Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 25 de septiembre de 2021
12.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Intentan juntar al cuerpo de baile que se refundó en la institución hace 20 años

- Publicidad -
- Publicidad -

En principio sería sólo para bailar alguna jota en el próximo festejo de San Fermín. Algunos de los “viejos” dantxaris están ligados a la institución desde esa época, en cargos directivos.

Los años pasan en la vida de las personas y también en la de las instituciones. Y así como hubo fundadores de instituciones, más acá en el tiempo hubo nuevos integrantes de Comisiones Directivas, hasta llegar a la actualidad, teniendo en cuenta que quienes hoy dirigen los destinos, mañana serán historia.

- Publicidad -

El Centro Navarro de Bolívar por estos días está en el trabajo de juntar a su cuerpo de baile que refundó las danzas en la institución 20 años atrás, en 1999.

Por aquel entonces regía los destinos de la institución de la avenida Venezuela Rubén Unzué, quien afortunadamente todavía está entre nosotros con gran vitalidad. El Centro Navarro de Bolívar era no sólo el más pequeño de los cinco que existen en el país (Buenos Aires, Rosario, Mar el Plata y Mendoza los otros), sino que además era el único que no tenía cuerpo de baile.

Fue así que luego de una charla entre Unzué y Marta Ladux, quien había sido dantxari del Centro en su juventud, comenzó el reclutamiento de algunos interesados en armar un nuevo cuerpo de baile. Algunos descendientes de navarros, en su mayoría; aunque otros no.

Eran tiempos en que el gancho para los jóvenes eran los viajes a las escuelas de verano en Pamplona, Navarra, con un gran porcentaje del pasaje solventado por el gobierno de esa comunidad foral española, y lógicamente que con alojamiento gratuito en la ciudad donde cada año durante ocho días se vive el San Fermín.

Algunos pocos de los que habían ido a Navarra a través del Centro se juntaron en el edificio de la avenida Venezuela que aún no estaba remodelado como vemos su fachada en la actualidad, para comenzar a ensayar.

Eran tiempos en que el Centro albergaba, como lo hace también hoy, a muchos hombres que acostumbran a jugar a los naipes. Como el Centro entonces no tenía un lugar específico para ensayar, más de una vez hubo que apaciguar los ánimos de algún jugador de cartas cuando aparecían los nuevos dantxaris con su equipo de música a compartir sala.

Se comenzó con la enseñanza de la tradicional jota. No era fácil juntar varones para ese cuerpo de baile como para cualquier otro; pero se consiguieron varios, pese a que la mayoría eran mujeres.

El rearmado del cuerpo de baile, que había existido muchos años atrás, coincidió con un curso de danzas navarras que se daría en Rosario, en el verano del 2000, y del que participarían los cuerpos de baile de los cinco Centros Navarros de Argentina. Esa fue la primera experiencia del nuevo grupo, que soportó las altas temperaturas de Rosario en enero para aprender algunos pasos, guiados por profesores que vinieron exclusivamente de Navarra.

El grupo que se armó en 1999 fue sumando gente y dejando en el camino  a otros; pero fue el que logró una continuidad ininterrumpida de dantxaris en la institución que perdura hasta el día de hoy, con incluso algunos hijos de aquellos refundadores del cuerpo de baile.

Han pasado los años, ya ninguno de aquel 1999 baile; pero sí varios han ocupado cargos directivos importantes en la institución y han perdurado en el Centro que fundado sus abuelos o bisabuelos.

Este reencuentro surgió precisamente de algunos que todavía participan actividamente del Centro (la mayoría de los otros están asociados), y ya ha convocado a la mayoría de aquellos.

Todavía no se sabe si todos van a participar, hay algunos que no viven en Bolívar; pero lo cierto es que varios ya dijeron que sí, y están esperando la fecha de los ensayos.

Aquel grupo que creó Marta Ladux, fallecida hace un par de años, volverá a juntarse, con más kilos, menos pelos y más experiencia, para rememorar un momento fundacional en la vida del Centro Navarro de Bolívar y su cuerpo de baile.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img