Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 23 de junio de 2024
6.4 C
San Carlos de Bolívar

Jyoti, un poco de claridad para emprendedores, en medio de tanta luz

La firma realiza gestión profesional de redes sociales.

- Publicidad -
- Publicidad -

La pandemia impuso un tiempo para recalcular. Cada quien, encerrado en su casa y su mundo, se vio compelido, ya que mucho más no podía hacerse -salvo los trabajadores esenciales, que tuvieron recarga de trabajo en condiciones que fueron de lo extraño a lo insalubre-, a repasar su vida y reflexionar, un ejercicio cada más inhóspito en la sociedad del consumo, la producción y la velocidad, pero inevitable en medio de semejante apagón global. En el caso de Ludmila Mastrángelo, que es licenciada en Comunicación Social, este inusitado flagelo del que aún estamos emergiendo aunque nos cueste advertirlo/admitirlo, llegó con un pan bajo su tempestuoso brazo: el germen de un nuevo emprendimiento.

De esta forma y bajo esas críticas condiciones fue concebido Jyoti (luz, en sánscrito), un espacio de desarrollo laboral que floreció tras los dos años negros del encierro. Gestión de redes sociales para emprendedores en general, de un modo profesional e involucrando varias experticias. De eso se trata una empresa de la que también forma parte Fernando Centeno, licenciado en Marketing, y que tiene oficina en San Martín 212.

“Planificamos y gestionamos las redes sociales, de empresas y  negocios en general. Cada vez nos abrimos más, incluso hemos sumado una influencer. Ya contamos con clientes en España, Israel, y hasta plasmamos una campaña política en Estados Unidos y otra en Misiones, para una candidata a primera concejal de Puerto Iguazú”, destacaron, con entusiasmo.

“Básicamente, nuestro trabajo está enfocado en modificar la forma en la que, en general, se manejan las redes, que muchas veces son gestionadas por chicos jóvenes que se dan maña, tienen empuje y se ponen a ayudar a negocios. Nosotros queremos profesionalizar la tarea; tras la pandemia observamos que surgió una gran necesidad de este tipo de servicio, quedó un nicho de trabajo que había que explotar, pero de un modo profesional, vale decir: comprometiendo la comunicación social, el marketing, la ilustración gráfica, a través de expertos”, puntualizó Centeno, que en este período se ha capacitado en diseño, más allá de que algunos amigos suyos y de Ludmila están aportando conocimiento.

Así, a poco caminar advirtieron que el asunto no es sólo llegar con el mensaje, sino cómo, en una simbiosis indispensable entre contenido y continente: “Una vez que tenemos eso, hay que delinear el modo de venderlo. Nuestro servicio es integral, no es sólo publicar una foto de un producto en la web, sino que implica una planificación estratégica: cuál es el contenido, cómo se va a mostrar, dónde, en qué período de tiempo. Por eso te decía que enseguida vimos que era menester profesionalizar un rubro que permanecía en una etapa amateur, cuando en rigor, en los detalles radica la diferencia que alguien puede lograr en lo suyo”, remarcó Centeno.

De acuerdo con lo que anuncian en su página web, se ocupan puntualmente de: Gestión profesional de redes sociales: Facebook-Instagram-TikTok-Twitter. Diseño de logos. Manual de marca institucional. Diseño Gráfico. Asesoría Comunicacional Institucional. Campañas Publicitarias en redes. Asesoría y gestión de campañas Políticas. 

‘Todos nuestros planes están pensados para lograr el máximo rendimiento de acuerdo a las necesidades y exigencias del cliente. Trabajando desde el aspecto comunicacional y  el marketing es que llevamos a cabo la planificación y estrategia mensual. Nuestros expertos en copywriting armarán atractivos copys para potenciar cada post, como así también nuestro departamento creativo estará a cargo de generar las piezas necesarias para poder mostrar de la mejor manera el contenido’, expresan en la publicación de portada de la página.

Entre los rubros que ya han trabado lazos con Jyoti, se cuentan una papelera, una fábrica de colchones, distribuidoras de diversos artículos y productos, estaciones de servicio, barberías y muchos más, en Bolívar, Argentina y el mundo. También trabajan para una cantante yanqui. Genéricamente, contemplan a “cualquier individuo o negocio que quiera mostrar o vender algo, y desee valerse de las redes sociales”, resumió Fernando.

En cuanto a la influencer que acaba de incorporarse al equipo, indicaron que se trata de alguien que “da contenido” a diversos emprendimientos en la lejana Tel Aviv, que sin embargo en la era del estallido tecnológico está a un doble click de cualquiera. ”Aparte, le hacemos la difusión a una amiga de ella que maneja un taller de mandalas. Mucha variedad en cuanto a los rubros con los que estamos trabajando; se trata de un tipo de emprendimiento sin un horizonte prefijado, y eso nos entusiasma”, enfatizó Centeno.

Por su parte, Ludmila evaluó que, contra lo que podría suponerse, el segmento de edad que mejor acogió este servicio es el de la gente grande, ya que entre los jóvenes hay una mayoría de personas que creen poder fácilmente hacer lo que Jyoti. ”Los mayores se dedican a lo suyo, y en cuanto al manejo de sus redes se entregan y confían”, diferenció.

El interés que el servicio despertó en sus primeros tiempos de labor, provocó que Lu y Fernando imprimieran un “cambio de mirada” en relación a su propio proyecto, y esa reconfiguración dio como fruto la oficina que comparten en San Martín 212, con un par de computadoras y el equipamiento necesario para la tarea, que se monta sobre una base primordial: conectarse e interactuar con el mundo.

Los interesados pueden pasar por la mencionada dirección; o comunicarse a través de las redes, con Jyoti comunicación, o de la página web jyoticomunicación.com. “Nos manejamos con planes mensuales”; en ese sentido, “abarcamos una gama amplia, porque tratamos de adaptarnos al requerimiento de cada cliente”, señaló Ludmila.

Con cada nuevo contratante se realiza una reunión presentación, y luego se mantiene el vínculo durante los meses en que se extienda el plan de trabajo, a razón de tres encuentros por mes, que pueden ser presenciales o virtuales. “Es fundamental cultivar esa humanidad, ese factor humano que lo remoto suele resignar, pero que a nosotros nos parece un valor fundamental en medio de un mundo digital que a menudo lo pierde de vista”, remató Centeno.

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img