Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 08 de junio de 2021
14.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

La Rural que no se ve

- Publicidad -
- Publicidad -

Hay hechos, fundamentalmente humanos, que suceden en esta exposición rural que decididamente llaman a la emoción. Y a la admiración también. Y al elogio, a la necesidad de contarlos para que alguien los imite.

Lo que sucede en el comedor El Fogón es uno de ellos, quizás el más llamativo de todos y el que más sorpresa causa sobre todo en los foráneos, en la gente que viene de visita a Bolívar y recala en ese lugar a almorzar o a cenar.

- Publicidad -

Lo hemos dicho en otras oportunidades, pero vale reiterarlo: el grupo de voluntarios que tiene la Sociedad Rural al servicio de El Fogón y de todas sus actividades conexas es sencillamente espectacular. Analía Hueso es, de alguna manera, la líder que encabeza ese grupo, la encargada de la coordinación. Pero junto a ella un sinnúmero de hombres y mujeres prestan siempre su tiempo, su trabajo, su dedicación, cuantas veces sea necesario a lo largo del año y hacen epicentro de su actuación, precisamente, en cada septiembre, cuando las puertas de la Rural se abren para esta fiesta que sigue siendo la mayor de Bolívar.

Es tal el grado de organización alcanzado por todo este voluntariado, que año tras año van incorporando novedades, tanto edilicias como de equipamiento y puede decirse, a esta altura, que cuentan con uno de los servicios gastronómicos más completos de la ciudad, valor que se incrementa al utilizar las instalaciones ruralista que, todos sabemos, son de una magnificencia casi única.

Este año han inaugurado nuevos baños para la gente que trabaja, un amplio salón para depósito, se compró una heladera industrial de 4 puertas y se está pensando en seguir ampliando las instalaciones. Es que, al compás del trabajo que realizan, hay muchas actividades, lo dijimos, a lo largo del año y entonces en preciso contar con esas comodidades.

Analía Hueso dijo ayer, emocionadamente por cierto, que “nos sobra gente que por propia voluntad viene a colaborar. Nunca tenemos necesidad de llamar a nadie”. Quizás este sea el mejor resumen de lo que aquí sucede. Es que se ha generado, e ido creciendo, una corriente de afecto nacida en el 2008 en tiempos duros, y ese afecto es el mejor caldo de cultivo para las mejores realizaciones.

Nos gusta por eso mostrar en pocas imágenes, esta parte de la Rural que no se ve.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img