Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 23 de julio de 2024
10.7 C
San Carlos de Bolívar

“Internet está lleno de cosas, pero un mago de verdad es diferente”

Entrevista con Nicolás Zaccardi, que presentará su magia en el Auditorio.

- Publicidad -
- Publicidad -

Magia. mentalismo. hipnosis, son los tres pétalos de la peculiar flor que Nicolás Zaccardi hace aparecer de la galera de sus fantasías, que también contiene la telepatía. El mago bolivarense (tiene 29 años y reside en La Plata desde los 18) presentará su show en vacaciones de invierno en la Rivadavia, una alternativa diferente en una city habituada al teatro, la música y el cine, pero no a lo suyo, aunque cuando adolescente el hoy artista comenzó a presentarse en fiestas infantiles.

Aquí, un recorrido por la vida de un pibe apasionado por lo que hace, que un día tuvo que tomar una gran decisión e inventarse un mañana.

¿De qué se trata el espectáculo que veremos en unos días?
– Mi idea es llevar la magia a Bolívar, y mezclarla con lo que más me gusta, que es el mentalismo. Fusionar las dos artes como para que puedan ir en familia y entre amigos a disfrutar de un show con algo de distinto, porque en nuestra ciudad no es tan común un espectáculo de magia. En este caso, me pareció interesante para presentar mi show la conjunción del marco de las vacaciones de invierno con un escenario tan lindo como el de la Biblioteca.

Magia y mentalismo. Una cosa es la magia, otra el mentalismo, pero hay un vínculo.
– Está dentro de la rama de la magia el mentalismo. Se pueden combinar y hacer diferentes juegos, de magia mental, de anticiparse a cosas; implican la telepatía, la lectura de pensamientos.

¿Habrá números clásicos, trucos de los que se supone que espera el público? Por ejemplo juegos con naipes, extraer cosas de una galera.
– Sí, sí, la magia con cartas siempre estará presente. Pero más que nada yo trabajo con pañuelos, por ejemplo, ese tipo de cosas y juegos que comúnmente se relacionan con el mundo de la magia tendrán presencia aquí. Pero todo combinado con un poco de mentalismo. Yo mezclo la hipnosis, mi show consiste en las tres facetas -magia, mentalismo e hipnosis- combinadas en una sola.

Zaccardi se presentó el año pasado en el mismo escenario. Y ha trabajado en vacaciones de invierno o en el marco del Me Encanta Bolívar por convocatoria de Cultura municipal. En Las Plata brinda shows en eventos privados, da clases de magia y también comercializa artículos para desarrollar la disciplina.

olid, la llave del futuro: “decía que me veía hacer magia y se me encendían los ojos”

Sus primeros pasos los dio justamente en su ciudad natal, o sea la nuestra. A sus 8 años, algo despertó en él interés por la magia. Mientras sus amigos se fascinaban con la música y el fútbol, Nico estaba más interesado en saber cómo era posible que de una galera saliera un conejo. Entonces se vinculó con José Olid Casas, un español radicado en Bolívar que sabía hacer magia. Su futuro tutor artístico tenía una casa de ropa, La tienda del mago, pero como hobby se dedicaba a lo que más le interesaba. Incluso supo ofrecer shows en centros de jubilados y otros ámbitos sociales. “Un día fui a su casa a conocerlo. A partir de ahí, él me enseñó un par de cosas, las elementales para convertirte en un mago. Me dio consejos, fue mi profesor, me explicó que existían las tiendas de magia donde comprar elementos para realizar esos juegos que veíamos en la tele.

Así empecé. Cada vez con más ansias de aprender, de mejorar, y como ya existía internet podía localizar videos y páginas donde vendían libros e instrumentos de magia”, evocó Nico.

Así fue armándose sus propias rutinas, y a sus 15 comenzó a desplegar sus trucos y gracias en fiestas infantiles ya de un modo semi profesional. Muy poco después, aunque toda una vida en el registro adolescente, tomó la decisión de dedicarse al oficio, es decir de estructurar su pasión en un emprendimiento formal. Apenas tenía 18, pero la seguridad de alguien más grande. 

Por eso ahora volver a Bolívar lo entusiasma, ya que podrá reencontrarse con gente para la que brindó sus primeros shows. Y quizá algunos de aquellos pibes y pibas vayan a verlo, cerrando un círculo que la propia magia se encargará de vulnerar en un chasquido de dedos. “Me pone muy contento eso, ver de nuevo a gente que se alegrará por mis progresos, y porque he seguido en el camino que yo mismo trazaba para mí siendo tan chico”, le dijo a este diario desde La Plata, a través de un pequeño aparato de bolsillo que transmite su voz de un modo que, bien mirado, parece magia, porque no se ve ningún cable que zanje los cuatrocientos kilómetros de distancia entre la ‘ciudad de las diagonales’ y esta Redacción.

Olid resultaría clave para insuflarle convicción a la hora de encarar a su padre con la noticia/decisión de que se dedicaría a la magia, con el ‘de qué vas a vivir’ pisándole los talones como un perro enajenado, ajeno a todo sueño. “Decirle a mi viejo era muy difícil, pero por suerte tuve el apoyo de él (de Olid), la confianza, porque me decía que me veía hacer magia y se me encendían los ojos, se notaba que había encontrado una pasión y me había enamorado”, rememoró con gratitud.

Supongo que en Bolívar estabas bastante solo. A todos nos gusta ver magia, pero dedicarse a esa disciplina es muy otra cosa. Lo habitual es que en la adolescencia un pibe se vuelque al fútbol o la música.
– Sí, es verdad, es verdad. Vos podés aprender magia como hobby, pero decir ‘voy a ser mago’ es difícil, es otro mundo. Dedicarte a la magia o aprender algunos juegos. Cualquiera puede hacer algún truquito en una sobremesa, pero no todos sabemos entender lo que es la magia. Son dos caminos totalmente diferentes, pero yo elegí el mío y Olid me hizo notar que era por ahí. Fue un guía, un maestro, y siempre en la vida hay que tener un maestro que pueda orientarte hacia lo que te hace feliz.

“PODÉS COMBINAR Y TENÉS ALGO NOVEDOSO, INVENTAR ES MUY DIFÍCIL”

¿Alcanzás un punto en el que creás tus propios juegos, o cada mago toma de los demás?
– Crear es muy difícil, pero sí podés combinar, un juego con otro, y ya tenés algo novedoso. Podés hacer una presentación distinta de dos juegos, cambiarles el mecanismo, fabricar algo a partir de ahí. Pero inventar algo concreto desde cero, es muy difícil. Yo lo que presento, los juegos de mis shows, es totalmente fabricado por mí. También les fabrico cosas a colegas.

Blake, Fer y Evans, los que le “mueven el piso”

¿Quién es tu referente? Porque mago es David Copperfield y también René Lavand, uno con su espectacularidad, y el otro con una propuestas más minimalista, más de sutilezas, si se quiere. Dos escuelas bien diferentes pero tan mago uno como el otro. ¿Dónde te parás vos?
– Son dos grandes que hoy se siguen nombrando, son las dos caras que conectan la magia. A mí me gusta mucho David Blake. Es el mejor, para mi gusto. Pero también hay magos argentinos que me interesan mucho. El mágico Fer es un gran mago, Henry Evans también, que hace cosas asombrosas. El mágico Fer y Henry Evans son los dos que me mueven el piso hoy.

¿Qué lugar ocupa la magia en un mundo ultra tecnologizado? Recién me decías que hay muchos magos, lo cual nos acerca a una posible respuesta. En algún sentido, se trata de una disciplina que no tiene competencia.
– Hoy, como decís, está lleno de cosas en internet, pero cuando te encontrás con un mago de verdad, que asume la tarea de hacerte creer otra vez en la magia, es bien diferente… Por eso sigue vigente.

Espectáculo de Magia y Mentalismo, tal su nombre en los flyers de difusión, se presentará el 19 a las 19.30 en el auditorio de la Biblioteca Rivadavia, con entradas anticipadas a 1500 pesos y en puerta a 2000.

Chino Castro.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img