Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 29 de febrero de 2024
18.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

La obra ‘Amor de Bernarda’ se estrenará este jueves

Nueva producción de La Barraca.

- Publicidad -
- Publicidad -

Amor de Bernarda, de la compañía teatral La Barraca, se estrenará el jueves, en la sala de El Mangrullo.

Con un elenco integrado por Ana Laura Maringer, Anneris Escalada Aranas, Santiago Santos, Luna Silva, Jazmín Woycik y Pablo Toulouse, dirección de José María Alabart, asistencia de dirección de Leo Bertolini y un diseño de escenografía y vestuario de Agostina Sosa.

Las funciones serán de jueves a domingo, a las 21.30 en Venezuela 536, con entradas a 2000 pesos.

Un dato vital es que la música de la obra se toca en vivo. Usan canciones no originales, algunas muy conocidas popularmente, en versiones personales, mínimas y breves de Jazmín Woycik Lamarque, en algún caso con improvisaciones en base a determinada melodía. Ana Maringer cantas dos temas. En uno, Jazmín la  acompaña en guitarra, en el otro en cello. A su vez, Woycik toca guitarra y cuatro, y también canta una canción. Luna Silva canta otro tema, y lo propio hace Anneris Aranas con partes de otras piezas.

¿Cómo ha sido el proceso de ensayos, que insumió varios meses?
José María Alabart: – Arrancamos a mediados de abril, así que estaríamos con diez meses de trabajo, que más o menos redondearán unos ochenta ensayos, o quizá un poco más si podemos darle al trabajo una buena continuidad esta semana con juntadas diarias. Ha sido un proceso fracturado, por cuestiones de salud de algunos integrantes; también hubo que hacer un reemplazo interno, porque una de las actrices se fue de Bolívar (Patricia Galaz). Pero bastante intenso ha resultado.

Amor de Bernarda es una obra de Patricia Suárez, y una precuela de La Casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca, con sucesos situados treinta años antes. Alabart realizó una adaptación, donde hay un prólogo y un epílogo que suceden con Bernada vieja (son dos monólogos), dieciséis años después de lo narrado en la pieza del célebre autor español. “Dentro de la obra que propone Suárez, agregué un personaje, la Mendiga, que viene a ser la muerte, que está tomada de Bodas de Sangre, también de García Lorca. Y ella la sitúa en España y con un léxico muy castizo, y yo la traje para la Argentina, es decir que esto estaría sucediendo en Buenos Aires, y hablamos en argentino, digamos”, explicó Alabart vía telefónica el fin de semana con este diario.

¿Estás conforme con cómo está quedando la producción?
– Sí. Desde luego que está siempre la inconformidad, aquello de que siempre puede ser mejor. Lo que creo le pasa a cualquier artista en cualquier rubro. Pero llega un momento en que es necesario largarlo a la apreciación del público, donde de alguna manera se completa el espectáculo. Desde luego que siempre hay cosas para mejorar y profundizar, que quizá luego del estreno podamos seguir trabajando y viendo en qué deberíamos hacer eso. Se da siempre, en cualquier marco, pero algunos atentan más contra esto, y es el que estamos atravesando nosotros hace mucho tiempo: no tener una sala y ensayar en otros lugares, y después pasar a la sala done será el estreno, modifica cosas y hay poco tiempo de adecuación.  Fundamentalmente viene por ahí, aunque seguramente que si hubiésemos tenido del primer ensayo al último en el mismo lugar también habría cosas para seguir modificando, profundizando y mejorando, porque siempre es así.

Igualmente haber recalado en la vieja sala de El mangrullo, en el ámbito que La Cultural comparte con el museo en avenida San martín, supongo que alivia esa cuestión, por más que no sea ese el lugar de estreno. Pero por lo menos ahora ensayan en el mismo sitio, en vez de andar deambulando por casas particulares.
– Eso es un avance muy importante, a diferencia de la obra anterior, que íbamos ensayando diferentes partes en distintos lugares, que además eran sitios no todos con las mismas medidas y características, bueno, etcétera. Era todo diferente, y luego amalgamar todo eso resultó un trabajo más duro. Lo que pasa es que en aquella ocasión tuvimos el teatro con un mes de anticipación, acá por diferentes causas, entre ellas la función de Diario de un loco, del domingo 4, recién esta semana podremos arribar al sitio, entonces tendremos solo una semana para adecuarnos al lugar y demás. Pero claro que es un avance hacer base en un sitio y poder elaborar todo ahí.

Respecto del interés que puede despertar esta propuesta: cuando La Barraca llevó a escena La Casa de Bernarda Alba hubo una muy buena cantidad de gente que concurrió, y, más aún, las devoluciones del público resultaron muy buenas, la propuesta gustó mucho en general. Amor de Bernarda tiene vínculo con La casa, entonces te pregunto cuán a favor puede jugar aquella alta repercusión.
– No lo sé. No lo sé, no fue ese el móvil, ‘ah, ya que nos fue bien con las dos versiones que hicimos de Bernarda, vamos a salir con esto’. No lo sé, porque también tuvimos una buena convocatoria de público y bastantes elogios con Pequeños Demonios Azules, así que en nuestro imaginario está que vamos a lograr una buena corriente de público, porque a eso nos tiramos siempre o por lo menos es el deseo, pero después veremos qué ocurre con las críticas que podamos recibir del trabajo.

Si la próxima obra que hacen es La Casa del Demonio Azul ya nadie les creerá nada. (Risas, fin de la entrevista.)

Chino Castro.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img