Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 04 de agosto de 2022
5.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

La colecta anual de Cáritas 2022 se realizará este fin de semana

El lema de este año es «Tu compromiso acorta distancia.

- Publicidad -
- Publicidad -

Cada año la Colecta de Cáritas se realiza con un lema que invita a la reflexión solidaria y la campaña presenta historias de trabajo comunitario que muestran, a modo de ejemplo, la acción transformadora de Cáritas en todo el país. El lema de este año es «Tu compromiso acorta distancias». La misma se desarrolla tradicionalmente el segundo fin de semana de junio, que este año toca los días sábado 11 y domingo 12 y se realiza de manera simultánea en parroquias de todo el país. Al respecto el Padre Mauricio Scoltore contó detalles de cómo trabajaran los voluntarios este fin de semana en Bolívar.

Además de todas las colectas que se harán en las celebraciones litúrgicas del fin de semana, el sábado por la mañana, alumnos de las escuelas secundarias de la ciudad estarán recorriendo casa por casa para realizar la colecta callejera. Los voluntarios andarán con una alcancía debidamente identificada y con un distintivo. Aquellas personas que en vez de dinero quieran donar alimentos no perecederos o ropa, deben avisar a la parroquia o a los chicos que andarán en la calle para que otro grupo de voluntarios que se movilizará en autos pueda pasar a retirar lo donado por los domicilios.

En la organización colabora el profesor Marcelo “Pachelo” Gómez y esperan contar con cien voluntarios. Hasta hoy son cincuenta los inscriptos y quienes quieran anotarse para colaborar puede hacerlo en la parroquia o acercarse el mismo sábado a las 09.30. En tanto los alumnos de los colegios Jesús Sacramentado y Cervantes pueden inscribirse en sus propias escuelas.

El cura párroco Mauricio Scoltore dijo “Cáritas a lo largo del año recibe donaciones, hay aportes permanentes que la gente realiza con tarjetas de débito o débito automático, que generalmente lo hacen a la estructura de Cáritas nacional o de Cáritas Diocesana y en la parroquia van apareciendo las donaciones y además tenemos el trabajo que realizan los voluntarios que van reciclando los pocos recursos que tenemos para que rindan más”.

Cabe destacar que el dinero de la colecta se destina al sostenimiento de programas de ayuda inmediata y de desarrollo humano integral que Cáritas desarrolla a lo largo del año. Además de las necesidades básicas, se impulsan proyectos relacionados con microemprendimientos productivos y de autoconsumo, capacitación laboral, inclusión educativa, abordaje pastoral y comunitario de las adicciones, cuidado de la primera infancia, formación en ciudadanía, centros comunitarios de atención integral, jardines maternales. En Bolívar son varios los que se llevan adelante y que se realizan principalmente por el aporte de la comunidad y del voluntarismo de la gente. Entre ellos cuentan: la feria de ropa de calle Olascoaga, la Heladera Comunitaria, el Comedor San Francisco de Asís

Feria de ropa en la sede de calle Olascoaga
“Tenemos la feria de ropa que hace treinta años es sostenida por las voluntarias que trabajan en la parroquia y que tienen su sede en la calle Olascoaga, es un lugar provisorio en una casona alquilada y mi sueño y mi objetivo es darle un lugar propio en el que ellas con dignidad puedan trabajar y cumplir con su servicios y a la vez se puedan ir integrando nuevos voluntarios. Lo más importante es recibir y acondicionar la ropa que la gente va donando, la mayoría llega a la parroquia y desde aquí les acercamos a la sede de Cáritas. Algunas familias que van a buscar la ropa y pueden hacen un mínimo aporte económico y con ese aporte se van comprando los alimentos y cada mes se entregan ochenta bolsones de alimentos a las familias que están fichadas y van a retirar”, contó el padre Mauricio.

La heladera comunitaria
El proyecto de “Heladera comunitaria” funciona desde hace diez años y se enmarca también dentro de las tareas de Cáritas en la sede parroquial. Todas las mañanas de lunes a viernes se entregan en la parroquia San Carlos Borromeo casi 40 viandas dobles y algunas viandas individuales. Las viandas son preparadas por voluntarios que preparan la comida en distintos horarios y momentos, algunos lo hacen en su propio domicilio y otros en la cocina de la parroquia, que fue puesta en valor hace algunos años gracias al aporte de la organización Movilizarse, que todos los años organiza “La Chocleada” con alumnos de escuelas secundarias. Además del grupo de voluntarios, la iglesia también cuenta con el apoyo de la Sociedad Rural de Bolívar y el Rotary Club Bolívar, que periódicamente preparan las viandas y las acercan. También desde la parroquia se entregan alimentos no perecederos a familias que lo necesitan.

“Es un proyecto que se ha ido visibilizando con el paso de los años y tenemos también el aporte de gente que organiza una fiesta o una cena y lo que sobra lo donan a la heladera porque saben que desde acá se reacomoda y eso sale traducido en viandas para las familias”, destacó el padre Mauricio.

Comedor “San Francisco de Asís”
El tercer proyecto vinculado con Cáritas y la caridad es el comedor “San Francisco de Asís”. “Desde hace muchos años funciona en Villa Diamante y está preparado y trabajado en torno a la ayuda de los más pobres y al servicio de la caridad. El grupo de voluntarios es muy importante y es coordinado por el Diácono Juan Luis Álvarez y por su esposa Carolina Valdez. En el lugar funciona el comedor, la biblioteca, la feria, que no solo es de ropa, también tienen muebles, artículos escolares y para la casa y cuentan con el hogar, en donde temporalmente los hombres que no tienen un lugar en donde vivir, pueden temporalmente quedarse y cuentan con habitación, cocina y baño”, puntualizó Scoltore.
Mauricio Scoltore señaló que “El comedor “San Francisco de Asís” ha crecido muchísimo y tiene una visibilización muy importante y eso es muy importante, porque cuando el proyecto adquiere visibilidad siempre hay gente con posibilidad y ganas de ayudar, entonces cuando el proyecto es conocido la gente tiende su mano y aporta. A mí me sorprende gratamente la respuesta de la comunidad de Bolívar, porque son muy atentos, conocen los distintos proyectos y siempre tienden una mano”.

Pedido de frazadas para los más necesitados
El invierno está cada vez más cerca y parece que el otoño se mimetizó con su sucesor. Las últimas semanas, las bajas temperaturas se hicieron sentir y comenzaron los pedidos de abrigos. Mauricio contó que dos familias se comunicaron con él pidiendo frazadas “cuando el frío aprieta fuerte nos damos cuenta de estas necesidades que hay”. “El equipo de Villa Diamante en más de una oportunidad construye salamandras y las instala en las casas y también les facilita a las familias la leña, porque hay quienes no tienen ningún tipo de calefacción”. “Pedimos a los que tienen frazadas que ya no usan que las donen porque siempre hay familias que las necesitan, lo mismo que los colchones”.

Por último el sacerdote contó “en cada parroquia lo que nosotros recaudamos un tercio se destina al proyecto de Cáritas parroquial, un tercio a proyecto de Cáritas diocesana y un tercio a proyectos de Cáritas nacional. En este momento gracias a Dios tenemos un muy buen vínculo con Cáritas Nacional y esto nos ha permitido en los últimos años participar de algunos proyectos. Uno de ellos fue un convenio que hizo Cáritas nacional con Unicef especialmente para la atención de niños y niñas en situación de vulnerabilidad y se recibió dinero para un objetivo concreto: alimentos para los chicos que facilite y favorezca la nutrición de los niños y niñas en situación de vulnerabilidad”. “El estar en comunión con la diócesis y con el país nos ha permitido recibir en el año más del tercio que nosotros aportamos, porque hay lugares importantes en que a veces aportan más que en nuestra zona y eso juntado y repartido nos permite que cuando hay proyectos en marcha siempre haya fondos para acompañar los proyectos, por eso también no tenemos que esperar saber que plata tenemos para iniciar el proyecto, sino que hay que animarse a pensar el proyecto y por sobre todo ir comprometiendo a las instituciones”. “En Bolívar: la Rural, la Cámara Comercial, el Rotary y otras instituciones también están dispuestas a colaborar”.

El sueño de la generación de fuentes laborales
“Mi sueño es ir transformando esto de simplemente entregar cosas. Yo quiero generar proyectos productivos y laborales y que cada familia pueda generarse sus propios recursos”. “No es tan fácil, porque en nuestro país nos hemos acostumbrado simplemente a pensar en el asistencialismo del más pobre, pero Cáritas trabaja sobre todo en la promoción humana, por eso tiene desde Cáritas nacional proyectos de acompañamiento para proyectos laborales, para compra de herramientas y sí estamos organizados y con proyectos nos podemos enganchar con lo que viene desde arriba”, culminó Scoltore.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img