Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 03 de diciembre de 2021
15.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Hernán Piquín y su elenco la rompieron en el Coliseo

- Publicidad -
- Publicidad -

El espectáculo de baile que ofreció el excelso bailarín Hernán Piquín junto a su exquisito elenco en la noche del pasado jueves fue realmente un viaje de alto vuelo.

A sala llena, colmada de personas que se acercaron a disfrutar del talento y el nivel que maneja el reconocido bailarín argentino Hernán Piquín, más de 200 bolivarenses disfrutaron de un espectáculo de danza y música de altísimo vuelo, en el que por más de una hora y media los presentes se sumergieron en el mundo del tango, los boleros y el flamenco, en una conjunción escénica magnífica que sucede con un homenaje a través de la danza a la figura de María Marta Serralima, un breve homenaje a Sandro, al tango y al flamenco.

- Publicidad -

Fue el propio Piquín quien irrumpió en el escenario, minutos antes de comenzar el espectáculo, a pedir que por favor apaguen los celulares y que no tomen fotografías durante el mismo, dado que ellos desde arriba del escenario pueden ver que la gente se distrae con los teléfonos celulares, e incluso redobló el petitorio adjudicando que él sabe que es difícil pagar una entrada y hacerse el tiempo para ir al teatro, con lo cual, disponerse a disfrutar de ese tiempo en total relajación.

El espectáculo entrelaza permanentemente los tres estilos que recorre, que son el flamenco, el tango y los boleros, acompañado de grandes canciones de esos géneros que son verdaderas joyas de la historia musical.

La performance que llevan a cabo en escena Hernán Piquín junto a 9 artistas más (8 bailarines y un cantante) es de un despliegue de delicadeza, destreza, sutileza, magia, que por momentos resulta difícil poner en palabras.

La exquisita selección musical, con bellísimas versiones de María Marta Serralima que se entrelazan luego con fusiones de tango y folclore hacen que el espectáculo cuente con diversos pasajes que por momento tienen pasajes de baile clásico, por otros danza contemporánea, en otras instancias aparece la comedia musical; en cuanto a las emociones, es un sube y baja: emoción, risa, dolor, temor, todo entrelazado por la danza y la música.

Cuatro mujeres y seis hombres en escena, con cuerpos reales en los que se puede ver disciplina y entrenamiento, en personas de diversas edades, arriesgando en escena, desplegando muchísima destreza, a la vez que mucha sutileza, es un evento digno de presenciar.

Lo que se puede ver en escena permanentemente es un riguroso entrenamiento porque todo luce armonioso, perfecto, ensamblado, en tiempo, en sincronía, en presencia.

El despliegue de vestuario a lo largo de todo el show es extraordinario. Cada canción es interpretada por diferentes bailarines, que se cambian de ropa en cada coreografía que presentan. No solo eso, sino que el vestuario que utilizan es hermosísimo, cuidado en cada detalle, y enriqueciendo visualmente el espectáculo, que no tiene fisuras por donde se lo mire.

Al finalizar el espectáculo, Piquín agradeció al público presente, y anticipó que en el año que viene volverá a llevar a cabo el espectáculo que hace homenaje a Freddy Mercury.

L.G.L.

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img