Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 19 de julio de 2021
2.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Facundo Gallo participó del ensayo clínico de la vacuna contra el Covid 19

- Publicidad -
- Publicidad -

El joven bolivarense se postuló como voluntario en el ensayo de la vacuna que lidera el científico Fernando Polack en el Hospital Militar.

Facundo Gallo, un joven bolivarense radicado en la ciudad de Buenos Aires desde hace ya algunos años, fue parte del ensayo clínico de la vacuna contra el Covid 19 que se llevó a cabo en el Hospital  Militar Central Cirujano Mayor Dr. Cosme Argerich junto con importantes centros médicos de Estados Unidos y Brasil,  desarrollada por los laboratorios Pfizer y BioNTech.

- Publicidad -

Para conocer detalles acerca de esta interesante e inusual experiencia, LA MAÑANA dialogó telefónicamente con Facundo Gallo, quien gentilmente brindó detalles acerca de lo que representó para el ser voluntario en el ensayo clínico de la vacuna contra el Covid 19.

“Cuando comenzó la pandemia siempre tuve la idea de poder ayudar desde algún lugar. En un principio puse un cartel en el edificio que hacía los mandados a la gente mayor, sin costo, por supuesto, y después me pareció que era riesgoso, ya que tenemos una hija chiquita, y si nos enfermamos no tenemos quien la cuide, ya veo que ayudaba por un lado y hacía lío por el otro”, comenzó relatando Facundo a LA MAÑANA, quien además agregó que, también, con el fin de poder ayudar a otros, realizaron algunas colectas, y las donaciones se efectuaron a distintos hospitales.

Luego, Facundo se enteró que se necesitaban voluntarios para testear la vacuna, con lo cual, llenó un formulario online para postularse. Al tiempo de haberse inscripto fue anoticiado de que había sido aceptado como voluntario, y desde ese entonces, cada quince días volvían a contactar a Facundo para ver si efectivamente seguía interesado en participar del testeo. En el contacto con este medio, el joven bolivarense destacó la gran organización por parte de quienes realizan el ensayo, desde que se inscribió hasta que participó de las distintas instancias del testeo.

El día de la colocación de la primera vacuna para Facundo, lo pasaron a buscar por su domicilio y lo llevaron al Hospital Militar Central, donde se realiza el ensayo clínico. Lo primero que hicieron fue realizarle una serie de controles, fue atendido por un médico, quien a su vez le proveyó de elementos tales como barbijo, un termómetro personal, agua y una barra de cereales.

A su vez, ese médico le explicó cómo será el procedimiento, y le hizo firmar un contrato de consentimiento, en el que explican el detalle cómo es todo el proceso. Facundo destacó que en todo momento  le dicen que si quiere retirarse y dejar de ser voluntario lo puede hacer, y que fueron muy profesionales, y sobre todo muy responsables.

 “Te inyectan una parte del arn del virus para que se replique en el cuerpo y éste, cuando reconoce al virus lo pueda atacar, generando anticuerpos”, comentó Facundo, agregando que son dos las dosis que se aplican a cada voluntario, y que él ya tuvo las dos aplicaciones.

Luego de firmar el consentimiento,  pasan a otra instancia en la que les sacan sangre, Tras eso, realizan un hisopado, ya que el testeo es enmascarado; Facundo contó que es la parte más difícil de entender. “Te hacen un hisopado, y toda la información surgida va a Estados Unidos, nosotros solo somos sujetos de estudio y un número, si a mí el hisopado me dio positivo, nunca me enteraré. Ellos necesitan que el testeo sea enmascarado para saber si los anticuerpos son generados por la vacuna y no por mi cuerpo en sí porque haya tenido Covid (es un ejemplo), sino eso da error, es un falso positivo”, relató

Siguiendo con su relato agregó que, luego de eso, se les entrega “el Diario”,  un dispositivo para realizar un seguimiento. Es para la evaluación de pacientes; se utiliza un sistema electrónico de monitoreo, operado por voluntarios por medio de una app, que es atendido por un equipo médico de vigilancia. Una vez por semana, Facundo debe informar si tiene síntomas o no; en caso de tenerlos, recibiría un llamado telefónico a fin de tener atención al respecto.

Finalmente, llega la aplicación de la dosis de la vacuna; “te llevan a un box y te hacen mirar para otro lado, no te dejan mirar cuando te colocan la vacuna. Luego, te dejan 30 minutos sentado quieto en el box, en el caso de que, por ejemplo, padezcan un shock anafiláctico (reacción alérgica muy violenta)” comentó  Facundo.

El joven contó además que el ensayo clínico tiene un diseño denominado doble ciego, esto significa que la mitad de las personas recibieron la vacuna y a la otra mitad se les colocó un placebo, sin que médicos ni pacientes conozcan qué administraron o recibieron, para garantizar la objetividad de los resultados. El estudio,  también, prevé el seguimiento de los pacientes durante dos años con visitas programadas al Hospital Militar Central.

Luego de la primera aplicación, Facundo no acusó síntomas; pasados 15 días, debió regresar al Hospital Militar Central para recibir la segunda dosis.

En la segunda parte, fue nuevamente hisopado, y luego le colocaron la segunda dosis, tras la cual tampoco sintió cambios significativos en su organismo.

En diálogo con LA MAÑANA, Facundo refirió que en el contrato de consentimiento que firman, entre la vasta información que les brindan, mencionan los beneficios de la aplicación de la vacuna; en caso de que la vacuna se apruebe, dado que está en las fases finales, existiendo la posibilidad de haber recibido la vacuna (ellos no lo saben, como se mencionó antes). Para ello, podrían corroborarlo luego con un test de anticuerpos.

Luego de las aplicaciones, Facundo siguió su vida con total normalidad, y aclaró que, en caso de que presentara síntomas, o lo que fuere, el Hospital no le brindará atención especial por haber sido voluntario, ya que en el consentimiento queda establecido que son sujetos de estudio, con lo cual, debe ser atendido por su obra social o a quien él se dirija. Sí debe, por cuestiones de estudio, y por formar parte de la muestra, dar aviso a través de la app, para que tengan la información de lo acontecido.

Al finalizar el contacto con este medio, Facundo destacó que se siente sumamente bien, no solo físicamente, sino también en el aspecto emocional, ya que la idea de participar de este ensayo surgió a partir de la necesidad de poder colaborar de algún modo con otros, en este difícil contexto que nos atraviesa por la pandemia generada por el Covid 19.

L.G.L.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img