Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 24 de abril de 2024
13.2 C
San Carlos de Bolívar

Finalizó anoche el Me Encanta Bolívar 2024

Con una gran cantidad de propuestas locales de rock (en sus múltiples derivados), folclore y danzas tradicionales, se desarrolló anoche la última luna del Me Encanta Bolívar 2024, en el Centro Cívico y alrededores y en los tres escenarios dispuestos esta vez, la gran novedad de la edición.

- Publicidad -
- Publicidad -

En el escenario principal, el San Martín, la música comenzó a sonar pasadas las 19.30 horas, con la irrupción de Tiringuntingos, banda que hace música para pibes y pibas pero que también contempla a la gente grande, que encontrará un link emotivo hacia su tiempo de la niñez en algunas de las canciones.

Antes de Los Fortineritos, se compartió el video institucional del festival, compuesto de imágenes de sitios emblemáticos de nuestra ciudad, como el parque y las avenidas céntricas, junto a primeros planos de sonrientes rostros infantiles, que aportan una nota de frescura y esperanza. Cortito y al pie.

Luego de Los Fortineritos irrumpieron en escena los Brotes de Salinas, el futuro de Salinas Grandes, que nació en 2019 al calor de una idea de Marta Antognazza, una salinera histórica. Mercedes Candia y Mercedes Gallardo dirigen al cuerpo juvenil de entusiastas bailarines y bailarinas, con mucho camino por andar y una sólida institución que los cobija. A continuación fue el turno de la Escuela de Danzas de Shirley Pato. Todo fue transcurriendo muy fluidamente, sin baches entre propuesta y propuesta, lo que brindó dinamismo al encuentro e hizo posible que semejante cantidad de grupos pudieran presentarse sin que se hiciera madrugada. Punto para la organización.

Zuma fue la primera propuesta musical de la noche. El grupo liderado por el guitarrista Juan Emilio Junco desplegó un setlist donde convivieron canciones propias y algún cover celebérrimo, tal el caso de Somewhere Only We Know, de Keane, con el que abrieron su participación. Zuma prepara su segundo disco, y su gente aprovecharon este concierto para adelantar algo de lo que pronto escucharemos en las plataformas digitales.

Pero cuando nadie lo esperaba apareció ‘Don Viento’ y cambió la onda festiva que estaba gestándose. Si no, preguntelé a los artesanos y manualistas, que en su gran mayoría levantaron todo y se fueron, o se quedaron a mirar/escuchar. O se iban, o las ráfagas les llevaban su producción, y sin pagar, terrible. Un inesperado, y francamente inoportuno, viento moranista, calificaron algunos ocurrentes de esos que nunca faltan…

Del armado general de esta edición, con varios corredores y sectores, no abundaremos aquí, ya hemos descripto de qué va un diseño que, al influjo de la crisis económica, ha resultado novedoso.

A pesar del viento y de que la temperatura bajó ostensiblemente, mucha gente iba llegando al Centro Cívico, donde se concentró la mayoría del público y se dio cabida a las bandas principales del festival.

La noche continuaría en ese escenario con varias propuestas más hasta escalar al cierre, con Los Caligaris. Entre ellas, Maia Acosta Trío, Mamba Negra, Clara Tiani en banda y Sebastián Cayre.

En el Alsina, desde las 20.30 el rock jugó cartas fuertes, a partir de los shows de San Francisco al Sur y Cascada, dos de las bandas vernáculas (aunque sus músicos residen en La Plata) que mejor sonaron en general. La primera tocó algunas canciones de su disco, y anticipos del álbum que está cocinando. Su líder es Santiago González, interesante guitarrista, cantante y compositor que también forma parte de Cascada, combo liderado por la voz y la guitarra de Tomás Cascallares, con anclaje en el funk y flirteos con el pop y el rock de impronta nacional. Una pena la poca gente que se acercó, por talento y laburo estos grupos merecían más atención. Después, se presentarían allí Hijo Díscolo, La Cachafaz, Bola 1.

El cierre de la segunda y última noche del Me Encanta Bolívar 2024 estuvo a cargo de Los Caligaris que, con su clásica puesta en escena de estilo circense, le puso calor a una fría noche bolivarense e hizo bailar, cantar y delirar a una multitud.

MIRÁ LAS FOTOS DE LOS CALIGARIS

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img