Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 18 de julio de 2021
7.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Hallaron restos fósiles en una de las márgenes del arroyo Vallimanca

- Publicidad -
- Publicidad -

En inmediaciones de la Laguna San Luis, más precisamente en campos ribereños al arroyo Vallimanca cercanos al Puente La Galera, se produjo el hallazgo de restos fósiles, presumiblemente pertenecientes a algún animal extinguido hace miles de años.

La formación fue localizada hace aproximadamente 30 días por Juan de Dios Sota, en una de sus recorridas habituales por la vera del arroyo que realiza casi a diario mientras cuida en el lugar animales que pastan, precisamente, en las empastadas márgenes del curso de agua.

- Publicidad -

Advertidos de tal circunstancia, un equipo periodístico de La Mañana se acercó hoy al lugar del hallazgo en compañía de un poblador de esos campos para verificar la existencia de dos importantes formaciones petrificadas. Se trata, la primera de ellas, de una especie de caparazón triangular en las que resaltan celdas hexagonales y que, a ojos inexpertos, generó la sensación de habernos encontrado con la cabeza de un enorme reptil. Inmediatamente contiguo a esta “caparazón”, semi enterrada en el reseco lodo del lugar, surge una segunda formación de similares características de la primera, pero en este caso de un tamaño significativamente mayor. Con un diámetro superior al metro en su extremo más alargado es, en realidad, una circunferencia ovoide que genera la impresión de tratarse, en tal caso, del cuerpo del gigantesco animal presumiblemente hallado.

Todos estos restos sin dudas han podido descubrirse debido a la gran sequía que afecta a la zona y que ha determinado que, en ese tramo del arroyo, casi no haya corriente de agua y sólo escurra un pequeño hilo, dejando una pequeña playa barrosa. Tal circunstancia hace prever que, apenas caigan unos cuantos milímetros de lluvia, el hallazgo quede cubierto inmediatamente por el agua, como seguramente debe haber estado allí, oculto en el fondo del Vallimanca, desde que la naturaleza eligió para él ese destino.

 

EL DESCUBRIDOR

Dialogamos brevemente con Juan de Dios Sota, quien nos dio detalles de su hallazgo. Se mostró todavía visiblemente conmocionado por su descubrimiento y preocupado por la suerte de esos restos y su conservación. Al respecto informó que dio cuenta de su hallazgo a autoridades municipales, que ya tomaron intervención en el caso enviando funcionarios de diferentes ámbitos del poder local. Sota pidió la mayor reserva posible en cuanto a informar la localización exacta de los restos, para evitar que personas interesadas en el tema o simplemente curiosos comiencen un peregrinaje al lugar provocando daños que impidan, a los profesionales que deberán investigar, la realización exitosa de su trabajo.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img