Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 17 de julio de 2021
10.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Fernando Alzueta fue reelecto y presenta proyectos nuevos y otros a terminar

Fernando Alzueta, presidente de la Sociedad Rural de Bolívar, fue reelecto a fines de mayo por un nuevo período de dos años al frente de la entidad de la avenida Mariano Unzué.

- Publicidad -
- Publicidad -

Alzueta llegó a la presidencia en 2011 tras la posta que le pasó Luis Leonetti (que le ganó en 2009 las primeras elecciones de la historia a Marcos Garmendia) y luego de dos mandatos le pasó la posta a Pedro Vigneau. Pero aquel mandato lo llevó adelante Fernando “Pichu” Criado, vice de Pedro, porque Vigneau asumió mayores responsabilidades en AAPRESID que lo tuvieron lejos de Bolívar mucho tiempo.

Vencido el mandato de Pichu en 2017, Alzueta volvió a la presidencia, y en 2019 fue reelecto. Parecía que era la última; pero algunas cuestiones ocurrieron que hicieron que prácticamente lo obligaran a tomar el timón por dos años más, en los que dice que “serán los últimos”.

- Publicidad -

2008 marcó un punto de inflexión en tu vida y en la de muchos productores de Bolívar; pero en tu caso fue el comienzo de una etapa dirigencial para vos…

– Han pasado los años y me he vuelto blanco en canas. Creo que fue un hito muy importante para la dirigencia rural a nivel país, no sólo en Bolívar. Nosotros fuimos un lugar fuerte de lucha, de mucho gremialismo en la ruta con asambleas permanentes. Hacía muchos años que no sucedía eso, y se unieron el campo y la ciudad, y Capital Federal más que nada lo fue entendiendo, que no éramos los oligarcas, como nos decían.

En aquel momento tuviste un rol protagónico subiéndote a una camioneta y hablando para los autoconvocados en la rotonda…

– ¿Sabés que no me acuerdo por qué subí a la camioneta? Sería porque nadie quería agarrar el megáfono, y de ahí en más se creó mucha amistad con muchos productores que por ahí no nos conocíamos, y autoconvocados de Bolívar tuvo mucho reconocimiento a nivel nacional, me tocó ir a hablar al Congreso en representación de autoconvocados del país.

Hay una foto al lado de un camionero grandote en la ruta que quería pasar sí o sí, hay otra tuya subido a una pared de la Legislatura…

– La foto de la Legislatura es el día que Scioli mandó un revalúo al Impuesto Inmobiliario y gracias a Dios lo pudimos dar vuelta porque era impresionante lo que se venía. No la pasamos muy bien, fue una batalla campal ese día, de barras bravas que de arriba de la Legislatura nos tiraban con botellas cargadas de agua o de arena, a varios les rajaron la cabeza. Ese día fue bravo, ojalá nunca más se repite; aunque en este país se repiten muchas veces las cosas malas.

Fue un cambio en la parte dirigencial y lo hice con mucho cariño, le metí mucha garra, con errores y algunas virtudes; pero con muchos errores, hay muchas cosas que no las volvería a hacer, con mucha aceptación y ayuda de la familia, que si no tenés eso es imposible, y después se armó un lindo grupo de laburo, algunos se van quedando, otros se van yendo, aparece gente nueva.

Aquellos más de 100 días en la ruta fueron desgastantes, te das cuenta cuando viene gente preparada para incitar a la violencia, el caso de algunos camioneros, y después ellos nos decían que venían mandados para haber pequeños fuegos en distintos lugares del país para que esto no pasara a mayores.

Tu exposición hizo que le ofrecieran a Laura Henández, tu esposa, una concejalía en 2009…

– Sí, Laura tiene carrera propia hecha, es una persona muy capaz. Son las cosas que van haciendo que participes y sin querer te vas metiendo. Una vez que me meto voy para adelante y te vas encontrando con cosas muy lindas y también con muchos sinsabores, no sólo de la vereda de enfrente, a veces del mismo palo.

Este es un gremio duro, muchas veces poco simpático, muy poco comunicativo, de mirarse el ombligo. Hay cosas que han cambiado para bien y hay otras que nos va a costar mucho cambiarlas. Todos estos esfuerzos tienen que terminar en política partidaria, no sólo en la gremial. Pero cuando llega uno a la política es como que lo abandonamos, pasa a ser político y no del palo nuestro. Tendría que pasar como en Brasil, que pone productores en distintos partidos y cuando se trata algo del campo se junta el Bloque Verde y no los movés de ahí. Nosotros tuvimos 8 ó 9 agro diputados de buena labor y los dejamos solos.

También tiene que ver con que la tarea de ustedes es intensiva y el centralismo porteño que viene de la época de Unitarios y Federales te demanda tener que ir sí o sí a Buenos Aires…

– Sí, y la política partidaria muchas veces no te permite la entrada, porque te ven como una piedrita en el zapato, y cuando querés ingresar te hacen un poquito de lado porque no somos del palo.

Les pasó a Buzzi, a De Angelis…

– Sí, cuando ingresás a la política tenés que dialogar, que es lo que siempre reclamamos. Porque vos dialogués hoy con una persona que en 2008 estuvo en la vereda de enfrente, no quiere decir que estés traicionando tus principios, para nada. Si no tenés diálogo te quedás solo. A mí mientras me llamen a dialogar y mi Comisión Directiva me lo permita, voy a ir a dialogar con cualquiera.

El 2008 trajo algunas fisuras que hoy ya están sanas, muchas veces las elecciones no llevan a lo que uno desea, porque el que gana se queda solo y el que pierde se va a la casa; pero después tuvimos el apoyo de varios ex integrantes y eso pasó al olvido. También en ese momento se pensaba que “los loquitos de la Ruta van a destruir todo” y no fue así, las pruebas están a la vista.

Puede que se vea a la institución como muy presidencialista; aunque hoy ya no es así, hay un equipo atrás que resuelve muchísimas cosas, el 80 por ciento de la diaria no lo resuelvo yo. Tenemos empleados de muchos años, yo antes decía “cómo un presidente no va a estar en la Rural”, y hoy hay semanas que no voy, existen las conexiones virtuales que han cambiado muchos hábitos.

Tengo una comisión fabulosa y una secretaria de lujo como es María Angélica Parma, en la diaria hace todo ella.

La participación de las mujeres ha sido muy buena…

– Tuve dos tesoreras como María Eugenia Gallo y Graziana Salloecheverría de fierro, y ahora está Emilia Noel, que cuidan el mango.

Muchas veces hablás del “día que me vaya”; pero parece que se acerca y cada vez se aleja un poco más, te siguen teniendo ahí…

– Yo había dicho que nunca más y sigo sosteniendo que no es bueno, sucedieron algunos hechos que hicieron que no pudiera ser otro el presidente, les dije que tomaba la bandera otra vez por dos años con la condición de que en este tiempo empecemos a formar al o a la presidente, porque de lo contrario me quedo sin familia. A Joaquín no le gustó nada, Laura me dijo “hacé lo que quieras”. Ya está, me gustaría seguir ligado; pero no es bueno quedarse.

¿A quién ves con chances?

– María Angélica es una figura fabulosa, sería bueno porque sería la primera mujer en la presidencia de la Rural, que no hay muchas pero ya se están animando. Carlitos Morales es una muy buena figura, es una persona que conoce la Rural, arrancar de abajo.

¿Lo de Pichu Criado fue debut y despedida?

– Sí, por ahí fue el momento. Pichu es un hombre ruralista que quiere a la Rural, siempre va a estar acá. Su abuelo era ruralista, su papá, él, se puede haber alejado momentáneamente. Pasa que esto si no lo tomás como grupal, te quema la cabeza, el grupo es fundamental.

Lo tenés a Mónaco ahí que hace no mucho que apareció y es un bastón importante para cualquier presidente…

– Fernando es una persona muy capaz también, ha arrancado de abajo, es presidenciable. Le falta conocer cosas; pero tampoco tenés que conocer todo.

Tenés gente que se ha criado ahí adentro viendo a los padres, Federico Martínez, Joaquín Bedatou, y que cuando se decidan podrían dar el paso…

– Cuando los necesitás están. Vamos a retomar el consejo asesor de ex presidente y ex vice presidentes, porque muchas veces estás metido en la diaria y necesitás de su palabra.

En esta estadía en la presidencia te diste algunos gustos, la reforma de El Fogón, la calefacción, el loteo…

– Sí, al loteo le tenía miedo. Encaré a dos o tres socios de los más viejos y más conservadores, y ellos me dijeron que había que hacerlo, uno fue Félix Bereciartúa. Lo vamos a retomar, es una materia pendiente, quiero dejarlo firme antes que me vaya.

Hay un tema recurrente en Bolívar que es la falta de una clínica. La Cooperativa Eléctrica dio un paso, ¿no habría que ir pensando en que las instituciones se vayan metiendo de a poquito en ese tema?

– En un momento estuve reunido con tres médicos jóvenes que lo veían inviable; pero hay una ventanita, creo que en algún momento puede llegar a funcionar y las instituciones tenemos que ser parte, el que pueda con su terreno, el otro con otra. Es algo que me da vuelta en la cabeza y no puede ser en el año que estamos en Bolívar tengamos que depender sólo del Hospital, que está trabajando muy bien pero no alcanza.

Creo que las fuerzas vivas tenemos que despojarnos de todo lo que tenemos, porque es donde vamos a parar todos, la salud es lo primero que uno tiene que salvar. Hay que juntarse porque esto requiere de un esfuerzo enorme, no sólo de dinero, y en esa tenemos que estar todos juntos.

Durante tu gestión volvió la Rural a tener participación en la Cooperativa Eléctrica…

– Eso se logra dialogando con la gente, con las instituciones que estaban medio cortadas en algún momento, con el municipio. Es fundamental que un lugar como la Cooperativa Eléctrica, que es de todos los socios, tenga representación institucional y no sea de política partidaria como ha pasado.

¿Qué objetivos tenés para los próximos dos años?

– Estuvimos hablando en la Comisión Directiva de hacer una expo ganadera en septiembre, corta en días, de miércoles a sábado, algo así. Y en noviembre hacer la comercial, si se pudiera, con una doma, un espectáculo el último domingo, ojalá tengamos resuelto el tema de la vacuna.

Queremos seguir sumando cosas para el productor agropecuario y lo más importante es volver a trabajar sobre el loteo, que es muy importante no sólo para la Rural sino para el habitante de Bolívar, tenemos que resolver un montón de cosas con el campo que hay ahí.

Otro de los logros de tu gestión fue darle participación a la gente de las aves, de las abejas, de los caballos…

– Pasa que la producción agrícola es muy amplia, no es sólo un toro Aberdeen Angus o un cerdo. Las abejas son de las más importantes para la sustentabilidad agrícola ganadera de la Argentina y el mundo. Están felices, pensando en hacer la Expo Miel, vamos a intentar hacer la nacional que se hace en Azul, nosotros tenemos mejores instalaciones, lo hablé con el intendente y está a fondo con eso.

Una exposición de aves es muy importante también, así como es importante coronar un toro gran campeón, también lo es coronar un gallo gran campeón, todo hace a una exposición.

También tenemos mucho apoyo de la gente de los equinos, querían hacer exposiciones, después se frenó. La pandemia raleó la actividad; pero tiene el condimento especial que cuando arranque la gente va a tener ganas de hacer cosas y no sé cómo la vamos a parar.

Angel Pesce

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img