Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 08 de octubre de 2021
5.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Expo Angus, un espejo donde mirarnos

- Publicidad -
- Publicidad -

La palabra es alegría. La sentimos con toda franqueza al recibir una vez más la Expo Angus de Otoño.

 La alegría surge de reencontrar, por imperio de esta fiesta de la ganadería nacional, a un puñado de muy buenos amigos que hemos logrado cosechar y que provienen de diferentes lugares de nuestro país. Son los criadores, los apostadores recurrentes al futuro, los que independientemente de buenas y malas que se alternan en su elegido camino, nunca aflojan y que le ponen esfuerzo y corazón a una actividad que es menestar agradecer que hayan abrazado.

- Publicidad -

El país, su economía, los necesita. Siempre han sido, a lo largo de la historia de este bendito suelo, los que generan divisas genuinas y su trabajo le ha dado identidad a una Argentina que es reconocida en el mundo como productoras de las mejores carnes del universo.

Esa distinción, esa calificación, no se logró solamente por las bondades naturales de nuestras tierras. Especialmente fue posible porque hubo actores y los hay con cada vez mayores energías que le han puesto dedicación y esmero a un trabajo genético altamente profesional, que no podía generar otra cosa que excelentes resultados. Una adecuada combinación, una especie de alquimia casi perfecta que unió naturaleza, esfuerzo humano y capacidades al servicio de una idea clara, concreta, estratégica.

¡Cuánto le cabe aprender al país mismo de la ganadería argentina! Y puntualmente de los criadores de Aberdeen Angus, raza reconocida a nivel mundial como la mejor generadora de carne. Los cabañeros nacionales han sido capaces de ser, en ese nivel mundial, competidores recurrentes por el primer puesto, por ser los mejores entre los mejores. Un verdadero ejemplo a imitar por otros sectores de la economía argentina. Un espejo donde mirarse y reconocer que cuando las metas son claras, cuando al talento se le pone tesón y continuidad en la tarea, cuando no se desfallece ante el primer fracaso y, al contrario, se lo utiliza como trampolín de aprendizaje, los logros llegan tarde o temprano.

Con mucha alegría entonces nos aprestamos a vivir tres días que serán de fiesta. Para los ganaderos, para los hombres de campo de nuestra zona, para el comercio local que tendrá una oportunidad de ventas, para la Sociedad Rural de Bolívar que vuelve a abrir las puertas de sus instalaciones con generosidad y para nosotros, gente de prensa que, por ser de pueblo, nos sentimos de campo.

Bienvenidos queridos amigos. Bienvenidos sus magníficos ejemplares. Bienvenida su  fiesta que con la mano abierta comparten con nosotros. Bienvenido el fruto de su trabajo, que reconocemos y admiramos. Bienvenido el ejemplo, que trataremos siempre de imitar.

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img