Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 22 de mayo de 2022
13.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Las elecciones en la cooperativa eléctrica podría generar un cachetazo a la vieja política

Editorial, por Víctor Agustín Cabreros.

- Publicidad -
- Publicidad -

La Cooperativa Eléctrica local, su actual Consejo de Administración y las propias fuerzas políticas dominantes en Bolívar tienen hoy una oportunidad y un compromiso. Frente a las elecciones que se vivirán el lunes, deberían tener la apertura suficiente como para aventar, con gestos propios, el halo antidemocrático con el que está teñido el inminente acto eleccionario por acciones que, según se han denunciado, favorecerían a un oficialismo evidentemente golpeado en su credibilidad.

Deberían, por ejemplo, ampliar como se ha solicitado el horario del comicio. Para que no se produzcan aglomeraciones inútiles e inconducentes con riesgos de fricciones que lleven a la violencia. Deberían, pensamos, invitar a veedores de la otra lista para que participen tanto en las mesas electorales como en el cómputo de los sufragios. Deberían, en fin, propiciar hechos tendientes a dotar de máxima cristalinidad a las elecciones porque, de otro modo, especialmente su propia potencial victoria se vería afectada.

Nada se construye a partir de la sospecha, como no sea descrédito y desconfianza y la cooperativa necesita, de cara a sus próximos años, que los bolivarenses tengan motivo para volver a confiar en ella y en las manos que la conducen.

Confiamos en que así sea, aunque lo sea de urgencia y tomando medidas de ese tenor. Confiamos en muchos de los integrantes del Consejo de Administración, que no permitirán que se manchen sus nombres con ese halo de sospecha al que hacemos referencia y menos aún permitirán que ello salpique a las instituciones que representan. Confiamos en que serán ellos los que se planten y exijan nada más y nada menos que garantías democráticas. Luego de ello quien gane será bienvenido, por resultar bien nacido su triunfo.

Habrá el lunes dos modelos diferentes en pugna, que responden a criterios y lógicas también diferentes. El que responde a criterios ya no teñidos sino absolutamente pintados de política partidaria que, por eso mismo, contamina todo lo que toca sin ninguna inocencia. Un modelo antiguo, para nada novedoso y que postula que todo lo que es fuente de poder debe estar encerrado entre brazos de la política dominante y servir a esos intereses. Y por el otro el modelo de los vecinos de base, los que se sienten afuera de toda convocatoria y descubren que, al fin de cuentas, son los verdaderos dueños de una empresa que, sin dudas, necesita reconstrucción.

Será una lucha despareja, por cierto. Una pelea entre la estructura y el voluntarismo, entre poderosos que no quieren perder ese poder y gente de base que encuentra su fortaleza en la unión, en el compromiso y en la alegría que produce proponerse hacer las cosas bien. Nos parece que es una buena oportunidad para que la política vieja, rosquera, egoísta, reciba un cachetazo que la haga reaccionar, porque está claro que la necesitamos mejorada. Los accionistas, los usuarios de la Cooperativa Eléctrica, tienen la palabra y pueden dar ese cachetazo que, al mismo tiempo, se convierta en un ejemplo.

Víctor Agustín Cabreros

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img