Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 21 de mayo de 2022
11.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Fruto extraño: La dama de las gardenias y su canción más emblemática

Escribe: Mario Cuevas.

- Publicidad -
- Publicidad -

Durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos en Virginia había un juez de paz llamado Charles Lynch, este buen señor ordenó que los colonos que continuaban siendo fieles a la Corona Británica fueran ahorcados sin juicio previo. De ahí se extendió el término ‘Lynch’sLaw’ (La Ley de Lynch), que derivó en la palabra linchamiento, incorporada ya en los diccionarios ingleses y norteamericanos hacia1850. Hasta la Guerra de Secesión, los Estados del Sur mantuvieron la economía de las plantaciones a costa de la sangre de los esclavos negros. En la primavera de 1865finalizó la guerra con el triunfo de la Unión (los Estados del Norte) y se abolió la esclavitud, pero en el Sur las cosas no cambiaron mucho para la población negra. Los gobiernos estatales, locales y organizaciones como el KuKluxKlan se encargaron de ofrecer una feroz resistencia contra los derechos civiles de los negros. Una de las herramientas de control eran los linchamientos: el 90 % de ellos ocurrió en los Estados del Sur y cuatro de cada cinco linchados era negro. La Universidad Tuskegee de Alabama, registró 3.466 afroamericanos y 1297 blancos linchados entre 1882 y 1968. Muchos de esos linchamientos fueron realizados por el KuKluxKlan,

El 7 de agosto de 1930 un grupo enardecido de gente asesinó a dos jóvenes negros, ThomasShipp (de dieciocho años) yAbram Smith(de diecinueve), acusados de robar y matar a un joven blanco y de violar a la novia de éste. Fueron sacados de la cárcel a plena luz del día y colgados sin miramientos. James Cameron, un tercer hombre implicado logró fugarse, tiempo después se convertiría en el fundador y director del Museo del Holocausto Negro de América, en Milwaukee (Wisconsin), dedicado a la historia de los linchamientos en Estados Unidos.

Siete años después de ese linchamiento, un maestro de escuela judío en el Bronx y miembro del Partido Comunista,Abel Meeropol, se encontró con una de lascientos de copias de la foto de los cadáveres de aquellos dos muchachos colgando de un árbol(estas imágenes se vendían como postales a 50 centavos cada una).Atormentado por esas terribles imágenes, Meeropolescribió un poema. Lo llamó ‘BitterFruit’ y lo publicó en 1937 en la revista New York Teacher y en el diario New Masses bajo el seudónimo de Lewis Allan. Tiempo después lo musicalizó, estrenándolo su esposa, la cantante negra Laura Duncan, bajo el título de ‘StrangeFruit’.

‘StrangeFruit’

Árboles sureños llevan un extraño fruto

Sangre en las hojas, sangre en la raíz

Cuerpos negros balanceándose en la brisa sureña

Fruto extraño colgando de los álamos negros

Escena pastoral del galante Sur

Los ojos abultados y la boca torcida

Esencia de magnolias dulce y fresca

De repente el olor de carne quemada

Aquí hay un fruto para que los cuervos piquen

Para que la lluvia la reúna, para que el viento la aspire

Para que el sol la descomponga, para que el árbol la tire

Aquí hay una extraña y amarga cosecha…

La dama de las gardenias

Billie Holiday cantó por primera vez ‘StrangeFruit’ en 1939 en el Café Society, en el Greenwich Village, el primer club nocturno integrado racialmente de los estados Unidos, un lugar frecuentado por liberales e intelectuales de izquierda de esa época.Su dueño, Barney Josephson, había instituido la frase “TheWrong Place ForTheRightPeople” (el lugar equivocado para la gente de derecha).

Billie, que ya era toda una estrella, ya había grabado con Benny Goodman y trabajado en las orquestas de DukeEllington y CountBasie, grabó ‘StrangeFruit’ para Columbia ese mismo año. El sello se rehusó a distribuir la grabación en los Estados del Sur, gracias a la intermediación del productor MiltGabler, que consiguió los derechos, la canción salió por el sello Commodore (Holidaygrabaría otra versión en 1944 para el mismo sello).

Billie siempre decía esta frase:“Puedes ir vestida de raso, con gardenias en los cabellos y no ver una caña de azúcar en kilómetros a la redonda, y aún así seguir trabajando en una plantación.” Y lo decía con conocimiento de causa. Fue abandonada de muy niña por su padre, el guitarrista ClarenceHoliday, a los seis años comenzó a fregar casas en los hogares blancos de Baltimore, a los diez fue víctima de un intento de violación y fue recluida en una institución católica por haber sido ‘culpable’ de la situación. Abandonó la escuela a los treces años y a los quince atendía clientes en un prostíbulo de la calle 141 en New York. Pronto dejó ese lugar y comenzó a cantar en los clubes de Harlem.Billie tenía dieciocho años cuando la escuchó el productor John Hammond, responsable de haber descubierto, entre otros, a Benny Goodman, Pete Seeger, CountBasie, Aretha Franklin, Bob Dylan y Leonard Cohen.

“Corría el año 1933 cuando me encontré en un club con esa chica regordeta que iba cantando por entre las mesas – contaría Hammond – No podía dar crédito a mis oídos, jamás había oído cantar a una chica así… era un instrumento, como la trompeta de Louis Armstrong. Y la forma en que improvisaba. Cuando esas chicas trabajaban, tenían que hacer, cantando, un recorrido que abarcaba entre veinte y treinta mesas. Eso exigía una cantidad extraordinaria de recursos musicales, y si alguien no los tenía, en seguida se notaba. Pues bien: Billie los tenía.”

Sus compañeras del club la apodaron ‘Lady’ porque no quería involucrarse con los clientes. El saxofonista Lester Young, con quién hizo una dupla imbatible, la inmortalizó como ‘Lady Day’.

Holiday incluyó ‘StrangeFruit’ en su repertorio y habitualmente cerraba su actuación con ese tema. Cuando se aprestaba a cantarla, se apagaban todas las luces excepto un foco que la iluminaba.Le gustaba cantársela al público con el que simpatizaba, pero también se la mostraba al otro público, aquelque no tenía ideas afines. Escribió en su autobiografía “Esta canción consigue que la gente que está en orden se separe de los cretinos y los idiotas.”

Billie defendió con uñas y dientes ‘StrangeFruit’. Eso le trajo consecuencias, las autoridades se valieron de su problema de adicción con el alcohol y las drogaspara perseguirla hasta el último día de su vida. Estuvo ocho meses en prisión por posesión de heroína, le quitaron la tarjeta que le permitía trabajar en los clubes neoyorkinos (en sus últimos doce años no pudo trabajar en Nueva York). A fines de mayo de 1959 fue hospitalizada. El 12 de julio, mientras estaba internada, se le condenó a arresto domiciliario por posesión de narcóticos, permaneció con custodia policial hasta que falleció el 17 de julio debido a una cirrosis hepática, tenía cuarenta y cuatro años.

Algunas versiones

‘StrangeFruit’ sigue siendo hoy una canción de resistencia y hay cientos de versiones. Citamos las más valiosas:

Carmen McRae en “Book of Ballads” (1958).Con trío de piano y orquesta.

Nina Simone en “Pastel Blues” (1965). El nombre viene a cuento porque aquí Simone interpreta diferentes estilos (blues, folk, soul, jazz)

Sting con Gil Evans en “Last Session” (1987) En el Umbría Jazz Festival de Peruggia.

Jeff Buckley en “Live At Sin-é” (1993) (con versiones de los Doors, Led Zeppelin, Dylan, Bob Telson, entre otros.)

Tori Amos en ‘Cornflake Girl’ (1994) Cuarto tema de un ep lanzado solamente en Gran Bretaña.

Cocteau Twinsen “BBC Sessions” (1999).Compilado del grupo de diferentes tomas en vivo.

BethHart y JoeBonamassa en “Seesaw” (2013) ‘StrangeFruit’ cierra este homenaje que el dúo le brinda a artistas de la talla de Etta James, Aretha Franklin, Louis Armstrong, Ike& Tina Turner y por supuesto, BillieHoliday.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img