Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de mayo de 2024
3.4 C
San Carlos de Bolívar

Fernando Alzueta, reflexivo en el momento de su despedida

El domingo dirá su discurso en el palco oficial y será el último como presidente de la Sociedad Rural de Bolívar.

spot_img

Fernando Alzueta está pasando por un momento muy particular. Disfrutando de la expo, esta expo que es tan suya, sabiendo que es su última muestra como presidente de la Sociedad Rural. Y quizás por eso se lo ve con una mirada distinta, en la que nos atrevemos a adivinar una nostalgia anticipada, porque cuando deje de ser máxima autoridad de la institución también tomará otros rumbos su vida familiar. Se radicará en Uruguay, en algún pueblo con mar donde asegura tener muchos amigos y eso importa una decisión que seguramente conmueve.

Fernando fue el hombre que con su impronta provocó una de las transformaciones más importantes de la Rural, acercando voluntariado al trabajo de cada día, poniendo a la institución mucho más cerca de las realidades populares y especialmente abriendo el diálogo interno. Impulsivo, vehemente, sanguíeno, es al mismo tiempo un tipo de corazón enorme y sensible. Por eso a lo largo de ésta, nuestra última nota al presidente Alzueta, se le humedecieron los ojos fugazmente, porque también es cierto que es muy permeable a las emociones, que nunca disimula ni reprime.

“Estoy muy contento con esta expo y la gente está contenta. El termómetro siempre lo marca el primer sábado, especialmente la cena. Ahí había unas ganas de bailar y divertirse llamativas y el domingo fue muy buena la afluencia de gente. Hacía rato que no se veía la pista central tan repleta de público. A las 8 de la mañana ya había personas esperando que se abrieran las puertas y creo que superamos las 15.000 personas”.

Coincidimos con varios en que esto parece una especie de milagro…

“Si, el comercio le ha puesto mucha onda. Ya no ves locales feos. Antes alguno se veía pero todos han hecho muy buen trabajo. Es una tarea en conjunto con la Cámara de Comercio que es un pilar muy importante en esta expo. La verdad es que la actual comisión directiva se está haciendo cargo de su participación. Lo que pidieron se lo dimos pero también es cierto que ellos cumplieron con su parte. Y por supuesto que le comercio ayuda a que la muestra esté linda y eso nos da ganas de hacer más cosas”.

Es tu última exposición como presidente de la Rural, pero decís que seguís con ganas de hacer cosas, ¿cómo se compatibiliza eso?

“El amor que siento por la institución no se me va por más que me vaya a otro lado y mi carácter me lleva a seguir trabajando. A mí me gusta mucho todo esto, me gusta la parte gremial, en la que aún cuesta conseguir gente. Ayer me preguntaron sobre si me arrepentía de algunas cosas hechas y dije que sí, algunas no haría de las cometidas en el fragor del 2008. Pero acepto que fueron hechas en ese momento y a partir de allí todos fuimos madurando, toda la dirigencia fue madurando.

Algunos se quedaron. Pero hoy la apertura que tiene la Sociedad Rural con la sociedad, con los barrios, los clubes. Es muy importante lo que estamos haciendo con Casariego, con la heladera comunitaria de la parroquia, hay casi 700 chicos haciendo deporte en el predio. Esa es la parte que no se vé de la Rural, pero es muy importante. Por eso el domingo desfilarán algunos chicos que se educan deportivamente en el predio de la institución. En fin, se hacen muchísimas cosas además de la expo a lo largo del año”.


¿Te molesta de alguna manera el nacimiento de Productores Agropecuarios Unidos (PAU)?

“No, de ninguna manera. Yo soy un fruto de Productores Autoconvocados, así que entiendo perfectamente el fenómeno. Pero siempre respondí a una organicidad y buscando la institucionalidad. Nosotros en Autoconvocados votábamos, hacíamos asambleas así fuésemos 10 ó 300 personas. El mandato siempre salía de la asamblea. Podés estar en desacuerdo con las instituciones, pero siempre hay que tratar de buscar una meta”.

Finalmente el reclamo por los caminos rurales es el mismo que hace la Rural, ¿por qué el desencuentro entonces?

“El tema son las formas. Cuando las formas implican ataques personales es difícil el retorno. Cuando atacás a un dirigente en forma personal y lo acusás de intereses creados el retorno es complicado. Yo no tengo intereses creados con nadie. Ni con el municipio ni con nadie. Lo mismo cuando se dice que los concejales o el intendente son chorros. Es muy difícil volver al diálogo después de eso. Además es malo ser monotemático, porque ahí vienen las frustraciones. Bolívar no solo tiene problemas con los caminos, está la ordenanza fito sanitaria, el tema actual de la suspensión de las guías porque en la sanidad sale un toro positivo, un verdadero disparate que hemos hablado con el Ministerio, una medida dictada desde atrás de un escritorio y 100 temas más.

“Además, como presidente de una institución siempre quise y propicié el diálogo. Cuando deje de ser presidente de la Rural puedo hacer lo que quiera, pero mientras lo sea, cuando me convoquen al diálogo allí estaré. Hay una gran diferencia entre pegar el grito y estar detrás de una institución. Acá hay 1000 socios a los que hay que respetar”.


“También quiero aclarar que a los PAU no es que no los dejamos venir a la exposición. Ellos venían bajo el paraguas de la Comisión Vial. Allí está PAU, Sociedad Rural, SRA, Federación Agraria y Cooperativa Agropecuaria. No hubo consenso en la Comisión Vial y allí surgió el inconveniente. Si estás en una comisión que decide una cosa luego vos no podés hacer la otra. Es lo que dice la mayoría”.

¿Qué vas a decir en tu último discurso como presidente?

“Es el primer año que no tenga nada escrito. Seguramente me voy a emocionar, como me pasó con los Veteranos el domingo pasado. Están haciendo una obra monumental después de 40 años y nadie los reconoce aún definitivamente, más allá de una pensión. Creo que no voy a centrar mi discurso en reclamos sino en lo que está pasando, la tristeza que está dejando a la sociedad este país. Eso me angustia mucho”.

¿Por eso te vas a vivir a Uruguay?
“Cuando vos estás bien en un lugar, no te vas. Pero estoy muy bien allí, hace 20 años que vamos (de vacaciones), tenemos amigos y no es la panacea pero tienen reglas claras, que es lo que me gusta a mí. Además no existe el grado de violencia que hay aquí, que es muy preocupante. Hoy mi hijo está por otro lado, lo bien que hace, pero no creo tener el seguimiento familiar para la empresa. De modo que seguiré con alguna actividad acá, otra allá, pero nos seguiremos viendo. Aquí voy a seguir produciendo y será siempre el lugar que quiero.”

Vamos a tener a una mujer como presidenta en ejercicio…

“Si, claro. Analisa es actualmente la vice y tendrá que asumir. Pero se van a arreglar muy bien. Hay mucha gente preparada y me van a reemplazar perfectamente. Cuando se fue Barrio parecía que la Rural se cerraba, luego vinieron varios que le pusieron sus improntas personales y eso va a volver a suceder. La historia dirá cómo hemos sido cada uno y para qué hemos servido. Para eso está la historia.”

Dejá una respuesta

spot_img
spot_img
spot_img

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img

Edición Impresa

spot_img
spot_img
spot_img