Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 08 de febrero de 2023
24.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“La idea es siempre potenciar a los jugadores del club”

Luciano Villarreal, flamante entrenador de Empleados de Comercio.

- Publicidad -
- Publicidad -

Se viene un 2023 muy cargado en materia futbolística. Empleados de Comercio, histórico club bolivarense apunta a ser animador en todos los frentes. En lo que respecta a su equipo de Primera masculino, ya tiene entrenador tras la salida de Julio Zorrilla. Se trata de un viejo conocido de la institución albirroja, nada más y nada menos que Luciano Villarreal, ex jugador y DT del club, con una vida participando en el día a día del “Gallego”.

Tras un retiro de cinco años, “Lucho” vuelve con todas las ganas para hacerle frente al exigente calendario del fútbol nuestro, tanto en el campeonato Interligas como en el Torneo Oficial.

La Mañana charló con él para conocer los pormenores de este nuevo desafío en su carrera.

Esta es una vuelta que no tenía fecha, pero sí que iba a pasar…
– No tenía planificado el 2023. Pensaba volver más adelante. Por distintas circunstancias y la posibilidad de volver a estar en el ruedo acepté volver, teniendo en cuenta que Julio (Zorrilla) se alejaba y que yo siempre pienso que debo devolverle al club todo lo que hizo por mí. Tratamos de armar un cuerpo técnico con gente de Empleados, afortunadamente se pudo hacer y ahora comienzo a pensar lo que se viene, con muchas ganas para arrancar con todo. Buscaré tener el plantel más largo posible de cara al 26 de enero, la fecha que nos pusimos para iniciar la pretemporada.

Cuando te fuiste en 2018 el contexto de fútbol de Bolívar era muy diferentes a este que te toca vivir hoy…
– Al margen de eso creo que el objetivo siempre es el mismo, tener a Empleados lo más alto y competitivo posible. Antes estábamos en la Liga de Pehuajó, un torneo de menos de 20 equipos en donde el club tenía problemas para clasificar. Ahora está el Interligas, un desafío muy importante e interesante para nosotros. A eso se le suma la liga local que está muy competitiva. Cuando nosotros nos fuimos había pocos equipos. Hoy la liga esta fortificada.

¿Qué cambió para que vivamos este presente en el fútbol bolivarense?
– Hay un buen trabajo en la parte dirigencial por parte de los clubes que antes no intervenían y ahora se animan a hacerlo. Jugadores hay con ganas para nutrir a todos esos equipos, por lo que considero que fue muy importante lo que se hizo potenciando a esos equipos que se formaron, contando con el apoyo de la liga y el trabajo de los distintos cuerpos técnicos de la ciudad. También hay que decir el trabajo que se hizo en Urdampilleta y Daireaux, con clubes que tienen personas con un fuerte sentido de pertenencia.

Los objetivos pueden buscarse desde lo deportivo o en el fortalecimiento del plantel apuntalando chicos de las inferiores en el primer equipo ¿Cuál será la meta de tu trabajo en el primer año?
– La idea es siempre potenciar a los jugadores del club. En su momento cuando me hice cargo contábamos con la categoría 94, una división muy interesante que le permitió un recambio al equipo. Muchos de esos chicos se quedaron en la ciudad y actualmente juegan en Empleados. Hoy contamos con muy buenos jugadores en la 2005 y pensamos que algunos chicos van a jugar en Primera, pero tal vez la realidad es que muchos de ellos en algún momento se vayan a estudiar. Vamos a ir sumándolos de a poco.

¿Cómo se anexa a los más pibes con los jugadores con rodaje?
– Creo que los chicos tienen que estar mentalizados y preparados para cuando les llegue el momento. Los pibes desde luego tienen ganas, pero también deben aguardar ese momento en donde se les puede dar. Creo que la muestra más concreta es lo que pasó en el Mundial. Algunos jugadores parecían que no eran tenidos en cuenta y cuando entraron terminaron siendo las figuras del Mundial. Eso pasó porque estaban preparados esperando su momento. Soy consciente de que aquí es diferente, ya que debo convencer a muchos de que sólo entran once en una liga amateur.

¿Cuánto aporta el interligas?
– Es fundamental que exista como este. Tenemos un torneo local y está bien, pero creo que el salir a jugar incentiva a los jugadores de otra manera. También pienso que es un acierto el rumbear para el lado de Olavarría, ya que es una liga que cuenta con otra infraestructura y clubes, los cuales se preparan de otra manera. El objetivo del jugador de Olavarría es jugar el Federal, ya que es una vidriera increíble.

¿Cuánto tiempo estarás en esta segunda etapa como DT del “Gallego”?
– Por ahora estamos pensando en el 2023, luego se irá viendo. Antes estuve cinco años, pero era otro contexto en mi vida, con menos obligaciones laborales y más tiempo para dedicarle al fútbol. Hoy comienzo un desafío el cual encaro con mucho profesionalismo junto a mi cuerpo técnico. Tendré que combinar mi tiempo laboral con el club y espero que todo se desarrolle de manera óptima. Soy un entrenador que trata de conocer todos los detalles del rival, algo que lleva tiempo. Se que este trabajo no depende de un resultado deportivo, por lo que buscamos lograr un proceso, el cual le deje algo positivo al club.

P.L.P.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img