Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Kill the Chick tocará el sábado junto a Mal Momento

- Publicidad -
- Publicidad -

Kill the Chick, agrupación de punk rock bolivarense formada hace nueve meses, se presentará el sábado por primera vez en Pilar (y por primera vez fuera de Bolívar), en el marco de un miniencuentro que tendrá como figuras excluyentes a los Mal Momento, que son oriundos de ese pueblo cercano a la ciudad autónoma de Buenos Aires.

Será en Esteparius, un reducto habitual para el rock en vivo, los típicos en los que las mesas se hacen a un lado cuando llega el momento del ‘pogo’ que promueven los estilos más extremos del género, como el punk y el metal. Con este show, el cuarteto comenzará a plasmar su proyecto de abrirse fronteras fuera de Bolívar.

- Publicidad -

 

La posibilidad de tocar allá surgió por invitación de un productor allegado a Leo Sendín, guitarrista y cantante del combo que completan Chino Badano, en guitarra y voz; Silvio Álvarez, en bajo y voz, y Renzo Badano, en batería (el menor en edad del conjunto es el único que no canta, por ahora; sus compañeros lo animan a lanzarse pero él aún no se siente preparado).

“Es una linda oportunidad tocar allí, porque Mal Momento (ver aparte) es una banda grossa, conocida, a la que sigue mucha gente. Para nosotros es interesante y un desafío poder llegar a un público nuevo, como ocurrirá en este caso”, puntualizó Silvio Álvarez. El miniencuentro se completará con una banda más, también de Pilar. Los bolivarenses tendrán su turno pasada la medianoche, según les dijeron los organizadores de la fecha.

El único integrante de Kill the Chick que conoce el lugar es Sendín, que ha concurrido a ver bandas, nunca a tocar. “Es un lugar lindo, grande y rockero”, definió el otrora guitar hero de bandas del metal local.

 

PAREJOS

El cuarteto, que surgió hace nueve meses del parate de La Caravana Reggae (los Kill the Chick tocaban allí) tuvo una suerte de bautismo de fuego en el escenario mayor de la música lugareña, el Me Encanta Bolívar, donde se presentó en la luna uno de la reciente edición 2019, la noche del 1 de marzo, que estuvo destinada al rock local. Pero en los dos meses siguientes “seguimos creciendo, afianzándonos como banda, puliendo los temas que ya teníamos y componiendo nuevo material”, pusieron de relieve. “Nos escuchamos sonar cada vez más parejos, más afianzados cada cual en su rol personal y también en lo colectivo, en la interacción con los demás”, explicó Sendín. “Tenemos buena relación, somos amigos fuera de lo musical, eso coadyuva a que las cosas fluyan”, completó el bajista.

Casi todo el material que interpretan es propio, sólo tocan unos pocos covers, de CJ Ramone y Elvis Presley (ocurrencia de Sendín, ‘acusaron’ todos), entre otros consagrados mundiales. En sus primeros meses incluían una versión de un tema de 2 Minutos, que ya descartaron.

La horca, La chica, Pasa que es igual y El miedo, son algunos de los títulos de las piezas propias. Canciones directas en letra y música, casi sin ornamentos, que encaran ‘a lo toro’ contra las distintas representaciones de un statu quo social que, históricamente, en la visión del punk oprime y explota a la clase trabajadora.

En Esteparius estrenarán algunas canciones. Las entradas tendrán un costo de 150 pesos. Si bien Pilar está ubicada a 320 kilómetros de San Carlos de Bolívar, por lo que quizá no los acompañe público de acá, los músicos saben que bolivarenses radicados en Baires aprovecharán la cercanía geográfica con el lugar del miniencuentro para ‘hacerle el aguante’ al grupo. “De todas maneras tendremos bolivarenses presentes, lo que también es un lindo estímulo”, afirmó Álvarez.

 

SIN RENOVACIÓN DE PÚBLICO

Con este recital el grupo comenzará a andar el camino que pretende: abrirse fronteras fuera de Bolívar. De hecho, tenía previsto presentarse en Chivilcoy, pero días antes del concierto ‘le cayó una clausura’ al bar, y por ahora no hay novedades respecto de una reprogramación. Más allá de esa fecha que ha quedado en suspenso o virtualmente caída, “nos estamos conectando con bares de afuera que llevan bandas, así que algo seguramente va a salir, en lugares donde se escucha más el tipo de música que hacemos”, puntualizó el bajista y cantante.

¿En Bolívar hay poco público para el punk?

Sendín: -Hay, pero poco, es reducido. Vienen los mismos de siempre, no vemos posibilidades de romper esa brecha y sumar gente.

Badano: -Incluso hay menos. Antes había muchos más pibes que seguían a las bandas del género. Ahora notamos que vienen aquellos pibes, que ahora son grandes, pero no hubo una renovación real del público. Por ahí empiezan a venir los hijos de esa gente…

Mientras afina el lápiz para ir a mostrarse fuera de Bolívar, la banda planea grabar. Un demo en el estudio casero de Tin de Azevedo representaría el puntapié inicial en ese sentido, en el que se concentrarán en estos días. “Será otra asignatura para aprender y seguir creciendo”, resumieron los músicos. El material incluirá un puñado de canciones propias.

Chino Castro

 

Pioneros de la segunda hora

 

Mal Momento nació en la segunda oleada fuerte del punk argentino, a fines de los ochenta, con Hermann en voz, Federico Pertusi en guitarra, Ricky De León en bajo y Daniel D’Angelo en batería. Tras años de presentaciones under, llegaron a editar el primer disco en 1994, producido por Juanchi Baleirón, dice en la biografía de la banda publicada por el sitio Rock.com.ar en la que se basa esta nota aparte de la entrevista con Kill the Chick.

En 1994, el grupo fue telonero de Mötorhead y The Ramones en el estadio de Vélez Sarsfield.

El segundo material, Fin de fiesta (1995), incursionó en otros ritmos, como el rockabilly, y en melodías no habituales para el punk.

Tres años después lanzó 10 años, disco que contiene canciones nuevas y otras grabadas en vivo. Cantó como invitado Ciro Pertusi, por entonces líder de Attaque 77, otra banda emblema del punk rock argentino.

En 2003 hubo algunos integrantes que se fueron y otros que llegaron, pero la banda siguió su rumbo de discos y conciertos. Macabras rarezas, su álbum de 2006, consiste en nuevas versiones de viejos éxitos. Ese año, Hermann lanza su primer disco en solitario. 

Luego de un par de placas discográficas más, un hecho de muerte ocurrido hace seis años, en mayo de 2013, marcaría para siempre a Mal Momento. el baterista, Juan Herrera, fue asesinado de un tiro en el pecho, cuando quiso resistirse al robo de la sala de ensayo de Garín, donde trabajaba paralelamente a su actividad como músico.

La trágica noticia fue publicada en el Facebook del grupo con el siguiente texto: “No sabemos cómo comunicar lo sucedido, no hay palabras, no podemos entrar en razón. Nuestro amigo Juan Herrera, compañero de banda (nuestro baterista) no estará más físicamente entre nosotros. No sabemos si llamarlo víctima de la inseguridad o cómo, lo cierto es que un hijo de mil puta entró a robar a la sala de ensayo donde Juan trabajaba en Garín y lo mató. Estamos muy pero muy tristes, no hay más palabras que decir o por lo menos no nos salen… Siempre estarás entre nosotros. Te queremos mucho y jamás te vamos a olvidar”.

En 2017, al cumplir treinta años de historia, regresaron con otra placa. Mi corazón es una manzana podrida fue grabado en el otoño de 2017 en DDR y Leave Home, producido por Chino Biscotti y con Gabriel Kauffman como productor ejecutivo.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img