Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 13 de abril de 2024
14.5 C
San Carlos de Bolívar

Florecer a los 60

- Publicidad -
- Publicidad -

Sí, en pleno invierno y en pandemia, Mirta Rivas celebra hoy sus 60 años, y con ellos florece una nueva etapa en su vida, la de ser jubilada.

Mirta Rivas, quien en este domingo 28 de junio celebra sus 60 años, ha comenzado a transitar desde hace apenas unos días, su nueva etapa de vida, que la encuentra jubilada, tras muchos años de trabajo.

Es por ello que LA MAÑANA dialogó en exclusiva con Mirta, para conversar acerca de este acontecimiento tan especial, que nos alegra enormemente, y a Mirta, por supuesto, también.

Para quienes no la conocen Mirta Rivas era, hasta el día miércoles, una de las integrantes del staff de atención de la Farmacia Pasteur; Mirta comenzó a trabajar allí en el año 1978, en el mes de noviembre, y lo hizo hasta apenas unos días, cuando, comenzó a gozar de su última semana de vacaciones, y tras ella, sus “vacaciones definitivas” o la tan ansiada jubilación.

 Hoy, domingo 28 de junio celebra sus 60 años, y después de casi 42 años de trabajo en la céntrica farmacia de nuestra ciudad, es que Mirta se jubiló; es algo que según nos contó, tenía bastante resuelto: “Yo tomé la decisión de que cuando cumpla los 60 me jubilaba”, explicó.

Son más de 40 los años en los que Mirta trabajó en la farmacia, pasando allí por muchísimos momentos, buenos y otros no tantos (42 años atrás del mostrador, mire si habrá atravesado crisis en este país). Mirta, alegre y tranquila, recuerda todos estos años con mucha alegría y los atesorará por la eternidad.

En estos años Mirta ha compartido muchísimo tiempo con sus compañeros de trabajo y con los responsables que la farmacia ha tenido a lo largo de estos años; pero no sólo con ellos es que ha compartido Mirta su tiempo, sino también con la gente que en todos estos años ha sido cliente del comercio. “Desde que comencé a trabajar en la Farmacia, aprendí muchas cosas estando detrás del mostrador, por el trato con la gente. Me gustó mucho siempre lo que hice”, destacó.

HACIENDO CAMINO AL ANDAR

En noviembre de 1978 comenzó trabajando como cajera: “en la caja estás esperando que vengan a abonarte, a veces me parecía estar de gusto; un día recibí una receta, al otro día otra, y así, hasta que aprendí a estar en el mostrador, casi te diría que me gustaba más el mostrador que la caja. Durante todos estos años hice las dos cosas; si bien yo entré como cajera, me gustó mucho el mostrador por el trato con la gente, que estás conociendo y aprendiendo siempre algo nuevo”, contó acerca de su experiencia.

A lo largo de su trayectoria laboral en la farmacia, Mirta tuvo varios empleadores; con muchos de ellos, con los que trabaja hace ya mucho tiempo, más que empleadores, Mirtuchi (tal como le dicen en la farmacia) los considera compañeros de trabajo y familia; “lo que más voy a extrañar al dejar de trabajar será a mis compañeros de trabajo, no solo la parte patronal, sino a todos mis compañeros, porque me llevo muy bien con todos, y son muy buenas  personas, por eso me gusta decir que son mi familia más que mis compañeros de trabajo”, destacó la flamante jubilada.

MIL HISTORIAS PARA RECORDAR

En todos estos años de trabajo, son incontables los recuerdos y anécdotas que se le vienen a Mirta a la memoria, tendríamos para hacer dulce si nos ponemos a contar, al menos así nos lo hizo saber Mirta, quien entre tantos momentos e historias recordó: “resulta que yo era muy apurada para atender a la gente, me parecía que no debía hacer esperar a los clientes, y por eso era muy apurada, demasiado te diría; cuando comencé a trabajar mi compañera Raquel Olivares me tenía una paciencia, que yo no sé si podría tener la misma con alguien a quien deba enseñarle a trabajar,  ella me tenía una paciencia enorme; yo iba a buscar un medicamento a determinado cajón y no lo encontraba, y estaba ahí; pero era por apurada, de atropellada, que yo no lo veía. Yo le decía por ejemplo, Raquel, no hay Sertal, y ella venía, se paraba al lado del cajón, y me decía mirá bien Mirta, y me mostraba el medicamento que yo no había encontrado”

Cuando Mirta comenzó a trabajar en la farmacia, el dueño de la firma era Humberto Bucciarelli; luego, el dueño pasó a ser Enrique Moriso, quien no era farmacéutico, y allí fue donde ingresó Osvaldo Casado, que fue con quien más tiempo trabajó. “Con Osvaldo trabajé hasta el año pasado, que falleció, y lo extrañé muchísimo, porque era una muy buena persona”, recordó Mirta, agregando que para ella fue una gran experiencia trabajar junto a Osvaldo.

Así como Mirta habló de la paciencia de Raquel, dice que los compañeros que tuvo hasta el miércoles (cuando dejó de trabajar), también le han tenido mucha paciencia, sobre todo con la tecnología, con la que todo el tiempo hay cosas que aprender, y siempre le estuvieron enseñando, o respondiendo sus inquietudes. A ellos, Mirta también los extrañará, aunque no se librarán tan fácil de ella, puesto que les prometió que todas las semanas los irá a visitar para saludarlos y matear, y de este modo extrañarlos un poco menos, y seguir compartiendo momentos.

DISFRUTAR DE LAFAMILIA

Si bien Mirta sabe que extrañará muchísimo a sus compañeros, también sabe que es hora de disfrutar de su tiempo, y de disponerse a compartirlo con su familia; Mirta es esposa, madre, abuela, y aprovechará este tiempo en el que antes estaba trabajando para compartir más momentos en familia y con sus amigos, cuando la cuarentena pase.

Además, Mirtuchi refirió que jubilarse también le permitirá tener más tiempo para ella y poder ocuparse más de sí misma: “Retirarme en este momento  me hace sentir bien para ocuparme de mí. Voy a tener más tiempo; si quiero ir al gimnasio o salir a caminar,  y cuando pase la pandemia me gustaría viajar, conocer lugares nuevos donde pueda irme de vacaciones sin preocupaciones de fechas para ir o volver”.

Felicitaciones Mirta por todos estos años de trabajo, y por esta nueva etapa, que parecía lejana pero que finalmente llegó, y hoy te tiene celebrando tu cumpleaños con la tranquilidad de que mañana lunes no tendrás que madrugar para ir a trabajar ¡A seguir disfrutando la vida!

L.G.L.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img