Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“La impresión 3D es una alternativa que lleva soluciones sencillas a problemas complejos”

- Publicidad -
- Publicidad -

Maximiliano Peret es un bolivarense radicado ya desde hace muchos años en Olavarría, donde ejerce como docente investigador de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN). Fue él quien acercó, vía gestiones de las autoridades de educación, el proyecto para que en la Escuela Técnica se fabriquen las mascarillas en la impresora 3D que posee la institución de la avenida Centenario.

En diálogo con LA MAÑANA, Maxi contó como comenzó todo: “Nosotros arrancamos el sábado acá en la Facultad, varias voluntades distintas, yo publiqué en las redes qué podíamos hacer, otros andaban pensando lo mismo, así que armamos un grupo de whatsapp y estuvimos viendo distintas máscaras y barbijos para ver cuáles eran más efectivas, cuáles podíamos llegar a tener que utilizar, y cuando el Hospital nos dio aprobó que difundiéramos lo que estábamos haciendo, despertó muchísimo interés”.

- Publicidad -

Enseguida el proyecto llegó a las autoridades de Educación: “La inspectora jefe regional, Mónica Wagner, nos llamó para poner a disposición las impresoras de las escuelas y nos comentó que le había acercado el proyecto al intendente Marcos Pisano. Marcos me llamó y ahí comenzamos la gestión, yo le mandé los archivos a través de Luciano Villarreal (que a la vez es su primo hermano) para que pudieran compartir, y a partir de ahí estamos compartiendo algunas ideas, viendo dónde buscar algún material, cómo resolver algunas cuestiones básicas”.

El proyecto llegó a nuestra ciudad; pero también a otros puntos de la provincia y del Cono Sur: “Estamos en contacto con Bolívar como yo en lo personal estoy en contacto con gente de 17 ciudades de la provincia que nos han mandado a pedir los archivos y que están fabricando estas máscaras en sus localidades. También nos escribieron de Perú para replicar el proyecto allá, es muy interesante lo que se está logrando en cuanto a la solidaridad, al apoyo, acá tenemos la colaboración de muchas librerías y gráficas que nos están proveyendo de material”.

 

Esto se visualizó a partir de esta pandemia, pese a que venías trabajando en ello desde hace rato…

Sí, esto no se veía antes porque cada uno estaba trabajando en lo nuestro, hacíamos nuestros propios proyectos, aprendiendo a usar, a diseñar nuestros propios productos en nuestras impresoras. Esto nos motivó a pensar en conjunto, a ver qué podíamos aportar. Personalmente ver que en España tenían este problema de la falta de insumos me hizo pensar que acá podíamos anticiparnos y empezar a construirlas antes.

Muchos de los que sabían que había comprado una impresora 3D me decían: “¿Vale la pena, se amortiza?”, creo que con este proyecto y lo que estamos generando con esto está más que paga la inversión porque nos demuestra que la impresión 3D hoy es una alternativa que puede llevar soluciones sencillas a problemas que son bastnate complejos.

 

¿Están lejos de fabricar respiradores, que es otra demanda y que en otros lugares ya se están haciendo con estas mismas impresoras?

Acá en Olavarría hay un grupo que está trabajando en paralelo con nosotros que están diseñando un respirador. Yo en ese proyecto me sumé sólo como impresor, porque la verdad que desde el diseño, la electrónica y otras cosas que hacían falta no tenía mucho para aportar. Hay varios proyectos en Argentina que están trabajando en el proyecto de respiradores impresos en 3D.

Angel Pesce

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img