Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 28 de febrero de 2024
31 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

La FACEPT y 35 CEPT cerraron el año de actividades en Bolívar

Intercambiaron experiencia de sus comunidades rurales.

- Publicidad -
- Publicidad -

El día miércoles 6 se realizó la Asamblea Anual Ordinaria de la Federación de Asociaciones de Centros Educativos para la Producción Total (FACEPT) en el salón Las Marcas de la Sociedad Rural de Bolívar, en donde las 35 comunidades rurales que integran la Asociación Centro Educativo para la Producción Total (ACEPT) estuvieron representadas, trabajando lineamientos y mandatos para el próximo año, además de presentar la memoria y el balance anual.

Dentro de la FACEPT funciona el Programa Centros Educativos para la Producción Total (C.E.P.T.) es una propuesta educativa de alternancia entre la institución rural y los hogares, abierta a la comunidad, en la cual el aula, la institución educativa, el territorio y todos los actores interactúan permanentemente como una comunidad de aprendizaje.

Durante el encuentro fue una excelente jornada de participación, donde reinó la solidaridad, la empatía y las ganas de seguir trabajando por un campo mejor y por el desarrollo de las comunidades. “Agradecemos a los integrantes de la Sociedad Rural que siempre nos prestan el salón para cuando necesitamos reunirnos y es una gran comodidad poder hacerlo acá porque está bien en el centro de la provincia y nos queda a todos la misma distancia para poder viajar y poder estar”, dijeron los organizadores.

Entre ellos estuvieron la socióloga Susana Ferraris y Gerardo Bacalini quienes en el año 1988 impulsaron los Centros Educativos para la Producción Total. “Comenzamos a través de una inquietud que nos acerca la Dirección de Agraria por la poca presencia de alumnos en las Escuelas Agrotécnicas de chicos que vivían en el interior del campo, el desafío fue como podíamos pensar una educación, y como nosotros conocíamos el programa de escuelas de alternancia retomamos con las dos primeras comunidades: Belgrano y Giles que son hoy el CEPT Nº1 y Nº2 y ahí empezamos a trabajar con las familias y con las maestras de las escuelas rurales de esa zona en rediseñar una escuela que tuviera una educación diferente porque la gran preocupación de los padres siempre fue que los hijos se vayan y nosotros ya sabíamos de entrada que eso no se solucionaba solo con educación, sino con educación, producción, trabajo y cultura rural, por eso el programa CEPT no solo se ocupa de la formación secundaria de los chicos con la pedagogía de la alternancia, sino de promover el desarrollo de las comunidades”, explicó Ferraris.

“El programa busca el arraigo con su multidimensional: infraestructura, oportunidades laborales, autoestima de las comunidades para luchas por sus pueblos; se trabaja integralmente en todos estos aspectos. Son treinta y cinco años de permanencia y cuando comenzamos no sabíamos cómo iba a funcionar, empezamos con un primer año en dos CEPT y enseguida fue bienvenido el formato en las comunidades y comenzamos con todo un cambio que esto trae que es totalmente diferente como se promueve un CEPT a como se promueve una escuela tradicional. En los CEPT se comienza promoviendo la organización de la comunidad y la comunidad evalúa y habla con las familias futuras, se busca el lugar y se selecciona a los docentes de forma conjunta entre la comunidad y los inspectores, tiene muchas particularidades”.

Bacalini contó que “la idea es usar la Educación en el medio rural para que los jóvenes puedan hacer la secundaria sin que las familias tengan que dejar su lugar, esa fue la idea base porque antes la gente no tenía la posibilidad de hacer el secundario en el medio rural, en el medio del campo y así empezamos, en Belgrano y en San Andrés de Giles y acá en la zona también lo hicimos muy rápido en Espigas”.

“Este es un programa de la Dirección General de Escuelas donde se permite la cogestión de la comunidad que se organiza para gestionar este tipo de establecimientos educativos pero no solo el objetivo es la educación en sí que es muy importante sino posibilitar muchas herramientas para la producción, el trabajo, producción de alimentos para que la gente tenga otras posibilidades de trabajo en el medio rural y que nuestro campo no se termine de despoblar”. “Estamos muy contentos porque hoy tenemos treinta y cinco centros en toda la provincia, un Instituto Superior que forma a los docentes en distintas tecnicaturas y un Centro de Formación Laboral para agregarle a cada uno de los centros que tenemos cursos de formación laboral que sean necesario en la zona”.

¿Cómo surgió la idea de esta modalidad escolar?

-Hace cincuenta años fui a Francia a ver las experiencias y en ese país fue en donde se inició con el medio rural francés las escuelas de alternancia y las incorporamos en la Argentina, primero en la provincia de Santa Fé y en el año 1989 la trajimos para Buenos Aires.

Tomás Trivelini, alumno del CEPT Nº12 de Villa Ventana contó su experiencia con esta modalidad. “A mí me llamó siempre la atención el CEPT, cuando llegas a sexto año de la primaria tenes esa disyuntiva de si vas a ir a la escuela común que vas toda la mañana o al CEPT que tiene este sistema de permanencia en alternancia y mi experiencia es muy buena, siempre me gustó salir un poco de mi casa y estando en el CEPT aprendemos la resolución de problemas, como tratar en la convivencia, es una experiencia hermosa que yo siempre recomiendo porque además de tener otro sistema de estudio, otra disciplina que vos tene que adoptar para que los días que no estás en la escuela te tenes que sentar en tu casa a hacer la tarea y eso es lo más complicado en los primeros años y muchos chicos no lo hacen y por eso tenemos las visitas a nuestras casas para darnos el apoyo”.

“En el encuentro de hoy que estamos participando alumnos de quinto año estamos compartiendo las experiencias con CEPT de otras regiones y tenemos inquietudes muy similares porque estamos en el mismo entorno y las problemáticas son las mismas, los caminos rurales, la resolución de conflictos en el consejo de alumnos que es un espacio en el cual los alumnos se juntan por permanencia una vez a la semana a charlar sobre las problemáticas que tuvieron en la semana con otros chicos o con profesores o a plantear diferentes cosas”. “Poder trabajar en este encuentro con otros chicos de otros lugares es muy fructuoso e interesante realmente”.

Patricia Sumey, presidente de FACEPT, habló sobre la asamblea “Esta asamblea se realiza una vez al año donde las comunidades a través de un trabajo que se va haciendo durante el año de regionales que la tenemos dividida en cuatro regiones y los compañeros y las compañeras de cada región eligen a sus delegados que son los representantes en la nueva asamblea”. “El presidente y el vicepresidente siguen en función porque se cambian cada dos años y en esta ocasión se cambia al resto que son doce integrantes del Consejo de Federación que se renuevan todos los años”.

“Además de la elección de las autoridades en los encuentros ponemos en común el trabajo que llevan adelante las ACEPT de cada Centro Educativo en donde hay varios programas y mucho trabajo territorial con productores de muchos tipos y esos productores en este encuentro ponen en común todo el trabajo realizado durante el año. Los Centros de Educación articulan con más de cien municipios de la provincia de Buenos Aires porque como estamos en territorio las Escuelas de Alternancias tienen a nuestros jóvenes dos semanas en la institución y dos semanas están en la casa donde de esa manera no pierden el vínculo, ni el arraigo con sus familias y sus producciones”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img