Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 17 de julio de 2021
7.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Estoy esperanzado en que la situación irá mejorando, por la vacunación”

Con énfasis, el cardiólogo Marcelo Amaro recomienda vacunarse.

- Publicidad -
- Publicidad -

Amaro confía en que la segunda ola de covid en Bolívar irá bajando, gracias a la vacunación. Pero también dice que, después de lo que vivimos, no se ilusiona fácil y que no hay que “relajarse”, para no recibir un nuevo “cachetazo”. “Yo recomiendo a todos vacunarse: no evitan el contagio, pero minimizan el efecto de la enfermedad”, insta con énfasis, a la vez que remarca que las vacunas continuarán llegando, ya que “le conviene al mundo”. En cuanto a las nuevas cepas, “en un porcentaje las actuales vacunas podrán combatirlas”.

El cardiólogo Marcelo Amaro se desempeña en la sala Covid 3, una de las que se abrieron en la emergencia. Como se sabe, casi todos los servicios del “Miguel Luis Capredoni” fueron readecuados para atender a pacientes del gran virus de esta época, una desesperante cantidad diaria en abril y mayo que este mes ha ido bajando, ya que hace días que hay camas libres de las cuarenta y ocho disponibles tras unos dos meses a tope. Covid 3 recibe a los pacientes más graves, que requieren respirador artificial, ya sea por intubación o traqueotomía.

- Publicidad -

¿Se puede decir que la segunda ola en Bolívar está controlada?

-Yo aún no me ilusiono. Por el Día del Padre iba a haber un coletazo de aumento de contagiados. Hay que mantener conducta expectante, yo no me ilusiono tan fácil. Será que teníamos pocos contagiados, y después recibimos ese cachetazo, con esa oleada importante desde fines de abril a mayo, que fue muy triste desde todo aspecto.

Los que no quieren vacunarse “no tienen excusas válidas”

¿Y aprendimos todo este tiempo, cómo evaluás la conducta de la comunidad?

-Mitad y mitad. Tenemos personas que no se quieren vacunar, incluso personas jóvenes, y gente grande que tampoco. No tienen excusas válidas. Y otros tienen temor y tardan en vacunarse, por desconocimiento. Yo les recomiendo a todos que lo hagan. No evitan el contagio, pero minimizan el efecto de la enfermedad. La mayoría de los internados no estaba vacunada, por diversas causas, y un pequeño porcentaje había recibido una sola dosis, pero hacía muy poco. Eso refleja que quienes se contagiaban habiendo recibido las dos dosis, no requerían internación. (…) Con tanta gente vacunada, me entusiasmo pensando que habrá menos internaciones.

Seguramente por eso estas semanas hay camas libres, después de casi dos meses a tope.

-Sí. Pero no hay que confiarse ni relajarse. Todavía tenemos un rango etario no vacunado, y este virus no respeta edades: hemos tenido pacientes internados, con complicaciones, de veintipico de años. Y sabemos que personas de esa edad, y más chicas también, se reúnen, es un manejo difícil con ellos. Hay que estar pendientes de eso. Convengamos que en la última parte de mayo, la edad promedio de internados era sesenta años, cuando anteriormente habían sido de más de ochenta.

“Por el miedo, la concientización aumentó”

¿En lo relativo a los cuidados individuales, al cumplimiento de ese ya viejo slogan del ‘cuidate para cuidarme’, hemos mejorado?

-Se ha ido entendiendo la situación. La concientización aumentó estos dos meses, por el miedo, por ver que en el hospital no había camas para internarse por ningún problema, porque la salud existe y siguen las enfermedades de toda la vida. Mucha gente tuvo familiares, amigos o conocidos internados que no la pasaron bien, o que aún en su casa tampoco la pasaron bien. Eso provocó un efecto dominó. A esta enfermedad no hay que tenerle miedo, pero respeto sí. No digo vivir en una cápsula, encerrado, sin ver el sol, sino tomar los recaudos que todos conocemos. Parecen tontos esos cuidados, pero ayudan muchísimo.

Circula en algunos países una nueva cepa decovid, la Delta. ¿Ocurrirá que no terminaremos de emerger de la segunda ola cuando se nos vendrá encima la tercera? Y por otra parte: ¿las actuales vacunas sirven contra esas nuevas cepas, que serían aún más peligrosas que las conocidas?

-Sí, están la cepa Delta y la Kappa. Seguramente van a entrar a la Argentina, pero creo que un porcentaje de la vacuna podrá combatirlas. No te digo en el cien por cien, pero en un porcentaje las vacunas tendrán efectividad, todas esas cepas tienen un origen común. Lo que hay que hacer es estar atentos, mirar el mundo para ir tomando las medidas que corresponden. Siempre lo mejor es prevenir. Observar y prevenir, ganar tiempo.

¿Septiembre amor?

Si te pido que hagas un ejercicio de imaginación y te ubiques en septiembre, en Bolívar, ¿qué ves?

-Ah, buena pregunta. Yo espero ver que haya muchas menos infecciones; que tengamos un poco más de libertad pero porque la enfermedad esté más controlada; que el hospital y el CRIB se reorganicen como antes. Y que, al llegar Navidad, nos acerquemos a la vieja normalidad, que quizá recuperemos recién a mediados del año que viene, o un poco más adelante. Estoy esperanzado en que la situación irá mejorando, con base en la vacunación, y que en septiembre daremos los primeros pasos de ese proceso.

Eso es lo que querés ver, pero también lo creés posible. Sos un optimista moderado.

-Exactamente. Sin dejar de tener en cuenta que este virus es muy variable.

Y puede dejarte en ridículo en un rato.

-Claro. Pero en septiembre creo que vamos a estar mejor, por la vacuna. Hoy en Bolívar ya hay mucha gente vacunada, y ahora todos quieren vacunarse, porque ven que a una mayoría le es útil y la salva. Conozco gente de edad con covid que la está pasando relativamente bien, y es por la vacuna, sin estar inoculadas seguramente esas personas hubiesen requerido internación.

A diferencia de lo que ocurría hace unos meses, hoy podemos tener la certeza de que las vacunas seguirán llegando.

-Sí, yo creo que sí. Habrá pormenores, que vienen o no vienen, pero van a llegar. Porque esto no le conviene a Bolívar solamente, sino al mundo. Cuando a un país no llega, por los motivos que sean, vos le estás dando al virus la oportunidad de mutar y de que en algún momento vuelva a hacerse resistente a una vacuna, y entonces ahí es cuando se propaga fácilmente a todas las poblaciones.

Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img