Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 28 de febrero de 2024
31 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Finalizó anoche la fiesta de Carnaval

Una multitud colmó la avenida San martín entre Güemes y Almirante Brown.

- Publicidad -
- Publicidad -

Pasó la segunda noche de Carnavales en Bolívar y de este modo se cerró esta fiesta popular que tuvo sus vaivenes en cuanto a la realización pero que finalmente pudo ser, para alegría de un numeroso grupo de vecinos que encuentran en ella un atractivo muy especial.

Es importante resaltar que los Carnavales tiene un sentido en la vida de los pueblos. Es una ceremonia ancestral que, de alguna manera, busca la igualación de las personas. La tradición norteña es ejemplificadora en ese sentido a través de la utilización de la harina y la albahaca, elementos imprescindibles a esos fines. Los rostros enharinados son, de alguna manera, todos iguales y el aroma de la albahaca se transforma en el predominante. Así los celebrantes huelen todos igual y sus apariencias y aspectos también se igualan en el blanco de la harina.

Como ceremonia pagana que es, se trata también de un permiso abierto para olvidar por unos días algunos frenos culturales y prepararse, cuarenta días antes de las Pascuas, para la abstinencia que tal festividad cristiana establece.

De modo que estos símbolos, que tienen una sólida raigambre cultural, son válidos de ser rescatados y mantenidos. De allí el valor de haber desarrollado, durante el fin de semana que anoche murió las Fiestas de Canaval en Bolívar, bajo la organización de la Dirección de Cultura.

Varias comparsas locales desfilaron en las dos noches, lo mismo que las batucadas y disfraces individuales. Y otras tantas murgas provenientes de ciudades vecinas colaboraron en darle colorido y sonido a la celebración bolivarense.

Fue una gran excusa también para que trabajen, y muy bien por cierto, las cantinas a cargo del Club Casariego y el Centro de Día Alegría, los food trucks emplazados en el Centro Cívico y, obviamente, los que vendieron espuma. Una buena idea de la organización fue la entrega de números a los niños que recolectaran y entregaran tarros de espuma vacío para participar de un sorteo. Se premiaba así a quienes colaboraron en una tarea de cuidado del espacio público.

Anoche, al cierre de esta edición, estaba prevista la entrega de permios a los disfraces individuales y grupales. En disfraz grupal el gran ganador fue la “Familia Pirata” y en disfraz individual ganaron el “oso negro” de Juan Moya, el “Payaso Maldito” de Matias Martínez y el primer premio fue para “Trío Limalu”, de Luciano Encinas.

Los premios instituidos son los siguientes: Adultos por disfraz individual: 1° premio $ 60.000, 2° premio $ 50.000 y 3° premio $ 40.000. En la categoría Adultos Disfraz Grupal: 1° premio $ 120.000, 2° premio $ 100.000 y 3° premio $ 80.000. En tanto la categoría Infantil fue premiada con obsequios ya sea en disfraz individual o grupal.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img