Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 29 de mayo de 2022
5.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Fernando Samalea, la música y su vida

Con enorme calidez, el baterista brindó una 'charla informal'.

- Publicidad -
- Publicidad -

Convocado por su amigo bolivarense, ‘Fredy’ Álvarez, de la productora de espectáculos Sentimiento Incontrolable, y con organización y auspicio de Cultura municipal, el célebre baterista Fernando Samalea brindó el viernes una charla informal, que así se llama el ciclo que lleva adelante en todo el país, allá donde lo convoquen.

Esa charla, en tono distendido y con la participación del público, invitado y estimulado por el propio Fernando, ocurrió en el patio del viejo Club Buenos Aires, donde tienen sede Cultura y otras dependencias municipales. Entre los presentes había una mayoría de músicxs, pero también interesades en la música y el arte en general, que querían conocer a quien en el imaginario argentino siempre será el eterno baterista de Charly, aunque ha sido parte de formaciones junto a otros músicos de relieve y también es bandoneonista, compositor con varios ‘audiolibros’ y escritor (ha publicado tres volúmenes en los que recopila anécdotas e información acerca de su rico derrotero de cuatro décadas junto a los grandes del rock argentino y la canción latinoamericana).

Sentados en semicírculo, los presentes preguntaron a Fernando y también compartieron sus experiencias como músicos, en algunos puntos coincidentes con la suya, básicamente en la etapa de los inicios. Con gran calidez y notable humildad, Fernando habló de su vínculo con Charly y con Cerati, de sus comienzos tocando en fiestas judías en grandes barcos, de cómo llegó a la banda de García junto al guitarrista.

Richard Coleman, cuando tenían apenas veinte años, y de todo lo que vino después. Al bicolor le agradece todo, afirmó que de no haber sido por él, “hoy no estaría charlando con ustedes acá ni hubiera hecho todo lo que hice”. En un pasaje habló de su experiencia en Europa, básicamente en Francia junto a Benjamin Biolay, del rock argentino en general, sobre todo de las etapas fundacionales, que transitó más como público que como músico (nació en 1964), y de su faceta de escritor. Evocó con emoción la primera vez que vio a Crucis y La Máquina de hacer Pájaros en el Luna Park, siendo adolescente, y vio claramente que se venía “una nueva juventud”.

Para el final de la juntada nocturna, con la sencillez que signó su viaje a nuestra ciudad (el segundo, el primero fue en octubre 2013, para el recital de Charly frente al nuevo Cine Avenida; en ambas ocasiones ‘Sama’ vino en su moto), el artista se sentó a la batería para tocar, junto a diversos ensambles de músicos locales, algunas de aquellas entrañables canciones de García que llevamos adheridas al corazón, mezcladas a su núcleo.

Antes de todo esto, este diario entrevistó en exclusiva al ya legendario instrumentista, material que publicaremos próximamente. El encuentro ocurrió en la estación de trenes, uno de los sitios que ‘Sama’ pidió especialmente visitar.

Chino Castro.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img