Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 19 de julio de 2021
9.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Giarola dio a conocer otro capullo pop

- Publicidad -
- Publicidad -

Languidez es la palabra para definir el clima que trasunta Harto, el nuevo single de Lucas Giarola, que el cantante, guitarrista y compositor acaba de publicar en todas las plataformas digitales de audio.

Harto es una pieza de fino pop, que, como es cardinal en el estilo, otorga a la melodía un lugar preponderante. Nostálgica y resplandeciente a la vez, cuenta con la participación como vocalista de Gabriel Luciano Chacón, frontman de los platenses Vicerboy, e incluye en su pseudo video en Youtube el poema Sosiego, de Tadeo León Bardella, compañero de aventuras de Lucas.

- Publicidad -

La voz del cantante nacido en Bolívar y radicado en La Plata suena diáfana dibujando un claro link con Gustavo Adrián Cerati (incluso en la afectación de su cantar, tan indie/electro pop de la generación millennial de la que el líder de Soda Stereo es el faro musical más reconocible). Un diamante arropado por los disparos electrónicos del sampler con el que el propio Giarola se halla en pleno romance explorador, descubriendo cada día posibilidades de tejer nuevas texturas para sus canciones. En este caso apela a las violas acústicas y a sonoridades de tinte dulce, para una de sus piezas de mayor delicadeza. Por su canal Chacón aporta lo suyo, con su voz calibrada en ‘frecuencia Giarola’ y afluente del terciopelo marca Federico Moura, que hoy podríamos hallar en un Leo García. En segmentos del tema cantan a dúo, en una sociedad artística de prometedora amalgama que seguramente continuará.

El protagonista de la letra es alguien en primera persona manifestando su hartazgo de algo y de alguien, navegando horas lentas, pero de pie y viviendo a pesar de ese sentimiento descorazonador. 

Harto es una canción que esboza madurez, como si Lucas tuviese cada día más claro hacia dónde va (o hacia dónde no quiere ir, que es casi lo mismo), ya lejos de la inocencia de Planeta Flor, su opus debut, pero sin renunciar a las herramientas con las que ha elegido labrar su camino. Y es una pieza óptima para escuchar en esos días grises que invitan a la introspección. O para degustar mirando el mar. Así, mientras gira y se hace amiga de los oídos y los corazones de los sensibles, se cultivará en el cofre junto a otras perlas de Lucas, lista para integrarse a su esperado próximo disco.

Chino Castro

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img