Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 09 de febrero de 2023
20.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Hay que reponer las palmeras que se sacaron y reimplantar los árboles en las plazas

Poco y nada se ha repuesto de lo que destruyó el viento el 20 de diciembre de 2021.

- Publicidad -
- Publicidad -

El 20 de diciembre de 2021 quedará en la memoria de los bolivarenses por un tiempo más hasta que otro gran ventarrón lo haga olvidar, así ha sido a lo largo de los años, un tornado hace olvidar al anterior. Ahora, lo que no se debe olvidar es de reponer lo que el viento se llevó, que en el caso de Bolívar, más allá de las columnas de la Línea 132, fueron muchas plantas en las plazas de la ciudad y en el parque “Las Acollaradas”.

Se debe comenzar con una política de implantación de árboles ya. En el momento del viento y la tormenta se trató de habilitar el paso en los lugares donde quedaron los restos de los árboles caídos, y a poco andar se dijo que había que esperar el tiempo de implantación para los nuevos árboles, que iba a ser el verano próximo, pues bien, el verano próximo es el que estamos transitando.

Lo mismo se dijo cuando a mediados de 2022 se debió quitar una añeja palmera de la esquina de General Paz y Fabrés García. En su momento hubo que reponer un caño antiquísimo de cloacas que pasa por la ramblas, y ante el peligro de que el suelo cediera, se quitó la palmera, con la promesa de reponer una igual cuando el tiempo de siembra fuera el correcto, pues bien, también es ahora.

Lo mismo ocurre con lo que en algún momento fue una palmera en la equina de San Martín entre Paso y Moreno. Está seca, ya no tiene copa, y se dice que hay que alquilar una grúa para poder cortarla de a tramos. Hay que hacerlo, no esperar que una palmera seca y de unos 7 metros de altura, quizás más, se venga al piso con el primer ventarrón del verano, porque sus raíces ya están vencidas. Es un riesgo que pariera que pocos observan.

El pino que se ubicaba junto al Cristo del parque también fue alcanzado por aquel viento del 20-12, pues es tiempo de reimplantar otro y no dejar que el parque se siga desforestando. Ya en el pasaje Cancio se perdió un pino en la vereda del ex Colegio Nacional por una mala maniobra de operarios de la Cooperativa Eléctrica haya ya más de una década. No se puede seguir perdiendo especies añejas porque los operarios se equivocan o porque el viento los vuela. Hay que reponerlos.

Poco y nada se ha repuesto de lo que destruyó el viento el 20 de diciembre, es tiempo de hacerlo, porque la estación lo amerita para que se haga ahora, y porque la ciudadanía merece las plantas que tenía y ya no tiene.

Ángel Pesce.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img