Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 25 de septiembre de 2021
15.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

La Opinión, una manera de mirarnos a nosotros mismos

- Publicidad -
- Publicidad -

Nos asociamos a este aniversario reproduciendo la columna editorial firmada por Mariela Nazar, Directora del diario La Opinión.

Y llegó el día en que las páginas de la memoria, la noticia y la historia se volvieron centenarias y este oficio de escribir el latido de la región nos despertó como cada día, como cada mañana, amaneciendo todo un siglo en un diario, toda una vida corriendo en estas venas de tinta y papel.

- Publicidad -

Un siglo en el que fue creciendo la ciudad, abriéndose paso en su derrotero y destino. Un camino que cada habitante construyó y construye con la misma generosa actitud con la que camina hacia el trabajo cotidiano; con la misma pasión con la que los artistas lo llenan de colores y sonidos; con la fuerza del andamio y la rutina positiva de construir un lugar que nos permita crecer y soñar; con la misma empatía con que cada uno de nosotros abre los ojos de escuela, se vuelve adulto de calles y encuentros y deja su impronta marcada en el recuerdo. Todo lo que en un momento fue información y noticia, tapa o recuerdo o parte del continuo devenir y,  justamente por eso, fueron parte del diario.

Pero, detrás de cada día, de su vaivén de máquinas e impresoras, de llevar la noticia fresca a cada lector, detrás de eso, estuvieron decenas de laburantes de la pluma y la palabra, decenas de trabajadores de la noticia, algunos entre astralones, insoladoras y tintas, otros desde el arte de graficar mejor la comunicación, y muchos más poniendo el alma a ese universo de papel, marcando su presencia en el silbo amanecido de los canillitas.

Temprano, bien temprano, golpeando en cada casa para llevarles lo que nos pasa, lo que nos duele y lo que nos alegra, lo que nos emociona y lo que nos hace soñar con un futuro mejor. El diario es eso, es una parte de nosotros mismos y de nuestras historias escritas cada día para vernos y mejorarnos.

Un diario es ni más ni menos que el espejo informativo de lo que toda una sociedad genera y edifica. En esas páginas vive la comunidad entera con sus circunstancias. Por eso, ahora que celebramos un siglo, qué mejor que agradecer a toda esas generaciones de años y años, a todas las personas (igual de importantes) que fueron parte de la vida del pueblo y del pueblo hecho vida.

A nosotros mismos que también hemos vivido nuestros sueños aquí adentro entre personas que también abrazan las horas de cada jornada, buscando y descubriendo la información nueva, conteniéndola y difundiéndola con la mayor objetividad posible. Transportando la noticia, aún con aciertos y errores pero con franqueza, para que llegue lo más pura posible al lector, es un compromiso constante de los que hacemos el diario, a diario.

Hemos pasado por días prístinos, diáfanos, pero  también  grises y negros, por amigos que se van y por compañeros que, afortunadamente, siempre están volviendo, como la vida misma. Hemos festejado conquistas y  gambetas, pero también hemos sufrido el dolor de la patria cuando duele.

Hemos sido mensajeros de los sucesos que cada integrante de la sociedad genera. Testigos privilegiados del pulso del pueblo, latiendo de calles y esquinas y cada vez  le pusimos alma y vida a esto de contar cada día las cosas que nos pasan, para que se vuelva memoria y más tarde nos enseñen desde la sabiduría hecha historia.

Por eso hoy celebramos cien años, un siglo, muchas vidas. Vamos a persistir en lo que amamos, vamos a continuar titulando la vida diariamente. Vamos a seguir escribiendo junto a ustedes la historia, a diario. ¡Gracias por tanto!

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img