Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 23 de julio de 2021
9.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

La Mañana, a un paso de volver a su vieja casa de la avenida Venezuela

- Publicidad -
- Publicidad -

Nuestra vieja casona de la avenida Venezuela 159 está siendo objeto de reparaciones. Desde finales de Agosto del año que pasó comenzamos a repararla y adaptarla para que nos vuelva a recibir, esta vez con todas las comodidades que requiere nuestro trabajo.
Es así que estamos en condiciones de afirmar que el Diario La Mañana, en pocos días más, vuelve a su casa. No será solo un cambio edilicio. También aprovecharemos la oportunidad para hacer transformaciones profundas en nuestras plataformas comunicacionales, revalorizando el rol que le toca aún cumplir a los medios impresos y dándole mucha potencia a la edición digital con la incorporación de tecnología de punta (posible de la mano de nuestra participación societaria en Diarios Bonaerenses S.A.) que ponga en valor el mayor capital con el que contamos: nuestro equipo de periodistas y comunicadores.
Ya habrá tiempo para comentar dichas novedades, aunque preferimos que se vayan notando solas convencidos de que no hay mejor publicidad que la acción. Sin perjuicio de ello, y sólo a modo de adelanto, nos interesa mencionar que somos parte del lanzamiento de la red SUMO, una plataforma digital que ya totaliza unos 30 millones de usuarios en la provincia de Buenos Aires y que fue posible por los acuerdos alcanzados entre DIB y Editorial Perfil. Esta plataforma permite la canalización de publicidad programática por esa red. Se trata de una fórmula publicitaria moderna, prácticamente robotizada, que “apunta con mira telescópica” al consumidor de productos, utilizando el mecanismo de la segmentación, una estrategia no tan moderna pero sí poco utilizada por los pequeños medios periodísticos a quienes siempre se les dificulta el acceso a tecnología por razones presupuestarias.
Habrá más novedades, por cierto. Todas ellas apuntando a mejorar nuestra calidad en el trabajo y la llegada por distintas vías a nuestro lector, hoy transformado en audiencia. En esta primera nota sólo queremos anunciar el pronto retorno a Venezuela 159 y dar las gracias a todos los que lo están haciendo posible.
En primerísimo lugar al ingeniero Gualberto Noseda, propietario de la Galería Alvear que cobijó nuestras oficinas durante 10 años. Años que se pasaron muy rápido, entre otras cosas porque nos sentimos muy cómodos en el lugar y contenidos por la buen amistad con la que nos distinguió Gualberto, un verdadero señor, con todas las letras.
Sentimos agradecimiento y orgullo por los operarios que se encargaron de las refacciones. Luciano Pasucci y Saúl Flores han hecho en el lugar de todo. El trabajo de albañilería no era simple, requería de esfuerzo y también de entusiasmo e imaginación. Una casona de 120 años tiene siempre sorpresas guardadas para quien pone manos a la obra. Ellos lo resolvieron todo con profesionalismo y buena onda. Para muestra, baste el botón de la reconstrucción del frente. Saúl Flores, como un verdadero artista, hizo sus propios moldes y con muchas paciencia y habilidad rehízo molduras históricas, que nunca debieron haber sido rotas y ahora están allí, impecables, esperando solamente la pintura.
Domingo Conicenti tiene a su cargo las instalaciones eléctricas y de red. Es “nuestro electricista” desde hace muchos años y en él confiamos ciegamente. Ya pasaron varios kilómetros de cables nuevos por cañerías que se distribuyen en los 550 metros cuadrados cubiertos y estamos ansiosos por encender las nuevas luces, lo que será pronto.
El interior ya está resuelto. Sólo falta terminar un tabique divisorio con durlock provisto por Fabián Campos (gracias también a él), y finalizar la pintura de un ambiente. Nos dedicaremos entonces al frente, intentando poner en valor una fachada tan antigua como bella, para alegría quizás del arquitecto Luciano Carballo Laveglia, nuestro columnista ya habitual que con sus notas está al rescate de esos frentes que ya no se hacen.
A todos los proveedores locales de materiales, muchas gracias. Especialmente al corralón de Palomino e Hijos, que nos proveyó la mayoría de ellos con prontitud, calidad y buenos precios.
Si todo sigue como hasta ahora, quizás en el mes de Abril podamos abrir las puertas de nuestra vieja-nueva sede y preparar el festejo del aniversario número 67 de La Mañana que será el 15 de Junio, en casa.

- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img