción fue sufriendo retrasos y se canceló antes de empezar.

Cuatro años después, el guión llega a manos de James Cameron y lo resucitó, y se su puso en el rol de productor, y la dirección quedó a cargo de Kathryn Bigelow, por ese entonces esposa de Cameron. Bigelow, que en el 2010 fue la primera mujer ganadora de un Oscar como Mejor Directora por el film, Vivir al Límite (The Hurt Locker, 2009), le dio forma al guión, y mucho tuvo que ver a la hora de elegir el casting. Surgieron nombres de la talla de Val Kilmer, Johnny Deep y William Dafoe para el papel de Johnny Utah, cuyo nombre le iba a dar el título a la película, pero luego fue cambiado por el que todos conocemos. Pero la directora sabía quién era su protagonista, un desconocido Keanu Reeves, que hasta ese momento solo había protagonizado Billy y Ted (Billy and Ted, 1989), una comedia que poco tenía que ver con la acción, pero Bigelow luchó contra el estudio para que lo eligieran, y no le erró, con los años Reeves se ha convertido en una estrella del cine de acción y para su enemigo íntimo la directora ya sabía que Swayze era el indicado, y esta vez no hubo oposición.

Una vez elegidos los protagonistas, el reparto lo completaron Gary Busey y Lori Petty, el interés romántico de Utah. Keanu Reeves aprendió a a surfear para el film, tanto le gustó la experiencia que lo sigue practicando hasta el día de hoy. Tanto se había comprometido con el papel que acompañó a agentes del FBI en plena acción para darle más realismo a su interpretación. Por su parte Swayze era paracaidista e insistió en hacer todas sus escenas, lo que fue un dolor de cabeza para la producción por el miedo a alguna lesión del actor y tener que detener el rodaje. La única condición que le pidió a producción fue que no practicara paracaidismo fuera del set de filmación. El actor también realizó varias escenas de surf, excepto la última donde surfea una ola gigante y fue realizada por Darrick Doerner, surfista profesional “big rider” (especialista en olas gigantes)

Patrick Swayze tuvo que intercalar la filmación con la gira promocional de Ghost, la sombra del amor (Ghost, 1990), lo que indicaba que el actor estaba pasando un gran momento profesional.

Punto Límite nos presentó héroes de acción poco convencionales, para lo que se veía en la pantalla por aquellos años, Stallone, Schwarzenegger, Van Damme, pero con personajes muy bien definidos, con una fotografía y una dirección impecable (por favor vean la persecución entre Utah y Bodhi a pie, es magistral), hizo de este film un clásico imperdible por los amantes del buen cine de acción.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img