Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 03 de junio de 2021
7.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“La unidad y la renovación serán claves para recuperar el Municipio”

- Publicidad -
- Publicidad -

Con las campañas ya lanzadas en lo que respecta a las elecciones internas de la Unión Cívica Radical, en Bolívar tres listas pugnan por hacerse de la conducción del Comité, usina promotora de militancia e ideas. Una de ellas, la 123, postula al ya histórico Daniel Salazar para ocupar el sillón principal de la vieja casona radical y tiene como referente indiscutido a Juan Carlos Morán, quien retornó al partido sin nunca haberse ido del todo y, por el contrario, quizás hizo mejores honores a la filosofía radical dando aquel portazo junto a Elisa Carrió como un llamado al retorno a las viejas raíces del partido fundado por Alem.

 

- Publicidad -

Juan Carlos Morán fue presidente de la Juventud Radical provincial y secretario de la Nacional en la mesa presidida por Raúl Alfonsín. Resultó electo diputado provincial por el centenario partido y de allí dio el salto a la Cámara de Diputados de la Nación, desde la cual fue principal impulsor y denunciante en numerosas causas de corrupción, algunas de las cuales devinieron en detenciones aún vigentes. Previo paso por el RENAPER y finalmente por el Ministerio del Interior de la Nación, volvió a Bolívar y aterrizó en el llano, a ocuparse de sus asuntos profesionales y de familia. Sin embargo, muy lejos de ausentarse de la arena política, está dispuesto (lo dice en el transcurso de esta entrevista) de dar las peleas que corresponda para que la política local, la bolivarense, “empiece a dar las respuestas que la comunidad necesita y reclama”.

Por eso resulta ser un entrevistado central en el marco de las internas partidarias y porque, además, su voz truena en tono sostenido ante el reclamo de unidad, petición indisimulada de las bases, palabra que suena un tanto contradictoria frente a la contienda electoral ya en curso.

“La verdad es que nosotros hicimos un gran esfuerzo por la unidad antes de las internas porque creímos que era un acto de racionalidad. No fue posible y entonces, ahora es imperioso ganar la conducción de partido para desde allí volver a bregar por ella. Nuestro adversario no está entre nosotros, nuestro adversario político está hoy gobernando los destinos de Bolívar y lo está haciendo muy mal. Es absolutamente necesario conseguir un radicalismo unido para aspirar a recuperar el Municipio y ese es el trabajo sobre el que insistiremos desde el Comité”, dice un Juan Carlos Morán distendido, sereno y al que no se le notan a lo largo del diálogo, sentimientos encontrados hacia nadie.

 

Hablanos del candidato a presidente local de la UCR. ¿Por qué la lista 123 está encabezada por Daniel Salazar y por qué el radicalismo local debiera votarlo?

“Hay muy pocos radicales de base, tan radicales como Daniel. Es un hombre que siempre ha estado apoyando desde adentro, sin detentar jamás ningún cargo y sin pedirlo. Daniel es un hombre que tiene grabado el ideario radical desde muy chico. Es un afiliado histórico, que siempre ha tenido el mejor diálogo con todos y, por eso mismo y por otros factores, es la figura ideal para presidir el Comité y hacer desde allí el llamamiento que queremos a la unidad. Los que lo conocemos bien, y todos los radicales lo conocemos bien, sabemos que es una persona de buena capacidad en todos los sentidos, desde la intelectual a la de acción política. En mi caso, es un verdadero orgullo acompañarlo y hacer todo lo posible para que se transforme en nuestro presidente. Sería un merecido reconocimiento del radicalismo a su fidelidad, seriedad, compromiso y trabajo desinteresado permanente”.

 

¿Cuál es tu papel en este movimiento que, por lo que se ve, tiene muchas caras jóvenes?

“Mi papel claramente es la construcción. Creo firmemente en la necesidad de la renovación del radicalismo, que no significa descartar a nadie sino, por el contrario, darle el lugar que les corresponde a los jóvenes y facilitarles el protagonismo. Por supuesto que la primera construcción es la unidad y desde allí mirar al 2023, cuando deberemos ser capaces de ganarle la elección al oficialismo. Podemos hacerlo y, repito, Bolívar necesita que lo logremos. Y diré algo más: si para construir ese camino personalmente debo hacer algún renunciamiento, lo haré. Por supuesto que pienso en una candidatura a intendente en 2023; pero la unidad está por encima de cualquier nombre y de cualquier pretensión personal”.

 

Explicame por qué es necesario que el radicalismo recupere el Municipio…

“Ante todo porque la alternancia en el poder es un presupuesto de la democracia. En segundo lugar porque siempre, toda renovación, trae aire fresco, nuevas ideas, nueva potencia en la gestión. Pero también hay que decir que es necesario demostrar que el “pisanismo” ha utilizado la pandemia de COVID para tapar todo lo que está haciendo mal.

“Porque necesitamos que Bolívar vuelva a ser una ciudad limpia y ordenada, sin basurales, como se merecen los vecinos. Porque necesitamos planificar el desarrollo de Bolívar con incubadoras de empresas, con promoción y asesoramiento de pymes, con agregado de valor a nuestra materia prima y generando trabajo. Porque necesitamos un CRUB con carreras cortas de programación, tecnología y relacionadas a servicios, comercio y trabajo de Bolívar. Porque ya es hora de modernizar el municipio jerarquizando en serio a los empleados, no sólo con mejores sueldos sino con organización, capacitación, expediente electrónico, historia clínica digital, etc. En fin, Bolívar es y será una gran oportunidad para atraer y mantener vecinos que quieran calidad de vida. Tenemos condiciones geopolíticas inmejorables Necesitamos una política sostenida y planificada para ser una ciudad inteligente y lograr en 5 años servicios de salud, educación, cultura y tecnología de calidad”.

 

Un viejo radical me preguntaba hace unos días si no habrá llegado el momento de que el resto del radicalismo te dé su apoyo. Te traslado esa pregunta…

“Bueno, me gustaría mucho. Creo que sería un justo reconocimiento a alguien que, como muy pocos, dio las batallas que son propias del ideario radical. No me gusta hablar de mí, prefiero en todo caso que lo hagan otros; pero es bien cierto que cuando ocupé cargos electivos me puse al frente de la lucha contra la corrupción, enfrentándome a veces en soledad contra actores de la corrupción nacional más impactante de la historia argentina. Allí están las causas, algunas muy vigentes y con detenidos, que prueban mi accionar. La mía fue una forma de actuar que hace a la esencia de ser radical y obviamente que me gustaría mucho que los que comulgan con esa filosofía de vida y de acción lo entiendan de ese modo y lo valoren”.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img